AC­TUA­LI­DAD

ES­TA ES UNA RA­DIO­GRA­FÍA A NO­SO­TROS, QUE NO NOS PREO­CU­PA­MOS DE DIS­MI­NUIR NUES­TROS RE­SI­DUOS; DE HE­CHO PRO­DU­CI­MOS 456 KI­LÓ­GRA­MOS AL AÑO POR PER­SO­NA, Y GRAN PAR­TE TER­MI­NA EN EL MAR, CREAN­DO IS­LAS DE BA­SU­RA Y PRO­VO­CAN­DO LA MUER­TE DE MI­LES DE ES­PE­CIES.

NuevaMujer - - ÍNDICE - Por: Ca­ro­li­na Pal­ma Fuen­teal­ba.

"Las pi­las con­tie­nen me­ta­les pe­sa­dos que afec­tan nues­tra sa­lud; cuan­do to­can la tie­rra o el mar con­ta­mi­nan irre­ver­si­ble­men­te, y de­mo­ran en de­gra­dar­se has­ta mil años”, re­pe­tía cons­tan­te­men­te mi pro­fe­sor de mú­si­ca en En­se­ñan­za Bá­si­ca. Has­ta aho­ra no com­pro las pi­las chi­nas ba­ra­tas por­que con­ta­mi­nan aún más, y cuan­do “mue­ren” las guar­do en una ca­ja ce­rra­da pa­ra lue­go de­po­si­tar­las en un pun­to de re­ci­cla­je cer­cano. Es esen­cial dar el ejem­plo a los ni­ños e in­cen­ti­var­los a dis­mi­nuir su ba­su­ra. ¡Les que­da en la me­mo­ria! Green­pea­ce Chi­le aler­tó so­bre la gran can­ti­dad de ba­su­ra que ge­ne­ra­mos los chi­le­nos, ci­fra que as­cien­de a 456 ki­ló­gra­mos al año por per­so­na y que nos si­túa co­mo el país que más re­si­duos por per­so­na pro­du­ce en Su­da­mé­ri­ca. En sim­ple, los más cochinos. Se­gún el or­ga­nis­mo The Was­te Atlas, Chi­le su­pera a otros paí­ses co­mo Bra­sil (383 ki­los), Uru­guay (376), Pa­na­má (343) y Ar­gen­ti­na (341). La mi­tad de los desechos del país se ge­ne­ran en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na, y la ma­yo­ría se de­po­si­tan o en re­lle­nos sa­ni­ta­rios que se ajus­tan a la nor­ma­ti­va, o en otros cuan­tos ile­ga­les, es de­cir, que ca­re­cen de calificaciones am­bien­ta­les. Cuan­do de­ja­mos nues­tra ba­su­ra fue­ra de ca­sa nos ol­vi­da­mos del te­ma, por­que po­cos ana­li­zan que, a la lar­ga, los ele­men­tos con­ta­mi­nan­tes po­drían afec­tar las na­pas sub­te­rrá­neas. Des­de el Go­bierno se creó la Ley de Fo­men­to al Re­ci­cla­je, nor­ma­ti­va que es­ta­ble­ce que to­dos los pro­duc­to­res o im­por­ta­do­res de pro­duc­tos prio­ri­ta­rios de­ben ha­cer­se car­go de los bie­nes una vez que ter­mi­nan su vi­da útil. No ha es­ta­do exen­ta de po­lé­mi­ca, por­que al­gu­nos sec­to­res con­si­de­ran las me­tas po­co rea­lis­tas: se bus­ca ele­var la ta­sa de re­uti­li­za­ción de desechos des­de me­nos del 10% al 30%.

