Re­né Gruau, el ilus­tra­dor de la al­ta cos­tu­ra

A me­dia­dos del si­glo pa­sa­do, las ilus­tra­cio­nes del ita­liano Re­né Gruau (1909-2004) es­ta­ban en las re­vis­tas de mo­da, en anun­cios pu­bli­ci­ta­rios de mar­cas co­mo Dior, Gi­venchy y Lan­vin, y en afi­ches de pe­lí­cu­las. Hoy, aún vi­gen­tes, son elo­gia­das internacional

Paula - - Ilustración - Por Josefina Hi­ra­ne

UN ADO­LES­CEN­TE DE APE­NAS 14 AÑOS, RE­CIÉN LLE­GA­DO A PA­RÍS DES­DE SU NA­TAL RÍ­MI­NI, AL NOR­TE DE ITA­LIA, ha­cía sus pri­me­ros di­bu­jos y los ven­día a una re­vis­ta de mo­da de Mi­lán para ayu­dar a su ma­dre, una fran­ce­sa de la al­ta so­cie­dad que es­ta­ba di­vor­cia­da de su pa­dre, un con­de ita­liano. Eran los años 30. El co­mien­zo de la ca­rre­ra de Re­né Gruau, quien tiem­po des­pués se con­ver­ti­ría en uno de los ar­tis­tas más im­por­tan­tes de la al­ta cos­tu­ra eu­ro­pea. Sus de­li­ca­das si­lue­tas y su gran ha­bi­li­dad para cap­tu­rar la ele­gan­cia y el gla­mour, lo lle­va­ron a se­guir tra­ba­jan­do co­mo ilus­tra­dor para re­vis­tas co­mo Fé­mi­na, Ma­rie Clai­re, Vogue, Elle, Har­per ’s Ba­zaar, Flair y L’Of­fi­ciel, en­tre otras.

Fue en esa dé­ca­da, en la re­dac­ción de mo­da del dia­rio fran­cés Le Fi­ga­ro, cuan­do co­no­ció al di­se­ña­dor Ch­ris­tian Dior, quien se con­vir­tió en su en­tra­ña­ble ami­go y co­la­bo­ra­dor. El pri­mer tra­ba­jo que le en­car­gó, y con el que Gruau al­can­zó el peak de su repu­tación, fue la ima­gen pu­bli­ci­ta­ria del per­fu­me Miss Dior, en 1947: un cis­ne blan­co con un co­llar de per­las y un la­zo ne­gro ata­dos al cue­llo. Du­ran­te más de 30 años ilus­tró los anun­cios de Dior. Tam­bién los de otras mu­chas fir­mas de mo­da co­mo Pie­rre Bal­main, Her­mès, Lan­vin, Gi­venchy, Ch­ris­tian La­croix o Bally.

“Más que un ar­tis­ta, Re­né Gruau fue un gran co­mu­ni­ca­dor grá­fi­co”, di­ce Ós­car Ríos, ar­qui­tec­to y director del Área de His­to­ria y Teo­ría de la Es­cue­la de Di­se­ño de la UDP. Y agre­ga: “Su di­bu­jo es sin­té­ti­co y el uso del co­lor es im­pe­ca­ble, pe­ro su gran cla­ve es ha­cer apa­re­cer un ele­men­to cen­tral. No lo lle­na de in­for­ma­ción. Es sim­ple. Re­cuer­da mu­cho el tra­ba­jo del pin­tor fran­cés Tou­lou­se-Lau­trec (1864-1901), tie­ne el mis­mo es­ti­lo de dia­gra­ma­ción y te­lón de fon­do”.

A Gruau se le atri­bu­ye ha­ber­le da­do un gran em­pu­jón a la in­dus­tria fas­hion fran­ce­sa, pro­mo­vien­do la ven­ta y dán­do­le nue­vos ai­res a la pu­bli­ci­dad. So­bre to­do des­pués de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, cuan­do la in­dus­tria su­frió un de­cai­mien­to. La pren­sa de esos años, se­ña­ló a Dior y Gruau co­mo per­so­na­jes cru­cia­les para el res­ta­ble­ci­mien­to de Fran­cia co­mo pro­vee­dor glo­bal de lu­jos.

Hi­jo de un con­de ita­liano, Gruau se ne­gó a se­guir los pa­sos de su pa­dre y a acep­tar el pues­to de co­man­dan­te mi­li­tar. Él su­po des­de ni­ño que su ver­da­de­ra pa­sión era el ar­te. Es­ta fo­to es de una en­tre­vis­ta que dio al pe­rio­dis­ta e ilus­tra­dor fran­cés Yan Méot, en 1986.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.