La ru­ta que de­be­ría se­guir Chi­le pa­ra ges­tio­nar me­jor el agua

Un mayor or­ga­ni­za­ción, un rol di­fe­ren­te del Es­ta­do y la crea­ción de una ca­rre­te­ra hí­dri­ca, son al­gu­nas de las ideas que exis­ten en nues­tro país pa­ra me­jo­rar la ges­tión del agua. Y es­ta­mos en el mo­men­to per­fec­to, ya que pa­só una de las peo­res se­quías de la

Pulso - Especial Hub Sustentabilidad - - Especiales - DA­NIEL FAJARDO CA­BE­LLO

AUN­QUE ya es­tá pa­san­do el es­trés y can­san­cio de una fuer­te se­quía que du­ró más de un lus­tro en Chi­le (ver grá­fi­co), te­mas co­mo el cambio cli­má­ti­co, la pro­duc­ción agrí­co­la y mi­ne­ra y una mayor con­cien­cia ciu­da­da­na, es­tá tra­yen­do ca­da vez más fuer­te a co­la­ción la im­por­tan­cia de la ges­tión del agua en nues­tro país.

La reali­dad inun­da cual­quier ló­gi­ca. El 84% del agua de los ríos de Chi­le co­rre ha­cia el mar sin ser apro­ve­cha­da. Ade­más, las llu­vias dis­mi­nu­ye­ron en un 15% du­ran­te los úl­ti­mos 50 años, tam­po­co ayu­da mu­cho. Co­mo si fue­ra po­co, se­gún Co­naf, la se­quía de la úl­ti­ma dé­ca­da ha de­ja­do so­bre un 70% del te­rri­to­rio na­cio­nal con ca­ren­cia de agua. Y los in­cen­dios del ve­rano pa­sa­do son otro in­gre­dien­te a es­te pla­to se­co.

Fe­li­pe Mar­tin, ge­ren­te ge­ne­ral de la con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za­da en re­cur­sos hí­dri­cos y ener­gía Más Re­cur­sos Na­tu­ra­les, es­ti­ma que en es­te pe­río­do de bo­nan­za de llu­via que es­ta­mos co­men­zan­do, hay que preo­cu­par­se de al­ma­ce­nar la mayor po­si­ble. “Sin em­bar­go, con la in­fra­es­truc­tu­ra hí­dri­ca que te­ne­mos ac­tual­men­te, no nos al­can­za”, ase­gu­ra ta­jan­te.

El es­pe­cia­lis­ta es­ti­ma que si se me­jo­ra la acu­mu­la­ción, en el cen­tro y sur del país se po­drían ob­te­ner hasta 5 mi­llo­nes de hec­tá­reas adi­cio­na­les a las cerca de 1,3 mi­llo­nes de rie­go que ac­tual­men­te se uti­li­za. “Ade­más, al igual que paí­ses desa­rro­lla­dos, resulta cla­ve te­ner una ca­rre­te­ra hí­dri­ca que nos per­mi­ta al­can­zar la co­nec­ti­vi­dad, co­mo su­ce­de con las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ca­rre­te­ras y ener­gía”, di­ce Mar­tin.

In­clu­so, to­da la in­fra­es­truc­tu­ra de ca­na­les a ni­vel na­cio­nal tie­ne una pér­di­da pro­me­dio de un 45%.

Pa­ra Ul­ti­ke Bros­chek, lí­der del equi­po coor­di­na­dor de Es­ce­na­rios Hí­dri­cos de Fun­da­ción Chi­le, si bien el agua es­tá pre­sen­tan­do pro­ble­mas a ni­vel glo­bal, su im­pac­to de­pen­de­rá de las con­di­cio­nes lo­ca­les que pre­sen­tan los te­rri­to­rios. “La ges­tión in­te­gra­da de aguas a ni­vel de cuen­cas es la for­ma mun­dial­men­te re­co­men­da­da y don­de la co­la­bo­ra­ción en­tre usua­rios de agua en un mis­mo te­rri­to­rio resulta fun­da­men­tal pa­ra sos­te­ner las con­di­cio­nes de vi­da, el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y los eco­sis­te­mas”.