BOL­SAS PLÁS­TI­CAS

Qui­zás uno de los pro­ble­mas más re­le­van­tes, y que de­pen­de en gran me­di­da de no­so­tros, es el uso ex­ce­si­vo de bol­sas plás­ti­cas, que de­mo­ran apro­xi­ma­da­men­te 300 a 500 años en de­sin­te­grar­se. Des­de Green­pea­ce con­fir­man que anual­men­te 1 mi­llón de aves y 100 mil ma­mí­fe­ros mue­ren a cau­sa de la in­ges­ta de plás­ti­co. Al me­nos 267 es­pe­cies son afec­ta­das di­rec­ta­men­te por con­su­mo de plás­ti­co, den­tro de ellas, el 86% de to­das las es­pe­cies de tor­tu­gas, 44% de es­pe­cies de pá­ja­ros ma­ri­nos, y 43% de las es­pe­cies de ma­mí­fe­ros ma­ri­nos. Es muy tris­te, por­que las aves y tor­tu­gas ma­ri­nas tien­den a con­fun­dir las bol­sas plás­ti­cas con pre­sas… Del to­tal de ba­su­ra pre­sen­te en los océa­nos, en­tre el 60% y el 80% co­rres­pon­den a plás­ti­cos en di­ver­sos for­ma­tos. Pa­ra el 2050 – si se con­ti­núa es­te pa­trón de con­ta­mi­na­ción– se pro­nos­ti­ca que exis­ta más ma­sa de plás­ti­cos que de pe­ces en los océa­nos. Y tú, ¿sabías que la mi­tad del oxí­geno que res­pi­ra­mos se lo de­be­mos al mar? Tal es la mag­ni­tud del pro­ble­ma que, du­ran­te su in­ter­ven­ción en la Asam­blea Ge­ne­ral de las Na­cio­nes Uni­das, la pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let anun­ció que el Go­bierno en­via­rá un pro­yec­to de ley “que prohi­bi­rá el uso de bol­sas plás­ti­cas en ciu­da­des cos­te­ras”, la que de­bu­ta­ría den­tro de los pró­xi­mos do­ce me­ses, con­vir­tien­do a Chi­le en el pri­mer país de Amé­ri­ca en im­ple­men­tar es­te ti­po de ley. ¿Qué más po­de­mos cam­biar? So­le­dad Acu­ña, vo­ce­ra de la cam­pa­ña an­ti-plás­ti­cos de Green­pea­ce Chi­le, se­ña­la que de­be­mos lo­grar re­du­cir el con­su­mo de plás­ti­co do­més­ti­co. “De­be­mos ge­ne­rar cons­cien­cia, pri­me­ro en las ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos y re­tails, que en ca­da com­pra nos en­tre­gan ma­te­rial plás­ti­co que de­mo­ra 400 años en de­gra­dar­se. Ca­da una de esas bol­sas que lle­va­mos a ca­sa con­ta­mi­na ge­ne­ra­cio­nes de ge­ne­ra­cio­nes. Son bol­sas uti­li­za­das só­lo du­ran­te 15 mi­nu­tos, las que lue­go desecha­mos e irre­me­dia­ble­men­te ter­mi­nan en nues­tras cos­tas”, agre­ga So­le­dad, don­de son in­ge­ri­das por ani­ma­les pa­ra lue­go vol­ver a la pro­pia in­ges­ta de quie­nes con­su­men pro­duc­tos del mar, in­cor­po­rán­do­se en nues­tra ca­de­na ali­men­ti­cia. “Co­mo ciu­da­da­nos de­be­mos exi­gir que no ha­ya más bol­sas plás­ti­cas en los co­mer­cios de to­do Chi­le, y a la vez ele­gir pro­duc­tos que ten­gan un tra­za­do in­dus­trial ami­ga­ble con el

me­dioam­bien­te y que es­tén co­mer­cia­li­za­dos con ma­te­ria­les no­bles co­mo pa­pel, car­tón o te­la, en­tre otros”. En la Wild­li­fe Con­ser­va­tion So­ciety- Chi­le ( WCS) rea­li­zan ac­ti­vi­da­des pa­ra con­cien­ti­zar so­bre la ba­su­ra, co­mo la lim­pie­za de pla­yas. Ha­ce po­co mos­tra­ron un im­pac­tan­te vi­deo vi­ral que mues­tra el pro­ble­ma de la ba­su­ra en una pe­que­ña e im­por­tan­te po­bla­ción de ele­fan­tes ma­ri­nos en un fior­do aus­tral de Tie­rra del Fue­go. La pro­tec­ción ma­ri­na es aún in­fe­rior a la te­rres­tre, y con­se­cuen­te­men­te se pro­du­ce el co­lap­so de mi­les de pes­que­rías en to­do el mun­do, in­clui­do el mar de la Pa­ta­go­nia, eco­sis­te­ma de gran ri­que­za bio­ló­gi­ca.

¿CÓ­MO SER EN UN APOR­TE?

