CIU­DAD COM­PAR­TI­DA: EL CAM­BIO DEL PA­RA­DIG­MA UR­BANO

La pe­ne­tra­ción de nue­vas pla­ta­for­mas co­la­bo­ra­ti­vas y las re­des 4G, han pro­vo­ca­do un cam­bio en la ma­ne­ra en la que se re­la­cio­nan los di­fe­ren­tes ele­men­tos que com­po­nen los nú­cleos ur­ba­nos. El coc­nep­to de “sha­ring” cre­ce ca­da vez más fuer­te en­tre ciu­da­da­nos,

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD - EFRAÍN MORAGA

Es­ta se­ma­na se mar­có un pre­ce­den­te den­tro de las po­lí­ti­cas de mo­vi­li­dad sus­ten­ta­ble, in­ter­mo­da­li­dad y uso com­par­ti­do de trans­por­tes, pues­to que la co­mu­na de La Rei­na se trans­for­mó en el pri­mer mu­ni­ci­pio del país en su­mar­se a la co­lum­na ver­te­bral de Aw­to, el pri­mer cars­ha­ring co­la­bo­ra­ti­vo desa­rro­lla­do en Chi­le.

Es­te sis­te­ma bus­ca ser un apor­te en la des­con­ta­mi­na­ción y des­con­ges­tión del Gran San­tia­go, ade­más de per­mi­tir una ma­yor fle­xi­bi­li­dad pa­ra mo­vi­li­zar­se y com­bi­nar con otras fuen­tes de trans­por­te pú­bli­co, co­mo bi­ci­cle­tas, Me­tro y Tran­san­tia­go.

La ini­cia­ti­va es par­te de una ten­den­cia que ca­da vez cre­ce más en to­das las ur­bes del mun­do: la “eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va” (o com­par­ti­da) al ser­vi­cio del fun­cio­na­mien­to de las ciu­da­des. Gra­cias a la tec­no­lo­gía, los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les y la co­nec­ti­vi­dad (es­pe­cial­men­te con re­des 4G), los ciu­da­da­nos pue­den ac­ce­der a una se­rie de ser­vi­cios pa­ra me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da en el día a día. Es­to se ex­pan­de más aún, cuan­do el sec­tor pú­bli­co, las gran­des em­pre­sas y las star­tups (me­dian­te, por ejem­plo, la crea­ción de apps), se suben al ca­rro co­la­bo­ra­ti­vo ur­bano.

Un in­for­me ela­bo­ra­do por la Sub­se­cre­ta­ría de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes (Sub­tel) se­ña­ló que du­ran­te 2016, los ac­ce­sos a in­ter­net fi­jo y mó­vil en 3G y 4G al­can­za­ron 16,1 mi­llo­nes en Chi­le, con un cre­ci­mien­to in­ter­anual de 23,9%; es de­cir, se re­gis­tra­ron 3,1 mi­llo­nes de nue­vos ac­ce­sos en el pe­río­do.

Por otro la­do, el es­tu­dio “To­mTom Traf­fic In­dex 2017” que ana­li­zó el trá­fi­co en 390 ciu­da­des de 48 paí­ses, de­ter­mi­nó que el Gran San­tia­go es la se­gun­da ciu­dad con ma­yor con­ges­tión en Su­da­mé­ri­ca. Río de Ja­nei­ro li­de­ra el lis­ta­do, mien­tras que Bue­nos Aires se ubi­ca en ter­cer lu­gar. San­tia­go re­gis­tra una demora pro­me­dio en el tiem­po nor­mal de via­je de 43%, mien­tras que en la ho­ra pun­ta de la ma­ña­na se re­gis­tra un 73%,a su vez, en la tar­de es­ta ci­fra au­men­ta a 88%. A ni­vel glo­bal, Ciu­dad de Mé­xi­co es la que ocu­pa el pri­mer lu­gar, con un in­cre­men­to de 7% en com­pa­ra­ción a la me­di­ción an­te­rior.

