E-HEALTH: PI­LAR DE LAS CIU­DA­DES DEL MA­ÑA­NA

Ca­sas co­nec­ta­das, ro­bots, in­te­li­gen­cia vir­tual, te­le­me­di­ci­na pa­ra clí­ni­cas y pa­cien­tes, ade­más de he­rra­mien­tas de co­nec­ti­vi­dad so­cial, son al­gu­nas de las tec­no­lo­gías que se es­tán em­pe­zan­do a usar en las ciu­da­des in­te­li­gen­tes.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD - PAU­LA NÚÑEZ LÓ­PEZ

Al igual que la ma­yo­ría de los paí­ses del mun­do, Chi­le es­tá ex­pe­ri­men­tan­do el en­ve­je­ci­mien­to de su po­bla­ción. Es­to, de acuer­do a los ex­per­tos, po­ne aún más pre­sión en la in­fra­es­truc­tu­ra de las ciu­da­des que de­ben dar res­pues­ta a un seg­men­to que nun­ca an­tes en la his­to­ria ha­bía si­do tan ma­si­vo.

Prue­ba de ello es que mien­tras en los ‘50, la lon­ge­vi­dad pro­me­dio de los chi­le­nos era de 54 años, con los da­tos del úl­ti­mo cen­so, és­ta se en­cum­bra por so­bre los 80 años, lo que da cuen­ta de la re­le­van­cia que ad­quie­ren áreas co­mo la sa­lud en la pla­ni­fi­ca­ción de una ciu­dad. “De­fi­ni­ti­va­men­te, uno de los pro­ble­mas es el cre­ci­mien­to y en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción e in­fra­es­truc­tu­ra, por lo que nues­tras ciu­da­des es­tán sien­do pues­tas ba­jo pre­sión”, di­ce Ali­ce Bal­bo, pro­ject ma­na­ger de Con­nec­ti­ve Ci­ties, ini­cia­ti­va que bus­ca po­ten­ciar a los mu­ni­ci­pios ale­ma­nes pa­ra con­ver­tir­los en ver­da­de­ros cen­tros in­te­li­gen­tes.

In­te­gra­ción de sis­te­mas

En ese con­tex­to, la sa­lud co­nec­ta­da to­ma re­le­van­cia, pues no só­lo per­mi­te co­nec­tar a lo­ca­li­da­des apar­ta­das con ex­per­tos, sino que tam­bién le da ma­yor ca­li­dad de vi­da a los ciu­da­da­nos en las ur­bes. En ese sen­ti­do, la in­te­gra­ción de sis­te­mas in­te­li­gen­tes pue­de fo­men­tar que la asis­ten­cia a las per­so­nas ma­yo­res sea mu­cho más efi­cien­te y con­fia­ble. Hay una se­rie de tec­no­lo­gías que se han cen­tra­do en es­te ti­po de cui­da­do co­mo son: ca­sas co­nec­ta­das, ro­bots, in­te­li­gen­cia vir­tual, te­le­me­di­ci­na pa­ra clí­ni­cas y pa­cien­tes, ade­más de he­rra­mien­tas de co­nec­ti­vi­dad so­cial.

A pe­sar de que son va­rias, en la ma­yo­ría de los paí­ses se ha em­pe­za­do por con­tar con es­tán­da­res que per­mi­tan uni­fi­car la in­for­ma­ción de los pa­cien­tes a tra­vés de la His­to­ria Clí­ni­ca Elec­tró­ni­ca (HCE), pro­ce­so en que nues­tro país tam­bién ha es­ta­do tra­ba­jan­do en los úl­ti­mos años de la mano de los pro­yec­tos Si­dra y Si­dra II.

La Agen­da Di­gi­tal del Go­bierno (anun­cia­da en 2015) in­clu­ye seis me­di­das pa­ra el sec­tor sa­lud. Una de ellas es la im­ple­men­ta­ción de la HCE en to­dos los cen­tros pú­bli­cos de sa­lud al 2020.

