ES­TI­LO EJE­CU­TI­VO

Paula - - Belleza -

El ma­qui­lla­je es co­mo la car­te­ra. De na­da sir­ve an­dar sú­per pro­du­ci­da si col­gan­do se lle­va una pie­za que no cal­za con na­da. Y no es­ta­mos ha­blan­do de mar­cas o de gran­des pre­su­pues­tos, sino de “ese” to­que bien ele­gi­do. Aquí el to­que pre­ci­so es la ba­se li­ge­ra y lí­qui­da, de co­lor ca­si idén­ti­co al del cue­llo y del es­co­te. Más cla­ro se ve mal. Más os­cu­ro, ni atre­ver­se. El co­rrec­tor, en tan­to, so­lo fue apli­ca­do en zo­nas es­pe­cí­fi­cas: la man­chi­ta mo­les­ta, las oje­ras. En ojos, las som­bras sua­ves y ma­te fun­cio­nan me­jor que los to­nos fuer­tes que en­du­re­cen o pro­vo­can el efec­to de “mirada can­sa­da”. Fa­tal. Abri­go Isabel Ma­rant, Mon­te­ma­rano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.