Y

Paula - - Reportaje -

a te­nía te­rreno con­quis­ta­do: ha­ce ra­to que po­día vo­tar y es­tu­diar en la uni­ver­si­dad, pe­ro en un Chi­le don­de el pe­so de la mo­ral dic­ta­ba los rí­gi­dos có­di­gos del ser, ha­cer y ves­tir, la mu­jer vi­vía en cons­tan­te ten­sión. ¿De­bo to­mar la píl­do­ra? ¿De­bo tra­ba­jar? ¿Usar bi­ki­ni? Quie­nes se atre­vie­ron, se trans­for­ma­ron en due­ñas de sus cuer­pos: por fin po­dían de­ci­dir cuán­do y cuán­tos hi­jos te­ner. De­sa­fia­ron el rol de ma­dre y due­ña de ca­sa para sa­lir a ex­plo­rar un mun­do sin lí­mi­tes. Acor­ta­ron sus fal­das y mos­tra­ron sus cuer­pos.

Pe­ro en esa li­be­ra­ción apa­re­cie­ron nue­vos pro­ble­mas de la mu­jer mo­der­na, que bien se re­fle­jan en el ar­tícu­lo ¿De­bo tra­ba­jar?, pu­bli­ca­do en Pau­la, en agos­to del 67: “las mu­je­res de­cla­ran es­tar ago­ta­das y con an­gus­tia per­ma­nen­te al no sen­tir­se apo­ya­das por sus ma­ri­dos, quie­nes no ayu­dan en la ca­sa y les exi­gen lo mis­mo co­mo si no tra­ba­ja­ran”. ¿Sue­na fa­mi­liar?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.