Des­de el Minsal se­ña­lan que ac­tual­men­te las en­fer­me­da­des cró­ni­cas son las que más ge­ne­ran gas­tos en sa­lud y de ma­ne­ra cre­cien­te, por lo que las tec­no­lo­gías tie­nen mu­cho que apor­tar allí. Por ejem­plo, per­mi­ten apo­yar los pro­ce­sos de pre­ven­ción de la sa­lud, así co­mo ini­cia­ti­vas aso­cia­das a iden­ti­fi­car gru­pos de ries­go y mo­ni­to­reo a dis­tan­cia de pa­cien­tes. Un ejem­plo con­cre­to de es­to es el sis­te­ma elec­tró­ni­co de ges­tión de ci­tas, que per­mi­te re­cor­dar y con­fir­mar las ci­tas de pa­cien­tes del Pro­gra­ma Car­dio­vas­cu­lar en la aten­ción pri­ma­ria, ayu­dan­do de esa for­ma a dis­mi­nuir la in­asis­ten­cia a con­tro­les y a au­men­tar la adherencia a los tra­ta­mien­tos. Es­te sis­te­ma es­tá fun­cio­nan­do ac­tual­men­te en el 40% de los cen­tros de aten­ción pri­ma­ria del país.

A tal grado lle­ga su im­por­tan­cia, que hoy, el 85,1% de los chi­le­nos con­si­de­ra que la tec­no­lo­gía es cla­ve pa­ra me­jo­rar la aten­ción en la sa­lud pú­bli­ca “La HCE es tec­no­lo­gía apli­ca­da a la aten­ción de sa­lud y exis­te ha­ce ca­si dos dé­ca­das. El desafío es que una co­sa es di­se­ñar la he­rra­mien­ta, y otra es ca­pa­ci­tar a quie­nes la de­be uti­li­zar co­sa de sa­car­le el má­xi­mo pro­ve­cho. Co­mo país te­ne­mos un lar­go ca­mino que avan­zar aún en am­bos fren­tes. Sin em­bar­go, so­mos el más mo­derno de La­ti­noa­mé­ri­ca en lo que al uso de es­te ti­po de sis­te­mas se re­fie­re”, ex­pli­ca Ben­hel Sar­ce, ge­ren­te co­mer­cial de World­li­ne Chi­le, com­pa­ñía que la co­mer­cia­li­za y en­tre­ga el so­por­te pa­ra su fun­cio­na­mien­to.

La HCE en­tre­ga be­ne­fi­cios co­mo ge­ne­ra­ción de re­ce­tas elec­tró­ni­cas, guías clí­ni­cas y pro­to­co­los mé­di­cos, ge­no­gra­ma, to­do ti­po de re­por­tes sa­ni­ta­rios y de ges­tión de los cen­tros y far­ma­cias, así co­mo tam­bién re­cor­da­to­rios de me­di­ca­men­tos ac­ti­vos y pró­xi­mos, ges­tión en lí­nea de to­ma, cam­bio y/o can­ce­la­ción de ho­ras mé­di­cas, vi­sua­li­za­ción de re­sul­ta­dos de exá­me­nes, re­ce­tas elec­tró­ni­ca­men­te emi­ti­das y tra­ta­mien­tos.

de los chi­le­nos con­si­de­ra a la tec­no­lo­gía co­mo uno de los pi­la­res cla­ve pa­ra me­jo­rar la aten­ción de sa­lud. es­ta­dos miem­bros de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) ha he­cho pú­bli­ca su in­ver­sión en e-health. años era el pro­me­dio de vi­da de los chi­le­nos en la dé­ca­da del ‘50, hoy ese ran­go ha au­men­ta­do en cer­ca de 30 años, desafian­do a la in­fra­es­truc­tu­ra de las ciu­da­des.

Vi­sión de los chi­le­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.