ÁR­BOL DEL COR­CHO

(QUER­CUS SUBER)

Platos y Copas - - Huertos En Casa -

Co­no­ci­do tam­bién co­mo el ár­bol del al­cor­no­que, cre­ce en lu­ga­res de cli­ma me­di­te­rrá­neo, don­de se pro­du­cen “dos pri­ma­ve­ras”; una es­ta­ción muy cá­li­da y un in­vierno no muy frío. La cor­te­za de es­te ár­bol es su ma­yor pro­tec­ción, es por es­to que se re­ge­ne­ra de for­ma cons­tan­te y rá­pi­da. ¿Qué usos se le pue­den dar? El mon­je be­ne­dic­tino Dom Pie­rre Pé­rig­non uti­li­zó la cor­te­za pa­ra ela­bo­rar ta­po­nes y pro­te­ger así tan­to vi­nos co­mo es­pu­man­tes. Así na­cie­ron los cor­chos. Pe­ro otro de los pro­duc­tos que en­tre­ga es­te ár­bol son las be­llo­tas, uti­li­za­das pa­ra la ela­bo­ra­ción de ha­ri­na, y pa­ra la ali­men­ta­ción de cer­dos con los que se pre­pa­ra­rá el tra­di­cio­nal ja­món ibé­ri­co, tan co­ti­za­do en to­do el mundo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.