MÁS QUE RO­PA

Ma­ría Eu­ge­nia Iba­rra lle­va 11 años ha­cien­do ro­pa ba­jo su mar­ca Ro­pa de Gé­ne­ro. Sus fie­les com­pra­do­ras es­pe­ran sus co­lec­cio­nes dos ve­ces al año, las que al po­co tiem­po de lan­za­das, se ago­tan. Sin em­bar­go, a ella no la se­du­ce la má­qui­na, ni la in­dus­tria, po

Paula - - Hecho A Mano - Por Ale­jan­dra Apa­bla­za Fo­to­gra­fía: Ca­ro­li­na Var­gas

En 1998, la Cri­sis Asiá­ti­ca ha­cía sen­tir sus efec­tos en la in­dus­tria tex­til chi­le­na. Va­rias fá­bri­cas es­ta­ban es­tan­ca­das y pe­li­gra­ba su con­ti­nui­dad. Jus­to ahí, en me­dio de la in­cer­ti­dum­bre la­bo­ral, Ma­ría Eu­ge­nia Iba­rra re­par­tía cu­rrí­cu­lums re­cién ti­tu­la­da co­mo di­se­ña­do­ra de ves­tua­rio de la Uni­ver­si­dad del Pa­cí­fi­co. ¿Qué pa­só con­ti­go cuan­do vis­te el es­ce­na­rio que te es­pe­ra­ba?

Me pu­se a bus­car pe­ga y no en­con­tra­ba. No en­tré a la in­dus­tria en ese mo­men­to y creo que de al­gu­na ma­ne­ra me mar­có por­que tu­ve que ex­plo­rar otras for­mas de desa­rro­llar mi crea­ti­vi­dad. Em­pe­cé a tra­ba­jar co­mo pro­duc­to­ra de mo­da en Pau­la Jo­ven, me mo­vía har­to. Fi­nal­men­te me lla­ma­ron de al­gu­nas mar­cas y en­tré a la in­dus­tria, pe­ro sin mu­cha ex­pec­ta­ti­va. Me da­ba vuel­tas la car­ga de fri­vo­li­dad que tie­ne el ha­cer ro­pa. Ven­go de una fa­mi­lia sú­per hu­ma­nis­ta, muy so­cial y bas­tan­te in­de­pen­dien­te. Ne­ce­si­ta­ba dar­le un fun­da­men­to, una de­fi­ni­ción pro­pia a lo que que­ría ha­cer. Jun­té pla­ta, es­tu­dié más y via­jé. ¿Adón­de te fuis­te?

Me fui a es­tu­diar in­glés a Mal­ta, des­pués hi­ce un di­plo­ma­do de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­cio­nes en Mo­da en Bar­ce­lo­na. En unas va­ca­cio­nes por Ita­lia de­jé un book con mis tra­ba­jos en Mi­lán, en Fu­tu­re Con­cept Lab, una agen­cia que era de las pri­me­ras en es­tu­diar las tendencias de mo­da en el mun­do, to­do es­to mu­cho an­tes de que em­pe­za­ra el boom de co­ol hun­ters. Me lla­ma­ron y tra­ba­jé pa­ra ellos des­de Chi­le. Era co­mo una es­pía de tendencias, te­nía que ir a to­das par­tes: ga­le­rías de ar­te, uni­ver­si­da­des, con­cier­tos y ha­cer un aná­li­sis de las tendencias que veía. Cuan­do me ins­ta­lé de nue­vo en Chi­le vol­ví a ha­cer pro­duc­cio­nes de mo­da pa­ra re­vis­tas. Me gus­ta­ba más eso, po­día ex­plo­rar otra ve­ta de la mo­da. Y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.