LOS HER­MA­NOS KA­RA­MA­ZOV

Fio­dor Dos­to­yevs­ki

Paula - - Elegidos -

“La pri­me­ra vez que leí Los her­ma­nos Ka­ra­ma­zov, a los 16, tu­ve que ayu­dar­me con un torpe­do que pe­gué en la úl­ti­ma pá­gi­na con los nom­bres de los per­so­na­jes, por­que me pa­re­cie­ron di­fí­ci­les de me­mo­ri­zar, pa­pel que aún con­ser­vo. La se­gun­da vez ha­bían trans­cu­rri­do 15 años y fue en una edi­ción de 1953 tra­du­ci­da del ru­so al es­pa­ñol, una jo­ya en pa­pel de se­da y le­tra mi­nús­cu­la que me re­ga­la­ron don Juan y la se­ño­ra Au­ro­ra, un ma­tri­mo­nio a quien en va­ca­cio­nes le arren­da­mos su ca­sa en Li­can Ray y con quie­nes sos­tu­ve ma­ra­vi­llo­sas con­ver­sa­cio­nes, ca­da no­che des­pués de acos­tar a mis cua­tro ni­ños”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.