El ca­mino pro­pio de Ben­ja­mín Wal­ker

El ar­tis­ta re­ve­la­ción de los Pul­sar 2015 vuel­ve con Bro­tes, su se­gun­do dis­co, pro­du­ci­do por el mú­si­co Ja­vier Ba­rría. Una en­tre­ga cu­ya pro­fun­di­dad de re­gis­tro lo si­túa co­mo el can­tau­tor más in­tere­san­te de su ge­ne­ra­ción.

Paula - - Música - Por Va­dim Vidal

SE LE APA­RE­CIÓ MIEN­TRAS REVISABA UN ÁL­BUM DE FOTOS: “ES CO­MO UN FO­TO­MON­TA­JE, pe­ro no, es una foto que me sa­có mi tía Fran­cis­ca Al­ta­mi­rano cuan­do era un ni­ño, en Tax­co, Mé­xi­co, y es­tá lle­na de ele­men­tos que de­fi­nen muy bien el dis­co: las ca­la­cas –sím­bo­lo de la muer­te, de lo úni­co cier­to– es­tán to­can­do gui­ta­rra. Que es un po­co co­mo mi bús­que­da hoy, la mú­si­ca co­mo op­ción de vi­da. Hay más­ca­ras, dos ni­ñas mi­ran­do –lo fe­me­nino es­tá en ca­si to­das mis can­cio­nes–. Ade­más, las can­cio­nes se fue­ron ges­tan­do en Mé­xi­co, to­do cie­rra en esa foto”, co­men­ta Ben­ja­mín Wal­ker (25) so­bre la ca­rá­tu­la de su se­gun­do dis­co.

Bro­tes es la pla­ca que si­gue a su de­but, Fe­li­ci­dad (2014), con el que fue ele­gi­do Ar­tis­ta Re­ve­la­ción en los Pre­mios Pul­sar del año si­guien­te. “Se lla­ma así por­que rom­pe la tie­rra y anun­cia que al­go va a flo­re­cer más ade­lan­te sin sa­ber bien qué. Es un dis­co don­de hay una so­no­ri­dad que no hay en el pri­mer dis­co. Fe­li­ci­dad lo veo más co­mo un ejer­ci­cio, era ha­blar a tra­vés de los so­ni­dos que te­nía a mano, acá que­ría te­ner una so­no­ri­dad más ho­mo­gé­nea”.

Por­que si bien el de­but era un re­fres­can­te via­je por la can­ción la­ti­noa­me­ri­ca­na, bos­sa y so­ni­dos que re­fie­ren a sus re­fe­ren­tes más cer­ca­nas: Az­nar, Spi­net­ta, Drex­ler, Eduar­do Ma­teo, es Bro­tes don­de esos nom­bres se com­ple­men­tan con so­ni­dos más con­tem­po­rá­neos: “es­cu­ché mu­cho a Nick Dra­ke, Suf­jan Ste­vens, Bon Iver y Li­san­dro Aris­ti­mu­ño”. Pe­ro, so­bre to­do, pa­sa por el ce­da­zo de su pro­duc­tor, el re­co­no­ci­do can­tau­tor Ja­vier Ba­rría, quien en­vuel­ve las can­cio­nes (más ma­du­ras, más con­tem­pla­ti­vas, siem­pre op­ti­mis­tas) en cuer­das y tex­tu­ras que re­mi­ten al lau­rea­do úl­ti­mo tra­ba­jo de Ba­rría (Es­ta­ción Pir­que).

La pro­duc­ción de Ba­rría sa­ca a Wal­ker del ca­si­lle­ro de can­tau­tor y lo lle­va al de com­po­si­tor pop, un ca­mino que in­ten­ta emu­lar lo he­cho por Drex­ler en Sea en 2001; una apues­ta que la can­tau­to­ría na­cio­nal 2005-2007 tie­ne aún pen­dien­te”.

“En Chi­le hay al­go muy de es­ce­nas –can­tau­to­res, pop chi­leno– bien her­mé­ti­cas. A mí me en­can­ta ir a ver a gru­pos nue­vos co­mo Ni­ños del Ce­rro, aun­que me sien­ta más iden­ti­fi­ca­do con la tra­di­ción la­ti­noa­me­ri­ca­na de los can­tau­to­res. Ja­vier Ba­rría es­tá en un lu­gar y otro; eso me gus­ta. Ser ‘can­tor ur­bano’ es en­ca­si­llar­se, es muy con­ser­va­dor. Hoy pue­do ha­cer es­to y des­pués al­go to­tal­men­te dis­tin­to”, di­ce Wal­ker em­pe­ci­na­do en cum­plir­lo.

Bro­tes se lan­za el vier­nes 8 de sep­tiem­bre en Sa­la Mas­ter de Ra­dio Uni­ver­si­dad de Chi­le (Mi­guel Cla­ro 509). $ 7.000 en­tra­da ge­ne­ral; $12.000, in­clu­yen­do el dis­co.

Bro­tes (2017).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.