Se­gún la es­pe­cia­lis­ta, “si bien se re­le­va el rol del Es­ta­do pa­ra coor­di­nar es­ta ges­tión, la par­ti­ci­pa­ción proac­ti­va de los sec­to­res pro­duc­ti­vos resulta cla­ve a la ho­ra de im­ple­men­tar so­lu­cio­nes”, se­ña­la Ul­ti­ke. Es­ta vi­sión es com­par­ti­da por Mar­tin, quien agre­ga que el pri­mer desafío es for­ta­le­cer y em­po­de­rar a las or­ga­ni­za­cio­nes de usua­rios que son las res­pon­sa­bles de la dis­tri­bu­ción de es­te re­cur­so.

Se­gún los re­gis­tros de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Aguas del MOP a 2015 exis­tían 3.489 or­ga­ni­za­cio­nes de usua­rios en Chi­le, en­tre jun­tas de vi­gi­lan­cia, aso­cia­cio­nes de ca­na­lis­tas, co­mu­ni­da­des de aguas y co­mu­ni­da­des de aguas sub­te­rrá­neas. Las re­gio­nes con más en­ti­da­des son la de Co­quim­bo (17,8% del to­tal) y la del Bio­bío (19,3%).

Jus­ta­men­te des­de es­ta úl­ti­ma re­gión, Clau­dio San­te­li­ces, ge­ren­te de clien­tes y RSE de Ess­bio, in­di­ca que la vin­cu­la­ción con la co­mu­ni­dad, es un te­ma cla­ve en la ges­tión del agua. “Nos he­mos com­pro­me­ti­do a mi­ni­mi­zar los im­pac­tos que ge­ne­ran nues­tras ope­ra­cio­nes y es­ta­ble­cer re­la­cio­nes es­tra­té­gi­cas de co­la­bo­ra­ción con las au­to­ri­da­des, orien­ta­das a me­jo­rar el ser­vi­cio en­tre­ga­do y apo­yar el desa­rro­llo lo­cal”, di­ce San­te­li­ces.

Ade­más, el eje­cu­ti­vo ex­pli­ca que el agua es de­man­da­da por di­ver­sos ac­to­res y tie­ne mu­chos usos dis­tin­tos. “Nues­tro desafío es poner al ser­vi­cio de nues­tras cuen­cas, coor­di­na­da­men­te, los co­no­ci­mien­tos

y pers­pec­ti­vas de to­dos es­tos ac­to­res pa­ra crear y desa­rro­llar so­lu­cio­nes con­jun­tas, efi­cien­tes y sos­te­ni­bles”, apun­ta Clau­dio San­te­li­ces.

Rol es­ta­tal

Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, tam­bién hay un rol del Es­ta­do. “Se de­be im­ple­men­tar una ins­ti­tu­cio­na­li­dad de agua a ni­vel na­cio­nal y un sis­te­ma de go­ber­nan­za lo­cal que lo­gre ar­ti­cu­lar y coor­di­nar ade­cua­da­men­te a los di­fe­ren­tes sec­to­res y usua­rios de agua que in­ter­vie­nen en una mis­ma cuen­ca”, co­men­ta Bros­chek.

Al res­pec­to, el go­bierno cuen­ta con el Plan de Pe­que­ños Em­bal­ses, de los cua­les se han ha­bi­li­ta­dos más de 15 y se pro­yec­ta que as­cien­dan a 27 a fi­nes del ac­tual pe­río­do. Tam­bién hay un Plan de Gran­des Em­bal­ses, que con­si­de­ra la cons­truc­ción de va­rios em­bal­ses.

“Se re­quie­re una ad­mi­nis­tra­ción gu­ber­na­men­tal que apo­ye la ges­tión, que por dé­ca­das y si­glos se ha lle­va­do en Chi­le a un cos­to ín­fi­mo pa­ra la au­to­ri­dad, y que es­te apo­yo va­ya en la lí­nea de un buen control y su­per­vi­sión, pe­ro ge­ne­ran­do apo­yo a es­tas or­ga­ni­za­cio­nes de usua­rios que han pa­sa­do por si­glos de se­quía”, con­clu­ye Mar­tin. P

Au­to­pis­ta Se es­ti­ma que es­ta ca­rre­te­ra hí­dri­ca de­be­ría ir des­de la Re­gión de Ata­ca­ma hasta la del Bio­bío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.