EL SE­CRE­TO DE LA TRAN­QUI­LI­DAD

NuevaMujer - - TOMANOTA BELLEZA -

Hay per­so­nas que di­cen que de tan so­lo oler­la se tran­qui­li­zan. Y es que su in­ten­so aro­ma y su de­li­ca­do sa­bor son co­no­ci­dos por apor­tar cal­ma y re­con­for­tar el áni­mo. Ese es el se­cre­to de Agua del Car­men: cal­mar la an­gus­tia y el ner­vio­sis­mo. Cuen­ta la his­to­ria que los Car­me­li­tos Des­cal­zos, ya en el año 1610, pre­pa­ra­ban una re­ce­ta de gran eficacia pa­ra ali­viar los ma­les­ta­res que ellos de­no­mi­na­ban “del al­ma”. Se tra­ta de una mez­cla com­pues­ta por hier­bas me­di­ci­na­les aro­má­ti­cas y na­tu­ra­les, ta­les co­mo flo­res fres­cas de me­li­sa, ho­jas de ro­me­ro, de men­ta, cla­vo de olor y cás­ca­ras de li­món. Hoy Agua del Car­men uti­li­za la mis­ma re­ce­ta, en un en­va­se có­mo­do y es­pe­cial­men­te di­se­ña­do pa­ra con­te­ner esa se­cre­ta mez­cla na­tu­ral del si­glo XVII. ¿Có­mo con­su­mir­la? So­lo una ta­pi­ta en un va­so de agua en­dul­za­da o in­fu­sión, y lis­to. Se pue­de to­mar to­dos los días o ca­da vez que sea ne­ce­sa­rio. En Chi­le La­bo­ra­to­rio Pas­teur la pro­du­ce ha­ce 60 años, res­pe­tan­do al pie de la le­tra las por­cio­nes uti­li­za­das por los mon­jes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.