APERITIVOS

Platos y Copas - - Contenidos - @an­ge­les­ver­ga­rak @pia­jar­pas­chac­ker cla­ses­de­co­ci­na­pia­yan­ge­les@gmail.com

In­vi­ta­mos a Án­ge­les Ver­ga­ra y Pía Jar­pa, dos ami­gas co­ci­ne­ras y so­cias, pa­ra que se lu­cie­ran con sus me­jo­res pre­pa­ra­cio­nes pa­ra es­te 18. A car­go de las sec­cio­nes de picoteos y acompañamientos pa­ra el asa­do, aquí nos com­par­ten sus ex­qui­si­tas recetas y nos cuen­tan so­bre sus en­tre­te­ni­das cla­ses de cocina.

Am­bas co­ci­ne­ras de pro­fe­sión y aman­tes de la bue­na me­sa se co­no­cie­ron por esas ca­sua­li­da­des de la vi­da y des­de el pri­mer mo­men­to se con­vir­tie­ron en muy bue­nas part­ners. Las pre­sen­tó una ami­ga en co­mún en una co­mi­da y des­de ese día, las bue­nas ideas lle­ga­ron. Hoy ha­cen cla­ses de cocina con te­má­ti­cas co­mo picoteos y pos­tres, con cur­sos que se lle­nan en un par de ho­ras y con lis­tas de es­pe­ra en las que han te­ni­do una muy bue­na re­cep­ción de par­te de sus alum­nos, quie­nes sa­len ma­ra­vi­lla­dos con sus en­tre­te­ni­dos ta­lle­res. Pe­ro ¿cuál fue el camino que re­co­rrie­ron pa­ra es­tar en lo que es­tán hoy? Aquí nos cuen­tan.

Pía Jar­pa es­tu­dió Gas­tro­no­mía en Ina­cap gra­cias a la in­fluen­cia de su pa­dre, un muy buen co­ci­ne­ro. En­tró a tra­ba­jar en la re­vis­ta Pau­la co­mo ayu­dan­te de las pro­duc­cio­nes y des­de el pri­mer mi­nu­to, se enamo­ró del food sty­ling. En­tre idas y ve­ni­das, pa­ra­le­la­men­te ha tra­ba­ja­do pa­ra va­rias re­vis­tas más, desa­rro­lla ca­tá­lo­gos de recetas pa­ra mar­cas, ha he­cho cla­ses de cocina, pro­duc­cio­nes pa­ra un par de li­bros de la mis­ma te­má­ti­ca, en­tre otras. Dul­ce­ra y sa­la­da por igual, sus recetas las in­ven­ta en el mi­nu­to, siem­pre vien­do con los in­gre­dien­tes a mano, pen­san­do en có­mo com­bi­nar­los y qué sa­bo­res se po­drían lle­var bien. Con harta in­fluen­cia de sa­bo­res asiá­ti­cos y co­sas agri­dul­ces que le fas­ci­nan, su se­llo son las co­sas ca­se­ras, sin pre­ten­sio­nes.

Án­ge­les Ver­ga­ra, por su par­te, es­tu­dió Gas­tro­no­mía en el Cu­li­nary im­pul­sa­da por su his­to­ria fa­mi­liar en Ca­le­ra de Tan­go. Con un nú­cleo gran­de, cre­ció en la cocina, don­de su abue­la y pa­pá eran full co­ci­ne­ros y el ítem co­mi­da en su ca­sa era muy im­por­tan­te. Cuen­ta en­tre ri­sas que siem­pre tu­vo gru­pos con ami­gas en What­sApp don­de le pe­dían que les com­par­tie­ra recetas, por lo que de­ci­dió crear­se un Ins­ta­gram pa­ra pu­bli­car­las. Con una lí­nea de pre­pa­ra­cio­nes muy ca­se­ras, gui­sos y cocina chi­le­na, el éxito no tar­dó en lle­gar.

Ofi­cial­men­te de­cla­ra­da co­mo una fa­ná­ti­ca del cam­po, la ca­sa de Án­ge­les en Co­li­na re­fle­ja to­do ese gus­to por las tra­di­cio­nes crio­llas, don­de ade­más den­tro de su jar­dín tie­ne un huer­to, en el que cul­ti­va to­das las ver­du­ras que con­su­me jun­to a su fa­mi­lia, co­mo una es­pe­cie de gran­ja sus­ten­ta­ble. Con recetas prác­ti­cas, fá­ci­les, ca­se­ras y sin com­pli­ca­cio­nes, desa­rro­lla una re­la­ción muy cer­ca­na con sus se­gui­do­res.

¿Có­mo na­ció la idea de ha­cer cla­ses jun­tas? Un día que es­ta­ban las dos en la ca­sa de la Án­ge­les, de­ci­die­ron pre­gun­tar a sus se­gui­do­res si les gus­ta­ría que hi­cie­ran cur­sos. Ar­ma­ron el pri­me­ro de picoteos y en po­cas ho­ras se les aca­ba­ron los cu­pos, in­clu­so, con lis­ta de es­pe­ra. Así lle­gó el de pos­tres, y las nue­vas ver­sio­nes de ca­da uno. Lle­van 2 me­ses y son un pa­no­ra­ma im­per­di­ble: “Nos sor­pren­dió que des­pués de ca­da cla­se nos lle­ga­ban co­rreos de agra­de­ci­mien­to por lo en­tre­te­ni­do de ca­da cur­so, lo bien que lo ha­bían pa­sa­do los alum­nos y lo ri­cas de las recetas”, cuen­ta Pía.

En ca­da ta­ller in­ten­tan in­no­var en la di­ná­mi­ca pa­ra di­fe­ren­ciar­se del res­to de los que hay en el mer­ca­do, don­de en­se­ñan en­tre 8 a 10 recetas por cla­se, con mu­chos tips y pre­pa­ra­cio­nes ten­ta­do­ras, fá­ci­les, prác­ti­cas y ri­cas pa­ra que los asis­ten­tes se pue­dan lu­cir. La cocina de Brann Cook­wa­re es el cen­tro de ope­ra­cio­nes de es­ta en­tre­te­ni­da du­pla que -en­tre ri­sas- am­bas cuen­tan que se han con­ver­ti­do en “la Pity y la Poty”, y que tras es­te éxito, ade­lan­tan que se vie­nen mu­chos más pro­yec­tos en con­jun­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.