Ja­ni DUE­ÑAS Po­de­ro­sa so­bre el es­ce­na­rio

La ac­triz y co­me­dian­te, con más de diez años de tra­yec­to­ria, un es­pe­cial en Net­flix y un show que es­tre­na es­te mes, ha­bla de sus ini­cios y de la im­por­tan­cia de que las mu­je­res sa­quen la voz.

NuevaMujer - - ANIVERSARIO -

Ser mu­jer y ha­cer reír es un ac­to re­vo­lu­cio­na­rio y dar­se cuen­ta de eso es im­pac­tan­te”

ntre se­ria y sar­cás­ti­ca, Ja­ni Due- ñas (39) di­ce ha­ber te­ni­do una es­pe­cie de de­fen­sa an­te lo so­cial du­ran­te su pa­so por el co­le­gio. “Cuan­do tie­nes trece se su­po­ne que tie­nes que ser bo­ni­ta, po­pu­lar, fla­ca y, si no lo tie­nes, desa­rro­llas otras he­rra­mien­tas pa­ra in­te­grar­te. Yo era pin­ta­mo­nos”.

Cuan­do le pre­gun­tan si siem­pre qui­so ser lo que es hoy, se ríe y la res­pues­ta es co­mo una más de sus bro­mas: “Nun­ca me ima­gi­né ha­cer es­to. Ja­más fui la chis­to­sa del cur­so, de he­cho, siem­pre he si­do más pe­sa­da que chis­to­sa en la vi­da cotidiana. El hu­mor lo desa­rro­llé después”, con­fie­sa. Es­tu­dió Ar­te du­ran­te tres años y se cam­bió a Tea­tro, por­que re­co­no­ce que es­ta­ba in­se­gu­ra y su in­tui­ción la guió por ese ca­mino. “Mis pri­me­ros cin­co o seis años co­mo ac­triz fue­ron los de una in­tér­pre­te dra­má­ti­ca. Ha­cía obras de tea­tro, dan­za con­tem­po­rá­nea, era muy ma­tea y más emo que aho­ra, pe­ro de re­pen­te apa­re­ció el hu­mor y me re­la­jé”. En la me­di­da en que co­men­zó a vin­cu­lar­se con las ta­blas, des­cu­brió lo que es­ta­ba bus­can­do: “Me en­con­tré a mí mis­ma y, en pa­ra­le­lo, me di cuen­ta que era gra­cio­sa, em­pe­cé a ha­cer cla­ses, con­ta­ba co­sas y mis es­tu­dian­tes se reían”.

Con 31 Mi­nu­tos, lo que ella con­si­de­ra co­mo “un hi­to en su edu­ca­ción hu­mo­rís­ti­ca”, de­ci­dió se­guir ha­cien­do co­me­dia. “Me di­je: ‘Me sa­le bien, voy a se­guir ha­cién­do­lo’ y de­jé de de­cla­mar Bo­das de San­gre en ver­so”.

Des­de chi­ca que­ría ser ac­triz, bai­la­ri­na, can­tan­te, o ac­triz (de nue­vo). Lo úni­co que te­nía cla­ro era que que­ría es­tar en un es­ce­na­rio y va­ya que lo lo­gró. “Es di­fí­cil abrir­se ca­mino en un mun­do mas­cu­lino, pe­ro yo no tu­ve que su­bir­me a un ca­ba­llo de Tro­ya. Soy suer­tu­da”, re­co­no­ce. Tal ha si­do su éxi­to al in­ter­na­cio­na­li­zar su ca­rre­ra que Vul­tu­re, el su­ple­men­to de es­pec­tácu­los de la re­vis­ta New York Ma­ga­zi­ne, la des­ta­có en­tre los diez me­jo­res es­pe­cia­les de co­me­dia de 2018. Pe­se a que no de­bió sor­tear gran­des obs­tácu­los, re­co­no­ce que en el si­glo XXI to­da­vía exis­te –aun­que ca­da vez me­nos– una re­sis­ten­cia al po­der que re­pre­sen­ta una mu­jer ha­blan­do so­bre un es­ce­na­rio, co­mo su­ce­dió con la co­me­dian­te Chi­qui Agua­yo en 2017 y las crí­ti­cas que vi­nie­ron lue­go de su pre­sen­ta­ción.

Ja­ni con­si­de­ra el fe­nó­meno de una mu­jer con mi­cró­fono en mano, o “sa­can­do la voz”, co­mo al­go re­cien­te, pues en los tiem­pos de Gre­cia y Ro­ma los de­cla­ma­do­res eran hom­bres. Y agre­ga una idea muy co­no­ci­da: “Las mu­je­res nun­ca tu­vi­mos las mis­mas opor­tu­ni­da­des”.

Sa­be que pa­rar­se so­bre una ta­ri­ma y de­di­car­se a la co­me­dia in­clu­ye una res­pon­sa­bi­li­dad. “Ser mu­jer y ha­cer reír es un ac­to re­vo­lu­cio­na­rio y dar­se cuen­ta de eso es im­pac­tan­te”, re­fle­xio­na. “Lue­go del es­pe­cial me ha es­cri­to mu­cha gen­te con co­men­ta­rios pre­cio­sos, pe­ro tam­bién otros que ‘se sor­pren­den’. ¿ De qué se sor­pren­den?”.

Co­mo fe­mi­nis­ta, ima­gi­na un mun­do sin ma­chis­mo, pe­ro pien­sa que los cam­bios so­cia­les son len­tos. “Es po­si­ble de­cons­truir una so­cie­dad pa­ra ge­ne­rar un mun­do más igua­li­ta­rio, pe­ro no va a ser de un día pa­ra otro”, co­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.