Mo­dus ope­ran­di

Publimetro Chile - - EMPRENDE -

¿Por qué se con­vir­tió en la pe­sa­di­lla de la ban­ca?

“Es pe­li­gro­so por­que es po­li­mór­fi­co. Va cam­bian­do au­to­má­ti­ca­men­te el có­di­go que tie­ne, y eso ha­ce más di­fí­cil que un an­ti­vi­rus de­tec­te la fir­ma que de­ja. Ade­más, uti­li­za la ba­rre­ra más dé­bil de la ci­ber­se­gu­ri­dad, que son las per­so­nas. Tie­ne va­rias ver­sio­nes y ca­da vez han he­cho ata­ques más gran­des”, ex­pli­ca Pa­vez.

Ore­lla­na cuen­ta que las ban­das apun­tan a compu­tado­res cla­ve de las em­pre­sas. “Pue­de tra­ba­jar co­mo Swift, em­pe­zar a es­cu­char lo que ha­go en mi equi­po y lo en­vía en la red al gru­po de hac­kers, o cap­tu­ra el te­cla­do o la com­bi­na­ción de cla­ves en tiem­po real. Tam­bién pue­de trans­mi­tir mi cá­ma­ra en for­ma si­len­cio­sa o el mi­cró­fono”.

Al “ac­tuar de for­ma tra­se­ra”, el troyano sue­le no de­tec­tar­se has­ta que los di­ne­ros em­pie­zan a mo­ver­se a otras cuen­tas. Y si es tan di­fí­cil de de­tec­tar, ¿có­mo se com­ba­te? Aquí los ex­per­tos se­ña­lan que no im­por­ta la can­ti­dad que los ban­cos in­vier­tan en se­gu­ri­dad, ya que un só­lo des­cui­do de un em­plea­do pue­de desatar el caos.

“La úni­ca op­ción es evan­ge­li­zar al usua­rio fi­nal, a los tra­ba­ja­do­res. Li­te­ral­men­te en Chi­le, si nos com­pa­ra­mos con Es­pa­ña, es­ta­mos 20 años atra­sa­dos en edu­ca­ción de se­gu­ri­dad a las per­so­nas”, re­cal­ca Ore­lla­na. “Es­to le va a pa­sar a to­dos los ban­cos. Es­te mé­to­do lle­gó acá por­que en Eu­ro­pa ya to­ma­ron cons­cien­cia de los pe­li­gros, y acá aún no. La úni­ca op­ción de la ban­ca es ba­jar la in­for­ma­ción a sus clien­tes y tra­ba­ja­do­res, no hay otra”, agre­ga Pa­vez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.