Re­cam­bio a led: Có­mo las ciu­da­des in­vier­ten en la nue­va era en ilu­mi­na­ción

Eco-friendly y efi­cien­tes, esas con al­gu­nas de las cua­li­da­des de con­tar con alum­bra­do led, que ade­más e per­fi­la co­mo un alia­do de la se­gu­ri­dad al per­mi­tir un me­jor ma­ne­jo de las cá­ma­ras en la ciu­dad.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PORTADA - PAULA NÚÑEZ LÓ­PEZ

CON AHO­RROS de ener­gía que va­rían en­tre 50% y 90%, una re­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va en las emi­sio­nes de CO2, y una vi­da útil has­ta cin­co ve­ces ma­yor que los sis­te­mas tra­di­cio­na­les, la ilu­mi­na­ción led (light emit­ting dio­de) ha em­pe­za­do a ma­si­fi­car­se en la in­fra­es­truc­tu­ra ur­ba­na. Es­to se tra­du­ce en la re­duc­ción del im­pac­to am­bien­tal y en los cos­tos de man­te­ni­mien­to.

Bue­nos Ai­res, Me­de­llín y Sao Pau­lo son al­gu­nas de las ur­bes que han apos­ta­do por el re­cam­bio. Es­to se ex­pli­ca con que ca­da am­po­lle­ta con es­ta tec­no­lo­gía tie­ne una vi­da útil de 50.000 ho­ras, bas­tan­te más que las 2.000 ho­ras de una es­tán­dar. Tam­bién es más eco­ló­gi­ca, ya que no tie­nen tungs­teno y mer­cu­rio, ele­men­tos tó­xi­cos pa­ra el me­dioam­bien­te. Ade­más de un aho­rro im­por­tan­te, si se con­si­de­ra que cam­biar el alum­bra­do a LED sig­ni­fi­ca un 50% de aho­rro ener­gé­ti­co y un baja en 30% en con­cep­to de man­te­ni­mien­to, de acuer­do a da­tos de Le­dia, con­sul­to­ra es­pe­cia­lis­ta en ilu­mi­na­ción sos­te­ni­ble.

“Con­tar con sis­te­mas in­te­li­gen­tes y sus­ten­ta­bles en las ciu­da­des, per­mi­te te­ner un me­jor ma­ne­jo de los re­cur­sos. No só­lo se tra­ta de im­ple­men­tar lu­ces led, sino que ser ca­paz de do­tar­las de in­te­li­gen­cia y ad­mi­nis­trar es­tos da­tos en fa­vor de la ciu­da­da­nía”, di­ce Ta­nia Co­sen­tino, pre­si­den­te de Sch­nei­der Elec­tric Amé­ri­ca del Sur.

Pe­ro op­tar por es­ta tec­no­lo­gía tam­bién tie­ne que ver con to­mar de­ci­sio­nes en pos de la re­si­lien­cia de las ciu­da­des. Una ca­rac­te­rís­ti­ca de las lu­ces led es que no se ven afec­ta­das por las vi­bra­cio­nes y son muy re­sis­ten­tes a los gol­pes. Es­to evi­ta por una par­te ries­gos de ac­ci­den­tes por ro­tu­ra ac­ci­den­tal y per­mi­te un me­jor ma­ne­jo en paí­ses co­mo el nues­tro, don­de los sis­mos son par­te de la idio­sin­cra­sia.

“La re­no­va­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra de ilu­mi­na­ción de ciu­da­des y es­pa­cios pú­bli­cos ofre­ce una opor­tu­ni­dad pa­ra me­jo­rar la vi­da de las per­so­nas a tra­vés de be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos, so­cia­les y am­bien­ta­les. La tec­no­lo­gía led y sis­te­mas de con­trol, cum­plen un pa­pel re­le­van­te, ya que per­mi­ten crear un en­torno de vi­da ener­gé­ti­ca­men­te más efi­cien­te y más se­gu­ro, ade­más de trans­for­mar las ciu­da­des en lu­ga­res más atrac­ti­vos pa­ra vivir y vi­si­tar”, di­ce To­más Ara­go­na, ge­ren­te re­gio­nal de ne­go­cios pa­ra Cono Sur de Phi­lips Ligh­ting.