En­ton­ces, es vi­tal dis­mi­nuir la can­ti­dad de ba­su­ra que ge­ne­ra­mos. Al­gu­nos apor­tes que pue­des ha­cer tú mis­ma es re­cha­zar las bol­sas plás­ti­cas, las bom­bi­llas plás­ti­cas, in- ten­tar com­prar me­nos pro­duc­tos en­vuel­tos en plás­ti­co, evi­tar la com­pra de ob­je­tos de un so­lo uso; pre­fie­re to­do bio­de­gra­da­ble, no uti­li­ces va­sos o cu­bier­tos desecha­bles. Tal co­mo nos con­tó la ac­triz Jua­ni­ta Rin­ge­ling, una ex­ce­len­te idea es an­dar con tu pro­pio te­ne­dor y cu­chi­llo, y lle­var un ta­zón pa­ra que no te den va­sos de car­tón en los ca­fés. ¿Lo más im­por­tan­te? Re­pa­rar y re­ci­clar. En nues­tro país se pro­du­cen 17 mi­llo­nes de to­ne­la­das de ba­su­ra por año, y de eso só­lo re­ci­cla­mos un 10%. Co­mo lo mues­tra la cuen­ta de Ins­ta­gram @ va­ya­con­su­mis­mo, prác­ti­ca­men­te to­do po­dría re­ci­clar­se: ca­jas de car­tón, vi­drio, plás­ti­co, ro­pa e in­clu­so te­lé­fo­nos ce­lu­la­res y compu­tado­res. Si quie­res co­nec­tar­te aún más con el te­ma, con los res­tos de fru­tas y ver­du­ras pue­des rea­li­zar com­post. ¿Qué es? Un fer­ti­li­zan­te de re­si­duos or­gá­ni­cos. Cuan­do hacemos com­post en ca­sa re­du­ci­mos al me­nos en un 50% el vo­lu­men de ba­su­ra, y ge­ne­ra­mos abono or­gá­ni­co pa­ra las plan­tas.

LIM­PIE­ZA DE PLA­YAS

En 2016, la ONG in­ter­na­cio­nal Ocean Con­ser­vancy – jun­to a la Di­rec­ción Ge­ne­ral del Te­rri­to­rio Ma­rí­ti­mo y de Ma­ri­na Mer­can­te de la Ar­ma­da de Chi­le y el Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te– reali­zó una lim­pie­za en 100 pla­yas chi­le­nas que con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de más de 10.000 vo­lun­ta­rios. Se re­co­lec­ta­ron más de 91.000 ki­los de ba­su­ra. Y al­gu­nas gran­des em­pre­sas se su­man a es­ta gue­rra pa­ra de­vol­ver al­go del equi­li­brio per­di­do. Ha­ce 12 años se ins­tau­ró el Día In­ter­na­cio­nal de Lim­pie­za de Pla­yas, que bus­ca crear con­cien­cia de la im­por­tan­cia del cui­da­do de las pla­yas y el bor­de cos­te­ro. En es­te con­tex­to la mar­ca Aus­sie – de tien­das Pa­ris– reali­zó re­cien­te­men­te la lim­pie­za de pla­ya In­fier­ni­llo, en Pi­chi­le­mu, ba­jo el con­cep­to de “Trash Mo­ney”, es de­cir, la ba­su­ra re­co­lec­ta­da po­día ser uti­li­za­da co­mo “di­ne­ro” pa­ra in­ter­cam­biar por una po­le­ra de edi­ción li­mi­ta­da de la mar­ca. ¿Lo más re­co­gi­do? Pe­da­zos de plu­ma­vit, co­li­llas de ci­ga­rros, ta­pas y bo­te­llas de plás­ti­cos, en­vol­to­rios de co­mi­da y bo­te­llas de vi­drio. Otra mar­ca que si­gue es­ta ten­den­cia es Cer­ve­za Co­ro­na, que lan­zó Vo­lun­ta­rios por el Océano, pro­gra­ma en el cual se re­clu­ta­rán a cua­tro per­so­nas com­pro­me­ti­das con la pro­tec­ción de nues­tros océa­nos pa­ra que asis­tan a un Par­ley Ocean School en las is­las Mal­di­vas, don­de se tratará es­te te­ma (cual­quie­ra pue­de pos­tu­lar en www.cer­ve­za­co­ro­na.cl). La ac­ti­vi­dad se en­mar­ca den­tro de la alian­za Co­ro­na x Par­ley, que bus­ca pro­te­ger 100 is­las de aquí al año 2020, y mi­ti­gar la con­ta­mi­na­ción ma­ri­na por plás­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.