Se­gu­ri­dad:

Las es­tra­te­gias pa­ra man­te­ner la ca­li­dad de “ur­be pa­cí­fi­ca”

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PORTADA - EFRAÍN MO­RA­GA

PRO­CE­SOS ABREVIADOS y fa­ci­li­tar la ges­tión de de­nun­cias. Es­tos son los pi­la­res fun­da­men­ta­les pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad en las ciu­da­des glo­ba­les que re­ci­ben a una im­por­tan­te po­bla­ción flo­tan­te, por ejem­plo por ne­go­cios.

Se­gún el Ins­ti­tu­te for Eco­no­mics & Pea­ce, Chi­le es uno de los paí­ses más pa­cí­fi­cos del mun­do. Se ubi­ca en el pues­to 24 de una mues­tra que de­ja en un pri­mer lu­gar a Is­lan­dia y en el úl­ti­mo a Si­ria. Es­to lo trans­for­ma en el te­rri­to­rio más se­gu­ro de La­ti­noa­mé­ri­ca.

“Chi­le tie­ne la ta­sa de ho­mi­ci­dios más baja de Amé­ri­ca La­ti­na y la se­gun­da más baja del con­ti­nen­te, por de­trás de Ca­na­dá, con 2 o 3 ca­sos ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes. En ge­ne­ral, es­ta si­tua­ción se re­pi­te en to­dos los de­li­tos contra la in­te­gri­dad de las per­so­nas”, ma­ni­fies­ta Ós­car Ca­rras­co, sub­se­cre­ta­rio de Pre­ven­ción del De­li­to.

A pe­sar de las bue­nas cifras, exis­ten al­gu­nas ma­te­rias pen­dien­tes. La úl­ti­ma en­cues­ta de la fun­da­ción Paz Ciu­da­da­na in­di­có que el ín­di­ce de vic­ti­mi­za­ción se ubi­có en un 39,5% en Chi­le, 1,5% más al­to que lo re­gis­tra­do en 2016. En con­tras­te, el ba­lan­ce del pri­mer se­mes­tre de es­te año en cuan­to a De­li­tos de Ma­yor Con­no­ta­ción So­cial (DMCS), dis­mi­nu­yó 3,8% en 14 de las 15 re­gio­nes del país, res­pec­to a igual pe­río­do del año pa­sa­do.

En tan­to, se­gún cifras de Ser­na­tur Ta­ra­pa­cá, de los 64.121 ex­tran­je­ros que in­gre­sa­ron a esa re­gión du­ran­te es­te ve­rano, so­lo 35 es­tam­pa­ron de­nun­cias tras ser víc­ti­mas de al­gún ti­po de de­li­to.

“Los tu­ris­tas que vie­nen por po­cos días y son afec­ta­dos por de­li­tos, de­bie­sen te­ner una re­so­lu­ción muy rá­pi­da. En un pro­ce­so pe­nal nor­mal, la per­so­na pue­de ser de­te­ni­da y, pro­ba­ble­men­te, en dos o tres me­ses va a ha­ber un jui­cio al que se de­be asis­tir pa­ra des­cu­brir la res­pon­sa­bi­li­dad del in­di­vi­duo. Cuando ha­bla­mos de ex­tran­je­ros, no se pue­de te­ner ese mis­mo ti­po de pro­ce­so”, ex­pli­ca Se­bas­tián Va­len­zue­la ge­ren­te le­gal de Al­to.

Ade­más, Va­len­zue­la co­men­ta que en Chi­le po­dría to­mar­se el mo­de­lo de Mia­mi Beach, ciu­dad que de­bi­do a la gran can­ti­dad de tu­ris­tas, mu­chos de ellos por ne­go­cios, de­bió adop­tar un mo­de­lo es­pe­cial pa­ra res­guar­dar su se­gu­ri­dad. “To­das las per­so­nas que en Mia­mi Beach son víc­ti­mas de al­gún ro­bo, ya sea cuando es­tán en el ho­tel o vía pú­bli­ca, en dos o tres días se van. Es por es­te mo­ti­vo que las au­to­ri­da­des lo­ca­les es­tán im­ple­men­tan­do me­ca­nis­mos de re­so­lu­ción de con­flic­tos que lo­gra que en me­nos de 24 ho­ras un pro­ble­ma de es­te ti­po que­de zan­ja­do”, se­ña­la Va­len­zue­la.

