WELLNESS

¿Sue­les su­frir de problemas pa­ra con­ci­liar el sueño? Es po­si­ble que tus pen­sa­mien­tos sean los cau­san­tes de las no­ches de in­som­nio. Se­gún ex­per­tos, darle vuel­ta a los problemas co­ti­dia­nos im­pi­de lo­grar un des­can­so re­pa­ra­dor. ¡Dé­mo­nos un res­pi­ro!

NuevaMujer - - ÍNDICE -

Con­se­jos pa­ra el buen dor­mir

Se­gún la So­cie­dad Chi­le­na de Me­di­ci­na de Sueño (So­chi­mes), un 40% de los chi­le­nos su­fre de al­gún tras­torno del sueño. ¿Más ci­fras? Un 5,6% del to­tal res­pon­dió que pa­de­ce de in­som­nio, sólo el 30% tie­ne un ho­ra­rio fi­jo pa­ra acos­tar­se y más del 80% de la po­bla­ción no duer­me las 7 u 8 ho­ras que acon­se­jan los es­pe­cia­lis­tas.

Las si­tua­cio­nes di­fí­ci­les que vi­vi­mos en la uni­ver­si­dad, el tra­ba­jo, con la fa­mi­lia, los hijos o la pareja, sue­len trans­for­mar­se en una car­ga emo­cio­nal ex­tra y pro­du­cen la sen­sa­ción de in­tran­qui­li­dad que no per­mi­te que nos re­la­je­mos. Si quie­res dor­mir plá­ci­da­men­te, si­gue estos prác­ti­cos con­se­jos:

Evi­ta las preo­cu­pa­cio­nes De­ja de ver las res­pon­sa­bi­li­da­des como un pe­so y no te des­gas­tes tra­tan­do de re­sol­ver problemas de inmediato. Como dice el vie­jo pro­ver­bio chino: “Si una cosa tie­ne so­lu­ción, ¿pa­ra qué preo­cu­par­se? Y si no tie­ne so­lu­ción, ¿pa­ra qué preo­cu­par­se?”.

Adiós sies­tas de me­dia tar­de

Du­ran­te la semana, evi­ta dor­mir sies­tas en el día, por­que pueden man­te­ner­te des­pier­ta/o hasta al­tas ho­ras de la no­che. Las me­jo­res sies­tas son los fi­nes de semana, cuan­do no te­ne­mos que des­per­tar tem­prano, ¿no?

Es­cu­cha mú­si­ca de relajación

En los re­pro­duc­to­res de mú­si­ca como You­Tu­be o Spo­tify se en­cuen­tran di­ver­sas lis­tas de can­cio­nes que pueden ayu­dar­te a in­du­cir el sueño y a abs­traer­te de pen­sa­mien­tos tor­men­to­sos. Pa­ra li­be­rar ten­sio­nes, prueba con al­gún man­tra budista, o una com­po­si­ción de un solo instrumento. Prac­ti­ca al­gún de­por­te Bus­ca al­gu­na ac­ti­vi­dad fí­si­ca que te gus­te como ir al gim­na­sio, tro­tar, Cros­sFit o na­ta­ción. Ago­ta las ener­gías pa­ra que tu cuer­po “ne­ce­si­te” dor­mir.

Am­bien­te pro­pi­cio y ce­lu­la­res fue­ra

Con­si­de­ra crear un am­bien­te ideal pa­ra dor­mir, tran­qui­lo y re­la­ja­do: sin mu­cha luz, ven­ti­la­ción ade­cua­da y una tem­pe­ra­tu­ra que no in­co­mo­de. Ale­ja los dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos de tu al­moha­da pa­ra cul­ti­var la tran­qui­li­dad men­tal. No es tan difícil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.