Es­pe­rar un hi­jo in­cóg­ni­to

¿Có­mo pre­pa­rar la llegada de una gua­gua sin sa­ber el se­xo? Más que un pro­ble­ma, es una opor­tu­ni­dad pa­ra ser crea­ti­vos. Es­te es el re­la­to de una ex­per­ta.

Paula - - La Anticuaria - Por Ma­ría Edwards, La An­ti­cua­ria

SIEM­PRE SUPE QUE NO QUE­RÍA SA­BER ANTICIPADAMENTE EL SE­XO DE MI GUA­GUA. QUE­RÍA QUE FUE­RA CO­MO EN LAS PE­LÍ­CU­LAS: en el mo­men­to mis­mo del na­ci­mien­to te en­te­ras si fi­nal­men­te lle­gó la ni­ña o ni­ño que es­pe­ra­bas. Las ra­zo­nes pa­ra es­to son in­fi­ni­tas, pe­ro se re­su­men en dos. Por una par­te, son tan po­cas las sor­pre­sas reales que vi­vi­mos hoy, en que to­do lo pla­nea­mos y lo or­ga­ni­za­mos, que me pa­re­ció una gran ma­ne­ra de de­jar que la vida –y en es­te ca­so en sen­ti­do li­te­ral– me sor­pren­die­ra. Por otra par­te, esa in­cóg­ni­ta le ba­ja la an­sie­dad a una eta­pa en que las hor­mo­nas, el can­san­cio, las ex­pec­ta­ti­vas y los áni­mos an­dan dis­pa­ra­dos. Evi­ta­mos las com­pras ex­ce­si­vas y la ob­se­sión por de­fi­nir el nom­bre y pla­near­le la vida a la cria­tu­ra.

Pe­ro cuan­do ya co­mien­za la cuen­ta re­gre­si­va pa­ra el na­ci­mien­to, igual­men­te que­re­mos pre­pa­rar la pie­za de nues­tro fu­tu­ro hués­ped. Lo com­pli­ca­do es que los mo­ti­vos y di­se­ños más lin­dos siem­pre son de­ma­sia­do de­fi­ni­dos. Y no es fá­cil en­con­trar ob­je­tos uni­sex que fun­cio­nen bien.

La ma­de­ra, el blan­co y el gris son siem­pre bue­nos alia­dos, pe­ro in­cor­po­rar te­mas in­fan­ti­les es más di­fí­cil. Co­mo la mía es una gua­gua de in­vierno, op­té por los mo­ti­vos y ani­ma­les po­la­res. To­do a par­tir del moi­sés de fie­rro blan­co pa­ra los pri­me­ros me­ses que ins­pi­ra­ba esa idea. Por otra par­te, ini­cié una sim­pá­ti­ca co­lec­ción de ju­gue­tes an­ti­guos de la­ta que bien po­drían in­tere­sar­les a ni­ños y ni­ñas.

Por­que el celeste y ro­sa­do o las prin­ce­sas y au­ti­tos no so­lo son de otra épo­ca son, ade­más, una for­ma an­ti­cua­da de cla­si­fi­car­nos. Hay mu­chas otras ideas más am­plias, bo­ni­tas y ver­sá­ti­les que pa­sa­ron por mi men­te y que pue­den ser bien ins­pi­ra­do­ras co­mo el circo, la gran­ja, el es­pa­cio, el mar o los glo­bos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.