IN­MO­BI­LIA­RIAS IMPULSAN LA VI­VIEN­DA EFI­CIEN­TE

Con usua­rios que bus­can pro­pie­da­des efi­cien­tes, el sec­tor in­mo­bi­lia­rio es­tá im­pul­san­do que las cons­truc­cio­nes in­cor­po­ren es­ta ca­rac­te­rís­ti­cas a tra­vés de nue­vos ma­te­ria­les, ilu­mi­na­ción y cer­ti­fi­ca­cio­nes, que apun­tan a con­su­mir me­nos ener­gía.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD - PAULA NÚÑEZ LÓ­PEZ

VEN­TA­NAS AIS­LAN­TES, pa­ne­les so­la­res, lu­mi­na­ria de ba­jo con­su­mo, ma­te­ria­les nue­vos y cer­ti­fi­ca­cio­nes son par­te de la trans­for­ma­ción que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do la cons­truc­ción en nues­tro país. Hoy, una de las gran­des apues­tas vie­ne de la mano de la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, ten­den­cia que in­clu­so lle­ga a las vi­vien­das so­cia­les.

La efi­cien­cia ener­gé­ti­ca se ha per­fi­la­do co­mo un área cla­ve pa­ra ase­gu­rar el cre­ci­mien­to del país. Op­ti­mi­zar el con­su­mo en el área re­si­den­cial es im­por­tan­te, si se con­si­de­ra que el sec­tor co­mer­cial, pú­bli­co y re­si­den­cial ac­tual­men­te re­pre­sen­ta en torno al 30% del con­su­mo ener­gé­ti­co del país. Lo que ha lle­va­do a que el aho­rro de ener­gía sea un área don­de las in­mo­bi­lia­rias es­tán po­nien­do es­fuer­zos en tec­no­lo­gías que per­mi­tan me­jo­rar la ca­pa­ci­dad de ais­la­ción en los pro­yec­tos re­si­den­cia­les.

“Es un con­cep­to que ca­da vez es más in­cor­po­ra­do en los nue­vos pro­yec­tos, ya que no so­lo es una ten­den­cia en Chi­le, sino a ni­vel mun­dial. En­tre los atri­bu­tos más im­por­tan­tes se en­cuen­tran las ven­ta­nas con do­ble vi­dria­do her­mé­ti­co, equi­pa­mien­to de ca­le­fac­ción y re­fri­ge­ra­ción efi­cien­te, pa­ne­les so­la­res, jar­di­nes de baja de­man­da de rie­go, ilu­mi­na­ción LED, en­tre otros. De acuer­do a un es­tu­dio que apli­ca­mos re­cien­te­men­te, más de 100 pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios se au­to­de­fi­nen co­mo sus­ten­ta­bles”, di­ce Ni­co­lás Iz­quier­do, Sub­ge­ren­te de Es­tu­dios de Por­ta- lin­mo­bi­lia­rio.com.

Por ejem­plo, ISA In­mo­bi­lia­ria cuen­ta con el pro­yec­to “Mar­tín Alon­so Pin­zón” en Las Condes, que in­cor­po­ra tec­no­lo­gía LOW-E. Se tra­ta de un cris­tal re­ves­ti­do in­co­lo­ro, en el cual una de sus ca­ras tie­ne apli­ca­do un re­ves­ti­mien­to que con­ser­var la tem­pe­ra­tu­ra en el in­te­rior. Su ca­pa­ci­dad de ais­la­ción es un 35% me­jor que en un ter­mo­pa­nel co­mún. Ade­más, con­ser­va has­ta un 66% de la ener­gía que se per­de­ría a tra­vés de un vi­dria­do sim­ple con el con­si­guien­te aho­rro en cos­tos. “Nos preo­cu­pa­mos de que los de­par­ta­men­tos, ade­más de te­ner una ais­la­ción que per­mi­ta el con­fort de los pro­pie­ta­rios, se tra­duz­ca tam­bién en un cos­to me­nor de sus gas­tos men­sua­les”, se­ña­ló Da­niel Sán­chez, ge­ren­te de ISA In­mo­bi­lia­ria.

En tan­to, In­mo­bi­lia­ria Bro­tec-Ica­fal, al igual que otras, ha apos­ta­do por los pa­ne­les so­la­res. Es­tos apor­tan al ca­len­ta­mien­to del agua me­dian­te ener­gía so­lar, que per­mi­ti­ría un aho­rro anual en con­su­mo de un 16%.

Cer­ti­fi­ca­cio­nes

El Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo jun­to al Mi­nis­te­rio de Ener­gía en 2015 co­men­za­ron a im­ple­men­tar la Ca­li­fi­ca­ción Ener­gé­ti­ca de Vi­vien­das (CEV), un sis­te­ma de eva­lua­ción pa­ra sa­ber qué tan efi­cien­te es un pro­yec­to o vi­vien­da. Es­ta ini­cia­ti­va per­mi­te co­no­cer la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de las vi- vien­das que quie­ran com­prar, ob­te­nien­do ade­más aho­rros en ca­le­fac­ción, ilu­mi­na­ción y agua ca­lien­te sa­ni­ta­ria.

