Agua: La im­por­tan­cia de la ges­tión de es­te re­cur­so en las ur­bes

Apli­ca­ción de tec­no­lo­gía y nue­vos mé­to­dos de tra­ta­mien­to, son claves pa­ra la efi­cien­cia de un re­cur­so ca­da vez más es­ca­so. So­bre­con­su­mo y pér­di­das son los prin­ci­pa­les pro­ble­mas.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PORTADA - EFRAÍN MORAGA

LA es­ca­sez de agua es una preo­cu­pa­ción que ata­ñe a to­das las ciu­da­des, y es que afec­ta a más del 40% de la po­bla­ción mun­dial, una ci­fra que po­dría cre­cer con la pro­fun­di­za­ción del cam­bio cli­má­ti­co. Es por es­te mo­ti­vo que una ges­tión in­te­li­gen­te del re­cur­so se vuel­ve fun­da­men­tal en los nú­cleos ur­ba­nos.

De acuer­do a un re­por­te del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial, pa­ra el año 2025, la es­ca­sez de agua se­rá una reali­dad dia­ria pa­ra apro­xi­ma­da­men­te 1.800 mi­llo­nes de per­so­nas.

En tan­to, cer­ca de un 80% de las aguas re­si­dua­les se vier­ten en el me­dioam­bien­te sin re­ci­bir nin­gún tra­ta­mien­to que per­mi­ta apro­ve­char­las en la ciu­dad. “La ges­tión del agua en una ciu­dad de­be­ría ajus­tar­se, de tal ma­ne­ra que no sea la mis­ma en ca­da ur­be. Cuan­do es así, se pro­vo­can pro­ble­mas de so­bre­con­su­mo en zo­nas ári­das, afec­tan­do la sus­ten­ta­bi­li­dad del re­cur­so”, ex­pli­ca Gui­ller­mo Donoso, in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de De­re­cho y Ges­tión de Aguas de la UC.

Por otro la­do, el au­men­to de las se­quías y el fe­nó­meno de la de­ser­ti­fi­ca­ción, es­tán em­peo­ran­do es­tas ten­den­cias. Se es­ti­ma que al me­nos una de ca­da cua­tro per­so­nas se ve­rá afec­ta­da por la es­ca­sez re­cu­rren­te de agua pa­ra 2050, se­gún se­ña­la la ONU, den­tro del mar­co de los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (ODS).

Ba­jan­do las pér­di­das

Uno de los desafíos más sig­ni­fi­ca­ti­vos es có­mo dis­mi­nuir la pér­di­da del agua. “Hay tec­no­lo­gías que per­mi­ten de­tec­tar con ma­yor fa­ci­li­dad y a me­nor cos­to dón­de es­tán los pro­ble­mas, de ma­ne­ra de es­ta­ble­cer una ges­tión pre­ven­ti­va y co­no­cer dón­de es­tán las de­bi­li­da­des de la red”, afir­ma Donoso.

Se­gún un es­tu­dio del cen­tro en que se desem­pe­ña es­te aca­dé­mi­co, en Chi­le, el 70% del agua no fac­tu­ra­da se pier­de des­de las ca­ñe­rías de las em­pre­sas sa­ni­ta­rias. Ci­fra que dis­ta bas­tan­te de lo que es­ta­ble­ce la Ley Ta­ri­fa­ria, que se­ña­la que di­cha pér­di­da no fac­tu­ra­da no de­be­ría su­pe­rar el 20%.

Aten­dien­do es­te desafío, es que Aguas An­di­nas ha de­ci­di­do uti­li­zar tec­no­lo­gía pa­ra op­ti­mi­zar la ges­tión del re­cur­so, de ma­ne­ra de evi­tar fu­gas. “Es­ta­mos usan­do in­fraes­truc­tu­ras en red pa­ra in­cre­men­tar la efi­cien­cia eco­nó­mi­ca de los ser­vi­cios pú­bli­cos a tra­vés de prác­ti­cas de ges­tión, en don­de la tec­no­lo­gía per­mi­te in­no­var en la pro­vi­sión del ser­vi­cio, op­ti­mi­zar su con­su­mo, con­tar con in­for­ma­ción en tiem­po real so­bre fu­gas de agua, in­cor­po­rar el uso de me­di­do­res au­to­ma­ti­za­dos, di­fe­ren­ciar re­des por ti­po de uso, ins­ta­lar sen­so­res en las re­des ba­jo tie­rra, en­tre otros”, ex­pli­ca Gui­ller­mo Pic­ke­ring, pre­si­den­te de Aguas An­di­nas.

Re­uti­li­za­ción

Del mis­mo mo­do, la des­con­ta­mi­na­ción de las aguas ser­vi­das es otro desafío pa­ra las ciu­da­des in­te­li­gen­tes, pues al no ser tra­ta­das, es­tas ge­ne­ran fo­cos de pe­li­gro pa­ra la sa­lud de los ha­bi­tan­tes de los nú­cleos ur­ba­nos. Es por es­te mo­ti­vo que es fun­da­men­tal po­ner aten­ción a es­te pro­ble­ma. “Es­ta­mos usan­do tec­no­lo­gía de punta pa­ra la re­uti­li­za­ción del agua, al tiem­po que se ge­ne­ra bio­gás y fer­ti­li­zan­te pa­ra la agri­cul­tu­ra, lo que hoy ya rea­li­za­mos en nues­tras “bio­fac­to­rías”. Las ciu­da­des in­te­li­gen­tes tie­nen es­tos ele­men­tos”, di­ce Pic­ke­ring.

La ins­ta­la­ción de dis­po­si­ti­vos tec­no­ló­gi­cos es otra es­tra­te­gia que ha desa­rro­lla­do Aguas An­di­nas pa­ra me­jo­rar la ges­tión del re­cur­so. “La sen­so­ri­za­ción de nues­tras re­des, tan­to de agua po­ta­ble co­mo de al­can­ta­ri­lla­do, es cla­ve pa­ra an­ti­ci­par­nos a las di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes a las que se ven ex­pues­tas va­rios mi­les de ki­ló­me­tros de tu­be­rías sub­te­rrá­neas”, co­men­ta el eje­cu­ti­vo.

Des­de la em­pre­sa se­ña­lan que los ma­yo­res desafíos que de­ben en­fren­tar en es­ta ma­te­ria son las fu­gas, ro­tu­ras y va­ria­cio­nes de de­man­da, en­tre otras.

“Pa­ra apro­ve­char al má­xi­mo esa sen­so­ri­za­ción, im­ple­men­ta­mos un nue­vo cen­tro de con­trol ope­ra­ti­vo (CCO 2.0), el que nos per­mi­te mo­ni­to­rear en tiem­po real el es­ta­do de nues­tra red y los pa­rá­me­tros de ca­li­dad del agua”, di­ce Pic­ke­ring.

En Chi­le, la co­ber­tu­ra ur­ba­na de agua po­ta­ble al­can­za el 99,8%, mien­tras que la red de al­can­ta­ri­lla­do a ni­vel na­cio­nal lle­ga al 95,9%, una de las me­jo­res ci­fras que exis­ten en­tre los paí­ses de Amé­ri­ca La­ti­na.

“Nues­tro desafío es ase­gu­rar el su­mi­nis­tro re­gu­lar de agua po­ta­ble a la po­bla­ción, ade­más de efec­tuar un tra­ta­mien­to del 100% de las aguas ser­vi­das, de­vol­vién­do­las des­con­ta­mi­na­das al me­dio am­bien­te pa­ra po­si­bi­li­tar su re­uti­li­za­ción”, se­ña­la el pre­si­den­te de Aguas An­di­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.