Eco­no­mía cir­cu­lar: una opor­tu­ni­dad pa­ra Chi­le

Pulso - Especial Hub Sustentabilidad - - ESPECIALES - —por FE­LI­PE RIESCO—

LA ECO­NO­MÍA cir­cu­lar per­mi­te avan­zar ha­cia el de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble, ge­ne­ran­do una me­jo­ra si­mul­tá­nea en lo am­bien­tal, lo eco­nó­mi­co y lo so­cial. En lo am­bien­tal, la ma­yor efi­cien­cia en el uso de los re­cur­sos im­pli­ca me­nor pre­sión al me­dio am­bien­te en múl­ti­ples di­men­sio­nes, por ejem­plo, so­lo en ma­te­ria de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, se es­ti­man re­duc­cio­nes de 33% en las emi­sio­nes a ni­vel glo­bal. En lo eco­nó­mi­co, es­te cam­bio de en­fo­que re­pre­sen­ta­ría aho­rros de en­tre 3% y 4% del PIB. Y en lo so­cial, sig­ni­fi­ca crear múl­ti­ples nue­vos em­pleos y la po­si­bi­li­dad de for­ma­li­zar y dig­ni­fi­car el tra­ba­jo de mi­les de re­ci­cla­do­res de ba­se a lo lar­go del país.

Es­ta es la eco­no­mía del fu­tu­ro, la úni­ca sos­te­ni­ble a lar­go pla­zo. Chi­le es­tá en una ex­ce­len­te po­si­ción pa­ra li­de­rar es­te ca­mino. Pa­ra lo­grar­lo, des­de el Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te es­ta­mos tra­ba­jan­do en tres ámbitos, con el ob­je­ti­vo de en­ca­mi­nar­nos cla­ra­men­te en es­ta di­rec­ción.

El pri­me­ro es avan­zar ha­cia una exi­to­sa im­ple­men­ta­ción de la Ley REP. Es­ta ley ha­ce res­pon­sa­ble a los pro­duc­to­res de or­ga­ni­zar y fi­nan­ciar la ges­tión de los re­si­duos que ge­ne­ran sus pro­duc­tos, con el fo­co pues­to en dar­les va­lor a tra­vés del reuso, del re­ci­cla­je o la ex­trac­ción de la ener­gía con­te­ni­da en ellos.

Re­pre­sen­ta el prin­ci­pal ins­tru­men­to pa­ra ga­ti­llar un rá­pi­do avan­ce ha­cia la eco­no­mía cir­cu­lar, ge­ne­ran­do in­cen­ti­vos di­rec­tos pa­ra el cre­ci­mien­to de la in­dus­tria del re­ci­cla­je y pa­ra la me­jo­ra de los di­se­ños de los pro­duc­tos que con­su­mi­mos dia­ria­men­te.

Es cla­ve que el sec­tor pri­va­do, la so­cie­dad ci­vil y la aca­de­mia tam­bién apun­ten en la mis­ma di­rec­ción.

Un se­gun­do ám­bi­to co­rres­pon­de a te­mas no cir­cuns­cri­tos a la ley REP pe­ro de gran re­le­van­cia en ma­te­ria de eco­no­mía cir­cu­lar. Por un la­do, los re­si­duos or­gá­ni­cos, que cons­ti­tu­yen la mi­tad de la ba­su­ra do­mi­ci­lia­ria y por otro, la cons­truc­ción, que pro­du­ce enor­mes vo­lú­me­nes de re­si­duos que po­drían mi­ni­mi­zar­se mo­di­fi­can­do las téc­ni­cas de edi­fi­ca­ción o que se po­drían re­uti­li­zar en otros pro­ce­sos.

Por úl­ti­mo, los re­si­duos in­dus­tria­les, co­mo es­co­rias de fun­di­cio­nes, que en otros paí­ses se uti­li­zan co­mo ma­te­rias pri­mas pa­ra pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y que en Chi­le acu­mu­la­mos en enor­mes bo­ta­de­ros.

Ca­da uno de es­tos te­mas re­pre­sen­ta re­tos tan gran­des co­mo in­tere­san­tes desafíos. Des­de el MMA abor­da­re­mos ca­da uno de ellos con mi­ras a es­ta­ble­cer ins­tru­men­tos re­gu­la­to­rios que sig­ni­fi­quen apro­ve­char esas opor­tu­ni­da­des.

Ter­ce­ro, pa­ra avan­zar bien y rá­pi­do ha­cia la eco­no­mía cir­cu­lar ne­ce­si­ta­mos, ade­más, ca­ta­li­zar un en­torno de in­no­va­ción y em­pren­di­mien­to. Chi­le ya ha pro­du­ci­do un con­jun­to de ini­cia­ti­vas muy des­ta­ca­bles en es­te ám­bi­to. Pa­ra mul­ti­pli­car­las, bus­ca­re­mos que pue­dan apro­ve­char los ins­tru­men­tos del Es­ta­do. Es­ta­mos tra­ba­jan­do con los or­ga­nis­mos pú­bli­cos que tie­nen la ex­pe­rien­cia, he­rra­mien­tas y re­cur­sos pa­ra es­te ti­po de desafíos, ar­ti­cu­lan­do ac­cio­nes con Cor­fo, el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y la Agen­cia de Sus­ten­ta­bi­li­dad y Cam­bio Cli­má­ti­co. Eso ya ha co­men­za­do a dar sus pri­me­ros fru­tos, con opor­tu­ni­da­des con­cre­tas pa­ra los in­no­va­do­res, co­mo el lla­ma­do es­pe­cial pa­ra pro­to­ti­pos de in­no­va­ción que Cor­fo lan­zó a prin­ci­pios de agos­to.

Chi­le hoy fi­gu­ra en el pe­núl­ti­mo lu­gar en­tre los paí­ses de la Ocde en ma­te­ria de va­lo­ri­za­ción de re­si­duos. Po­de­mos dar un sal­to y pa­sar a li­de­rar el mun­do de la eco­no­mía cir­cu­lar. Des­de el sec­tor pú­bli­co nos es­ta­mos mo­vi­li­zan­do de­ci­di­da­men­te pa­ra ello. Es cla­ve que el sec­tor pri­va­do, la so­cie­dad ci­vil y la aca­de­mia tam­bién apun­ten en la mis­ma di­rec­ción. H

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.