En es­te con­tex­to, Jo­sé Ma­nuel Pa­la­cios,

al­cal­de de La Rei­na, es­ti­ma que es muy re­le­van­te pa­ra es­ta co­mu­na aso­ciar­se a un sis­te­ma de mo­vi­li­dad com­par­ti­da y po­ner el ser­vi­cio a dis­po­si­ción de los ve­ci­nos, “ya que ayu­da a dar­le un res­pi­ro a la ciu­dad y es una muy bue­na al­ter­na­ti­va pa­ra las per­so­nas que tra­ba­jan le­jos de su ca­sa o no tie­nen un au­to­mó­vil pa­ra tras­la­dar­se en­tre cier­tos pun­tos de San­tia­go”, di­ce Pa­la­cios, y agre­ga: “Hoy te­ne­mos un sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co que no da con el an­cho. No tie­ne el es­tán­dar que los ve­ci­nos y que las per­so­nas ne­ce­si­tan”.

Por su par­te, Fran­cis­co Loeh­nert, ge­ren­te ge­ne­ral de Aw­to, in­di­ca: “Im­ple­men­ta­mos ha­ce po­co el mo­de­lo Pun­to a Pun­to, que per­mi­te to­mar un au­to en un es­ta­cio­na­mien­to y de­jar­lo en uno nue­vo, se­gún el des­tino del usua­rio, lo que per­mi­te una ma­yor fle­xi­bi­li­dad pa­ra trans­por­tar­se en­tre los pun­tos y ade­más com­bi­nar con otras fuen­tes de trans­por­te pú­bli­co”.

Pla­ta­for­mas co­la­bo­ra­ti­vas

La ex­pe­rien­cia de Aw­to en La Rei­na no es la úni­ca que bus­ca me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas por me­dio de la in­tro­duc­ción de sis­te­mas co­la­bo­ra­ti­vos. Pla­ta­for­mas co­mo Ai­rbnb, Uber, Ca­bify y otras ini­cia­ti­vas di­gi­ta­les desa­rro­lla­das en Chi­le, tam­bién bus­can ese mis­mo pro­pó­si­to. Pe­ro es­ta es una ma­te­ria que aún fal­ta por desa­rro­llar, in­clu­so en paí­ses del He­mis­fe­rio Nor­te.

La re­cien­te en­cues­ta Ac­cen­tu­re, que con­si­de­ró la con­sul­ta a más de 3.000 ciu­da­da­nos de Es­ta­dos Uni­dos y 130 lí­de­res de ser­vi­cio pú­bli­co, re­ve­ló una cla­ra bre­cha en­tre la acep­ta­ción de es­tos mo­de­los por par­te de los ciu­da­da­nos y los pla­nes del go­bierno de in­vo­lu­crar ca­na­les de es­te ti­po.

Por ejem­plo, del es­tu­dio se des­pren­de que in­de­pen­dien­te­men­te del ti­po de con­su­mo co­la­bo­ra­ti­vo, me­nos de la mi­tad de los lí­de­res en las or­ga­ni­za­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les de­cla­ran que de­li­be­ra­rán la po­si­bi­li­dad de uti­li­zar di­chos mo­de­los en los pró­xi­mos 10 años; mien­tras que me­nos de uno de ca­da cin­co lo es­tán con­si­de­ran­do hoy.

Del mis­mo mo­do, el re­por­te des­ta­ca que la mi­tad de los lí­de­res en­cues­ta­dos de­cla­ran que sus or­ga­ni­za­cio­nes no es­tán pre­pa­ra­das pa­ra en­fren­tar los re­tos de una eco­no­mía com­par­ti­da. Es de­cir, uno de ca­da cua­tro di­ce que es­tá eva­luan­do o dis­cu­tien­do el im­pac­to de com­par­tir mo­de­los de eco­no­mía, mien­tras que ca­si el 40% no re­por­tan te­ner com­pro­mi­sos con es­tos sis­te­mas.

A di­fe­ren­cia de lo pre­sen­cia­do des­de el pun­to de vis­ta pú­bli­co, los ciu­da­da­nos apo­yan fir­me­men­te es­te ti­po de com­por­ta­mien­to. Así, en­tre un 73% y el 87% de la po­bla­ción en­cues­ta­da apo­ya los po­ten­cia­les ser­vi­cios otor­ga­dos por es­te ti­po de eco­no­mía, mien- tras que un 70% ma­ni­fes­tó que es­te cons­ti­tui­ría un buen uso de los re­cur­sos del go­bierno y ca­si el 80% sos­tu­vo que los or­ga­nis­mos gu­ber­na­men­ta­les de­be­rían usar ser­vi­cios co­mo Ai­rbnb pa­ra pro­por­cio­nar re­fu­gio a los ciu­da­da­nos ne­ce­si­ta­dos.