Avan­ces ha­cia una ciu­dad más se­gu­ra

Las Con­des y Vi­ta­cu­ra es­tán en­tre las co­mu­nas que re­gis­tran la caí­da más sig­ni­fi­ca­ti­va en de­li­tos de ma­yor con­no­ta­ción so­cial du­ran­te el pri­mer se­mes­tre de es­te año, con 15,2%. En tan­to, Pro­vi­den­cia ano­ta una baja de 9,4%.

“Se han lle­va­do a ca­bo ac­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en sec­to­res de San­tia­go con al­ta con­cen­tra­ción de pú­bli­co, co­mer­cio y ser­vi­cios, in­clu­yen­do áreas de tu­ris­mo y ne­go­cios, así co­mo en los ac­ce­sos a la ciu­dad”, se­ña­la Ca­rras­co.

Un ejem­plo de es­tos pro­gra­mas desa­rro­lla­dos por la en­ti­dad gu­ber­na­men­tal es el Pro­gra­ma de In­ter­ven­ción de Ba­rrios Cí­vi­cos y Cascos His­tó­ri­cos, el cual se en­fo­ca en me­jo­rar las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad e in­fra­es­truc­tu­ra pre­ven­ti­va en es­tos sec­to­res, los que con fre­cuen­cia son vi­si­ta­dos por tu­ris­tas.

Del mis­mo mo­do, tam­bién exis­te el Plan Co­mu­nal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, el que ha do­ta­do de pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos a los prin­ci­pa­les sec­to­res de co­mer­cio y afluen­cia de pú­bli­co de la ciu­dad pa­ra pre­ve­nir si­tua­cio­nes de vio­len­cia o de­li­tos.

“So­lo en­tre San­tia­go y Pro­vi­den­cia se han ins­ta­la­do en sec­to­res es­tra­té­gi­cos 115 cá­ma­ras de se­gu­ri­dad de al­ta de­fi­ni­ción, jun­to con otros pro­yec­tos des­ti­na­dos a me­jo­rar la ilu­mi­na­ción pú­bli­ca, pór­ti­cos de se­gu­ri­dad pa­ra pre­ve­nir el ro­bo de vehícu­los, en­tre otros”, ex­pli­ca Ca­rras­co.

Tam­bién exis­ten ini­cia­ti­vas por par­te de los pro­pios mu­ni­ci­pios, por ejem­plo, Las Con­des ini­ció en abril de es­te año un plan de vi­gi­lan­cia por me­dio de dro­nes en su te­rri­to­rio, que es uno de los dis­tri­tos de ne­go­cios más im­por­tan­tes de la ciu­dad. Ya en ju­lio de es­te año dio sus pri­me­ros re­sul­ta­dos, al po­si­bi­li­tar la cap­tu­ra de in­for­ma­ción que per­mi­tió de­te­ner a una ban­da de mi­cro­tra­fi­can­tes que ope­ra­ba en el sec­tor.

Del mis­mo mo­do, la au­to­ri­dad co­men­ta que “se de­be con­ti­nuar tra­ba­jan­do pa­ra en­fren­tar los de­li­tos contra la pro­pie­dad y dis­mi­nuir la sen­sa­ción de in­se­gu­ri­dad, que si­gue re­la­ti­va­men­te al­ta pe­se a la baja en el nú­me­ro de de­li­tos en los úl­ti­mos años. Ade­más, se de­be me­jo­rar la coor­di­na­ción en­tre las po­li­cías, go­bierno y mu­ni­ci­pios”, des­ta­ca Ca­rras­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.