El pop es sin llo­rar

De ser el re­vi­ta­li­za­dor del hou­se fies­te­ro de la mano de Ma­tías Agua­yo, aho­ra Ale­jan­dro Paz mu­tó sor­pre­si­va­men­te al pop con ai­re ochen­te­ro. Al pa­re­cer el tiem­po pa­sa y nos va­mos po­nien­do techno.

Paula - - Música - Por Va­dim Vidal

ALE­JAN­DRO PAZ ECHA­BA DE ME­NOS. TRA­BA­JA­BA Y VI­VÍA EN EU­RO­PA, EN DON­DE SE HA­BÍA HE­CHO UN NOM­BRE CO­MO PAR­TE DEL LIS­TA­DO DE PRO­DUC­TO­RES Y DJS QUE DE­JA­BAN DE LA­DO LA SO­FIS­TI­CA­CIÓN POR EL RIES­GO Y LA AU­TEN­TI­CI­DAD, AL ALE­RO DEL SE­LLO CÓMEME, DE MA­TÍAS AGUA­YO. Con­ta­ba a la vez con cor­tes co­mo Du­ro y El hou­se, can­cio­nes-ma­ni­fies­to en­tre ra­di­ca­les y naif que gi­ra­ron des­de 2010 en pis­tas del con­ti­nen­te. Pe­ro, así y to­do, echa­ba de me­nos. Así que vol­vió.

“Me plan­teé otras co­sas, que­ría to­car con ami­gos. Ha­bía co­mo una me­lan­co­lía que bus­ca­ba ma­ni­fes­tar­se. Ve­nía es­cu­chan­do har­to a Charly Gar­cía y esas le­tras, que al vol­ver co­bra­ron har­to sen­ti­do: co­sas que so­lo los la­ti­noa­me­ri­ca­nos en­ten­de­mos co­mo Par­te de la re­li­gión o El kar­ma de vi­vir al sur, que ha­blan de te­mas co­mo el exi­lio, por ejem­plo, co­sas muy nues­tras”, cuen­ta. Por eso se jun­tó con sus ami­gos Die­go Mo­ra­les (Die­gors) y Fe­li­pe Sán­chez (Guar­jol), pa­ra ofren­dar al pop la­tino, par­te sus­tan­cial de su me­mo­ria mu­si­cal. “Por una par­te, ha­bía al­go emo­cio­nal de que­rer to­car con más per­so­nas y no sen­tir­me so­lo. Y, por otra, sen­tir de nue­vo los ins­tru­men­tos. Yo es­tu­dié gui­ta­rra y mú­si­ca”, aña­de.

El re­sul­ta­do es Sin llo­rar, dis­co que re­crea el so­ni­do de sin­te­ti­za­do­res del pop la­tino de los años 80, el que por mo­men­tos re­cuer­da a Vi­rus o a Los En­car­ga­dos y en va­rias opor­tu­ni­da­des a ban­das chi­le­nas un tan­to ol­vi­da­das co­mo Jar­dín Se­cre­to, la pri­me­ra ver­sión de La Ley con Shía Ar­bu­lú o Ar­tek­nia. “En su épo­ca pa­re­cía su­per­fi­cial, pe­ro era una mú­si­ca muy va­lien­te, que ex­plo­ró mu­cho des­de la par­te es­té­ti­ca has­ta el con­te­ni­do de sus can­cio­nes”.

Sin llo­rar es bá­si­ca­men­te una co­lec­ción de can­cio­nes in­tros­pec­ti­vas, lí­nea que Paz no po­día ex­plo­rar en una mú­si­ca de mé­tri­ca tan exac­ta co­mo el hou­se y que acá se mues­tra sin ta­pu­jos des­de el mis­mo ar­te de ca­rá­tu­la: “El tí­tu­lo tie­ne que ver con eso de que si vas a ju­gar un jue­go que sea sin llo­rar; o tam­bién a que es de ma­cho no ha­cer­lo. Pe­ro al fi­nal uno llo­ra igual”.

Fe­li­pe Sán­chez (Guar­jol), Ale­jan­dro Paz y Die­go Mo­ra­les (Die­gors).

Dis­po­ni­ble en Spo­tify y Ap­ple Mu­sic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.