Apues­ta na­cio­nal

Se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Ener­gía, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Chi­le ha ge­ne­ra­do un au­men­to de un 122% de con­su­mo de ener­gía en los úl­ti­mos años, ran­go que se pro­yec­ta si­ga en au­men­to. En es­te con­tex­to, es ne­ce­sa­rio desa­rro­llar nue­vas in­ver­sio­nes que ase­gu­ren un abas­te­ci­mien­to per­ma­nen­te y que no afec­ten el desa­rro­llo eco­nó­mi­co del país ni la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas, im­pul­san­do po­lí­ti­cas pú­bli­cas, ade­más de ac­cio­nes pri­va­das y ciu­da­da­nas. “El fac­tor cla­ve de desa­rro­llo de la eco­no­mía chi­le­na en el fu­tu­ro de­be se­guir sien­do la pro­duc­ti­vi­dad. Es­te con­cep­to es­tá muy re­la­cio­na­do con la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, ya que tie­ne que ver con có­mo ha­ce­mos un uso efi­cien­te de los re­cur­sos que te­ne­mos”, di­ce Ju­lio Fried­mann, CEO de GE Chi­le. Él agre­ga que jun­to con la mo­der­ni­za­ción de nues­tro sis­te­ma de trans­mi­sión y la ma­yor com­pe­ten­cia en el mer­ca-

A pe­sar del au­ge que vi­ve el led en el mun­do, su desa­rro­llo par­tió a ini­cios del si­glo XX, cuan­do Nick Ho­lon­yak, un tra­ba­ja­dor de Ge­ne­ral Elec­tric es­tu­dió la lu­mi­no­si­dad y di­se­ñó el pri­mer led de la his­to­ria.

do de ge­ne­ra­ción, te­ne­mos que ase­gu­rar­nos que fa­bri­can­tes de equi­pa­mien­to, con­su­mi­do­res, dis­tri­bui­do­res y ge­ne­ra­do­res ten­gan los in­cen­ti­vos ade­cua­dos en ma­te­ria de uso in­te­li­gen­te de es­ta ener­gía.

En­tre las ac­cio­nes to­ma­das es­tá el “Pro­gra­ma de Re­cam­bio Ma­si­vo de Lu­mi­na­rias de Alum­bra­do Pú­bli­co” que pre­ten­de re­em­pla­zar 200.000 lu­mi­na­rias en to­do el país, en un pe­río­do de cua­tro años, ini­cia­ti­va li­de­ra­da por el mi­nis­te­rio de Ener­gía jun­to la Agen­cia Chi­le­na de Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca (AChEE).

Eco­nó­mi­co y se­gu­ro

En torno al La­go Ran­co se ha desa­rro­lla­do otro de los pro­yec­tos. Es­ta lo­ca­li­dad ha si­do pio­ne­ra en el país, al im­ple­men­tar un sis­te­ma de alum­bra­do pú­bli­co de al­ta efi­cien­cia que per­mi­te re­du­cir drás­ti­ca­men­te los cos­tos de ser­vi­cio y man­te­ni­mien­to. Se tra­ta de una de las pri­me­ras ins­ta­la­cio­nes de ilu­mi­na­ción ur­ba­na de La­ti­noa­mé­ri­ca te­le­ges­tio­na­da pun­to a pun­to me­dian­te GPRS, que per­mi­te el se­gui­mien­to y re­gu­la­ción a dis­tan­cia de ca­da pun­to de luz de for­ma in­de­pen­dien­te.

Es­te pro­yec­to se en­mar­ca den­tro de un plan de me­jo­ra de in­fraes­truc­tu­ras en­fo­ca­do en la re­duc­ción del con­su­mo de ener­gía. Pa­ra lle­var a ca­bo el sis­te­ma de ges­tión re­mo­ta fue ne­ce­sa­rio mi­grar las lu­mi­na­rias exis­ten­tes a led. “El re­cam­bio a tec­no­lo­gía led me­jo­ra la vi­si­bi­li­dad y la se­gu­ri­dad del es­pa­cio pú­bli­co. En ese sen­ti­do, la luz blan­ca de las lu­mi­na­rias fa­vo­re­ce el re­co­no­ci­mien­to fa­cial y la co­rrec­ta per­cep­ción de los co­lo­res. No so­lo a sim­ple vis­ta, sino tam­bién en las cá­ma­ras de ví­deo vi­gi­lan­cia, lo que re­fuer­za la pre­ven­ción del de­li­to”, cuen­ta Ara­go­na.

Me­dioam­bien­te

En 2015 se du­pli­ca­ron las emi­sio­nes de GEI en la re­gión res­pec­to a 2012. Una ci­fra que va en au­men­to, por lo que los ex­per­tos ase­gu­ran que ur­ge to­mar me­di­das pa­ra con­tra­rres­tar los ga­ses con­ta­mi­nan­tes. En­tre ellas des­ta­ca­ron la ilu­mi­na­ción led con las que las emi­sio­nes se re­du­cen con­si­de­ra­ble­men­te al gas­tar, en pro­me­dio, un 70% me­nos de ener­gía que la lu­mi­na­ria in­can­des­cen­te. Ca­da kW/h aho­rra­do en elec­tri­ci­dad evi­ta la emi­sión de 0,343 kgCO2/kWh a la at­mós­fe­ra.

Pe­ro pa­ra po­ten­ciar aún más su uso, los ex­per­tos es­ta­ble­cen que he­rra­mien­tas co­mo sen­so­res de mo­vi­mien­to y pre­sen­cia, ade­más de tem­po­ri­za­do­res per­mi­ti­ría re­du­cir en 10% más la ener­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.