AC­CE­SI­BI­LI­DAD UNI­VER­SAL: EL CAMBIO QUE VIE­NE EN DI­SE­ÑO Y CONS­TRUC­CIÓN

Con la fi­na­li­dad de lo­grar una ciu­dad más in­clu­si­va, ha­ce un año y me­dio se pu­bli­có la de­no­mi­na­da “Nor­ma de Ac­ce­si­bi­li­dad Uni­ver­sal”, que exi­ge a las edi­fi­ca­cio­nes de ac­ce­so pú­bli­co me­jo­rar las con­di­cio­nes pa­ra per­so­nas con ca­pa­ci­da­des li­mi­ta­das. Un avanc

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD - DA­NIEL FA­JAR­DO CA­BE­LLO

● ¿Qué ha pa­sa­do? Ha­ce un año y me­dio es­tá vi­gen­te en Chi­le una nor­ma que exi­ge a las edi­fi­ca­cio­nes de ac­ce­so pú­bli­co a te­ner cier­tas nor­mas de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal, pen­san­do en la po­bla­ción con ca­pa­ci­da­des li­mi­ta­das.

● ¿Cuá­les son las exi­gen­cias?

Pa­ra las obras cons­trui­das en­tre 1994 y 2016, exis­te una dis­po­si­ción tran­si­to­ria que en­tre­ga un pla­zo de 3 años pa­ra re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción. Las edi­fi­ca­cio­nes cons­trui­das en­tre el 2010 y la entrada en vi­gen­cia de es­te de­cre­to, ten­drán 3 años pa­ra ade­cuar­se y tie­nen un pla­zo de 30 me­ses pa­ra in­gre­sar el ex­pe­dien­te con las ade­cua­cio­nes.

● ¿Có­mo ha fun­cio­na­do? Se­gún un es­tu­dio de BAU Ac­ce­si­bi­li­dad, su apli­ca­ción aún es len­ta, tan­to de par­te de las em­pre­sas que pre­sen­tan los pro­yec­tos, co­mo de las mu­ni­ci­pa­li­da­des que aún no tie­nen la ca­pa­ci­dad de exi­gir los do­cu­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra la nor­ma­ti­va.

EL AÑO pa­sa­do, la jus­ti­cia or­de­nó a Mall Pla­za La Se­re­na ins­ta­lar un as­cen­sor en la pa­sa­re­la del sec­tor Huan­hua­lí. La obli­ga­ción sur­gió lue­go de una de­man­da pre­sen­ta­da por un jo­ven en si­lla de rue­das, quien de­man­dó al re­cin­to por­que el ac­ce­so pa­ra per­so­nas con ha­bi­li­da­des re­du­ci­das es­ta­ba blo­quea­do.

Es­te ti­po de ac­cio­nes po­dría ir en au­men­to, con­si­de­ran­do la exis­ten­cia del De­cre­to Su­pre­mo N° 50 de Ac­ce­si­bi­li­dad Uni­ver­sal, que con ca­si un año y me­dio de vi­gen­cia, pre­ten­de trans­for­mar las ciu­da­des pa­ra ha­cer­las más ac­ce­si­bles a la po­bla­ción que po­see ca­pa­ci­da­des re­du­ci­das.

Se­gún el Se­gun­do Es­tu­dio Na­cio­nal de Dis­ca­pa­ci­dad (ENDISC II), en Chi­le hay un 20% de ma­yo­res de 18 años con dis­ca­pa­ci­dad. El segmento eta­rio don­de hay un por­cen­ta­je ma­yor, es el de per­so­nas de más de 60 años (38,3%).

El re­gla­men­to ri­ge pa­ra los nue­vos es­pa­cios pú­bli­cos y aque­llos exis­ten­tes que se re­mo­de­len y to­do edi­fi­cio de uso pú­bli­co. Las edi­fi­ca­cio­nes nue­vas de­be­rán aco­ger­se a los nue­vos re­que­ri­mien­tos. Pa­ra las obras cons­trui­das en­tre el año 1994 y 2016, exis­te una dis­po­si­ción tran­si­to­ria que en­tre­ga un pla­zo de 3 años pa­ra re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción. Las edi­fi­ca­cio­nes cons­trui­das en­tre el 2010 y la entrada en vi­gen­cia de es­te de­cre­to, ten­drán 3 años pa­ra ade­cuar­se y tie­nen un pla­zo de 30 me­ses pa­ra in­gre­sar el ex­pe­dien­te con las ade­cua­cio­nes.