Se tra­ta de un ins­tru­men­to de uso vo­lun­ta­rio que ca­li­fi­ca la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de una vi­vien­da nue­va en su eta­pa de uso (si­mi­lar al sis­te­ma usa­do pa­ra eti­que­tar ener­gé­ti­ca­men­te re­fri­ge­ra­do­res y au­to­mó­vi­les), la que mues­tra co­lo­res y le­tras des­de la A a la G, sien­do es­ta úl­ti­ma la me­nos efi­cien­te. La le­tra A, re­pre­sen­ta a vi­vien­das pue­de al­can­zar aho­rros de has­ta un 80% res­pec­to de la vi­vien­da bá­si­ca, mien­tras que la B, 60; C has­ta un 50%; D, has­ta un 30%, y E ha­ce re­fe­ren­cia a la exi­gen­cia ac­tual con la que de­ben cum­plir to­das las vi­vien­das que se cons­tru­yen en el país. En tan­to, las le­tras F y G es­tán ba­jo los es­tán­da­res.

A ni­vel in­ter­na­cio­nal una de las cer­ti­fi­ca­cio­nes que pri­ma en cons­truc­cio­nes sus­ten­ta­bles es LEED (Lea­ders­hip in Energy and En­vi­ron­men­tal Design) se com­po­ne de una se­rie de nor­mas que eva­lúan la es­tra­te­gia y ele­men­tos que se orien­ten a la sos­te­ni­bi­li­dad. Des­de el ini­cio del pro­yec­to, to­ma en­tre otros as­pec­tos, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y el uso de ERNC. Las ca­te­go­rías se di­vi­den en Cer­ti­fi­ca­te, Gold y Sil­ver y Pla­ti­num. La his­to­ria de es­te se­llo en Chi­le co­mien­za el 2005, cuan­do una se­rie de em­pre­sas se dan cuen­ta que ne­ce­si­tan cua­li­da­des sus­ten­ta­bles pa­ra su ne­go­cio. So­di­mac re­que­ría de sis­te­mas de re­fri­ge­ra­ción y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca; Ex­plo­ra, de ele­men­tos sus­ten­ta­bles pa­ra sus ho­te­les; y a Ko­mat­su, se lo es­ta­ban exi­gien­do des­de su ma­triz en Asia.

Des­de ENEL se­ña­lan que “uno de los fun­da­men­tos en el queha­cer de Enel Dis­tri­bu­ción Chi­le es fa­vo­re­cer la pe­ne­tra­ción de una cul­tu­ra de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca en el país, no so­lo lla­man­do a la con­cien­cia por el uso ra­cio­nal de la ener­gía, sino que tam­bién im­pul­san­do el desa­rro­llo per­ma­nen­te de pro­duc­tos y ser­vi­cios pa­ra sus clien­tes”. Agre­gan que la com­pa­ñía quie­re ser par­te de la so­lu­ción de te­mas tan im­por­tan­tes co­mo la des­con­ta­mi­na­ción de las ciu­da­des y por eso im­pul­sa con fuer­za la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca a tra­vés de la mo­vi­li­dad eléc­tri­ca, la ca­le­fac­ción eléc­tri­ca y la au­to­ge­ne­ra­ción, en­tre otros.

Los elec­tro­do­més­ti­cos son otra aris­ta re­le­van­te del con­su­mo ener­gé­ti­co. Hoy los re­fri­ge­ra­do­res ya cuen­tan con una cer­ti­fi­ca­ción, que a fu­tu­ro po­dría ho­mo­lo­gar­se a otros apa­ra­tos. “Hoy hay una preo­cu­pa­ción en la in­dus­tria por ha­cer pro­duc­tos que per­mi­tan un aho­rro con­si­de­ra­ble. El eje ha es­ta­do en los re­fri­ge­ra­do­res y la­va­do­ras que son los de más con­su­mo en el ho­gar”, di­ce Pa­me­la Cas­tro, pro­duct spe­cia­list Ho­me Ap­plian­ces de LG Chi­le.

“Es un con­cep­to que ca­da vez es más in­cor­po­ra­do en los nue­vos pro­yec­tos, ya que no só­lo es una ten­den­cia en Chi­le, sino a ni­vel mun­dial”, di­ce Iz­quier­do.

El Min­vu y el Mi­nis­te­rio de Ener­gía en 2015 co­men­za­ron a im­ple­men­tar la Ca­li­fi­ca­ción Ener­gé­ti­ca de Vi­vien­das.

Los elec­tro­do­més­ti­cos son otra aris­ta re­le­van­te. Los re­fri­ge­ra­do­res ya cuen­tan con una cer­ti­fi­ca­ción, que a fu­tu­ro po­dría ex­ten­der­se a otros apa­ra­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.