Pa­ra los ex­per­tos, las eco­no­mías com­par­ti­das vie­nen a cam­biar el mo­do en que se re­la­cio­nan los di­fe­ren­tes ele­men­tos que cons­ti­tu­yen a las ciu­da­des, trans­for­man­do la fun­cio­na­li­dad del mo­bi­lia­rio ur­bano y cam­bian­do el pa­ra­dig­ma clá­si­co de có­mo se re­la­cio­nan los ele­men­tos in­fra­es­truc­tu­ra­les, na­tu­ra­les y so­cia­les, pe­ro tam­bién re­pre­sen­tan un desafío pa­ra las au­to­ri­da­des lo­ca­les, el que re­quie­re de una vi­sión in­te­gral y coor­di­na­da en­tre los dis­tin­tos ac­to­res.

“Es un pro­ce­so que igual tie­ne que te­ner al­gún ti­po de me­dia­ción de au­to­ri­da­des lo­ca­les pa­ra que exis­tan acuer­dos, una con­ver­sa­ción res­pec­to a es­ta ini­cia­ti­va, en­tre los dis­tin­tos ac­to­res de la co­mu­ni­dad, que son gru­pos de per­so­nas que mu­chas ve­ces tie­nen in­tere­ses e ideas dis­tin­tas de lo que es bueno, esa es la par­te que es de­li­ca­da y que hay que im­ple­men­tar con cui­da­do”, ma­ni­fies­ta Fran­cis­ca As­ta­bu­rua­ga, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Cen­tro de In­no­va­ción en Ciu­da­des de la UDD.

In­no­va­cio­nes co­la­bo­ra­ti­vas

A los ya co­no­ci­dos Uber y Ca­bify, se su­mó - en el pri­mer tri­mes­tre de 2016- la pla­ta­for­ma chi­le­na Syn­cro Lo­gic­tics, la que bus­ca ge­ne­rar un cam­bio en la in­dus­tria del trans­por­te de car­ga, de ma­ne­ra de op­ti­mi­zar el es­pa­cio dis­po­ni­ble en los ca­mio­nes que tras­la­dan dis­tin­tos ti­pos pro­duc­tos. “La ven­ta­ja de usar Syn­cro es que es 5% y 30% más ba­ra­to, ade- más de eso, ofre­ce­mos to­do un sis­te­ma de ges­tión de la car­ga, o sea pro­gra­ma­mos y ha­ce­mos la ges­tión de la car­ga has­ta que se en­tre­ga”, ex­pli­ca Gui­do Alar­cón, so­cio de Syn­cro Lo­gic­tics.

Del mis­mo mo­do “Car Sha­ring” es una pla­ta­for­ma que bus­ca op­ti­mi­zar el uso del au­to­mó­vil por me­dio del uso com­par­ti­do y sus­ten­ta­ble: “El Car Sha­ring eléc­tri­co bus­ca pro­mo­ver una so­lu­ción de mo­vi­li­dad dis­tin­ta a la que ha­bi­tual­men­te se usa”, ma­ni­fies­ta Ro­dri­go Sán­chez, ge­ren­te ge­ne­ral de es­ta em­pre­sa.

Gra­cias a la tec­no­lo­gía, los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les y la co­nec­ti­vi­dad, los ciu­da­da­nos pue­den ac­ce­der a una se­rie de ser­vi­cios pa­ra me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da.

La mi­tad de los lí­de­res en­cues­ta­dos de­cla­ran que sus or­ga­ni­za­cio­nes no es­tán pre­pa­ra­das.

Es un pro­ce­so que tie­ne que te­ner al­gún ti­po de me­dia­ción de au­to­ri­da­des lo­ca­les pa­ra que exis­tan acuer­dos.

“Hoy te­ne­mos un sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co que no da con el an­cho, no tie­ne el es­tán­dar que los ve­ci­nos y que las per­so­nas ne­ce­si­tan” JO­SÉ MA­NUEL PA­LA­CIOS

Al­cal­de de La Rei­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.