Du­ran­te el pri­mer tri­mes­tre de 2017 la con­sul­to­ra BAU Ac­ce­si­bi­li­dad en­tre­gó un in­for­me que da­ba cuen­ta del len­to avan­ce de la in­cor­po­ra­ción de es­ta nor­ma: en 10 co­mu­nas de la RM (Lo Bar­ne­chea, Vi­ta­cu­ra, Pro­vi­den­cia, Las Con­des, La Rei­na, San Mi­guel, San­tia­go, Ñu­ñoa, In­de­pen­den­cia y Ma­cul), só­lo el 11% de los per­mi­sos de edi­fi­ca­ción que re­quie­ren de un Ex­pe­dien­te de Ac­ce­si­bi­li­dad, in­clu­yó es­te do­cu­men­to en las so­li­ci­tu­des de an­te­pro­yec­tos. “Tan­to las di­rec­cio­nes de obras (DOM) co­mo las in­mo­bi­lia­rias, no han si­do cons­cien­tes de la im­por­tan­cia que tie­ne di­se­ñar y cons­truir de ma­ne­ra ac­ce­si­ble y del ries­go que es­tán su­je­tos, co­mo de­man­das o la clau­su­ra del in­mue­ble por no cum­plir la nor­ma”, in­di­ca An­drea Bou­de­guer, di­rec­to­ra Eje­cu­ti­va de BAU Ac­ce­si­bi­li­dad.

La ru­ta ac­ce­si­ble

Se­gún la le­gis­la­ción, la fis­ca­li­za­ción re­cae en el Di­rec­tor de Obras, quien po­drá en cual­quier mo­men­to fis­ca­li­zar en te­rreno y de­nun­ciar los in­cum­pli­mien­tos al Juz­ga­do de Po­li­cía Lo­cal. Y las mul­tas aso­cia­das van de 10 a 120 UTM. “Las

DOM son cons­cien­tes del pro­ble­ma, pe­ro no tie­nen las he­rra­mien­tas téc­ni­cas su­fi­cien­tes ni la ca­pa­ci­dad pa­ra abor­dar la fis­ca­li­za­ción”, di­ce Bou­de­guer.

Agus­tín Pé­rez, di­rec­tor de Obras de La Flo­ri­da y pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Di­rec­to­res de Obras in­di­ca que es­tán cons­cien­tes de la nor­ma y la apli­can, pe­ro los edi­fi­cios de ser­vi­cios pú­bli­cos so­bre 100 per­so­nas es­tán fue­ra de su ám­bi­to de ac­ción. “No­so­tros ve­mos nor­mas ur­ba­nís­ti­cas. Son los re­vi­so­res in­de­pen­dien­tes ins­cri­tas en el re­gis­tro del Min­vu quie­nes aprue­ban la ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal en esos ca­sos”, di­ce Pé­rez.

Ce­ci­lia Lei­va, pre­si­den­ta del Co­mi­té de Ar­qui­tec­tu­ra De­por­ti­va del Co­le­gio de Ar­qui­tec­tos y de­le­ga­da pa­ra Chi­le en el te­ma de ac­ce­si­bi­li­dad uni­ver­sal an­te la Unión In­ter­na­cio­nal de Ar­qui­tec­tos (UIA), ex­pli­ca que en la nueva re­gla­men­ta­ción hay un te­ma cla­ve: “la ru­ta ac­ce­si­ble”. “Es un fac­tor muy sig­ni­fi­ca­ti­vo, por­que lo que im­por­ta es la se­cuen­cia del ca­mino que ha­ce un in­di­vi­duo con me­nor ca­pa­ci­dad. Creo que en es­te úl­ti­mo año ha ha­bi­do un gran in­te­rés del sec­tor pri­va­do y di­ver­sas ins­ti­tu­cio­nes por cum­plir la nor­ma, pe­ro en tér­mi­nos mu­ni­ci­pa­les, no sé si lo ten­gan muy cla­ro”, co­men­ta Lei­va.

Re­sul­ta­dos. Ade­más, las mu­ni­ci­pa­li­da­des só­lo exi­gie­ron el Ex­pe­dien­te de Ac­ce­si­bi­li­dad a 39 de las so­li­ci­tu­des in­gre­sa­das (15% de los 260 an­te­pro­yec­tos).

El re­gla­men­to ri­ge pa­ra los nue­vos es­pa­cios pú­bli­cos y aque­llos exis­ten­tes que se re­mo­de­len y to­do edi­fi­cio de uso pú­bli­co.

Las edi­fi­ca­cio­nes cons­trui­das en­tre 2010 y la entrada en vi­gen­cia de es­te de­cre­to, ten­drán 3 años pa­ra ade­cuar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.