EL CAM­BIO CLI­MÁ­TI­CO YA ES­TÁ DEN­TRO DE BA­RRIOS Y CA­SAS

Los ser­vi­cios bá­si­cos, el dre­na­je de aguas y la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca son ca­da vez más sen­si­bles a los ga­ses efec­to in­ver­na­de­ro. El go­bierno ela­bo­ró un plan es­pe­cial para las ur­bes que se­ría apro­ba­do en enero por el Co­mi­té de Min­si­tros.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD -

Alu­vio­nes, fuer­tes llu­vias, ma­re­ja­das y se­quías son par­te de al­gu­nos de los efec­tos del cam­bio cli­má­ti­co en Chi­le du­ran­te los úl­ti­mos años. Pe­ro fe­nó­me­nos co­mo la inusual ne­va­zón del 2017, plan­tea la ne­ce­si­dad de que las ciu­da­des es­tén más pre­pa­ra­das para una mo­di­fi­ca­ción cli­má­ti­ca que cla­ra­men­te afec­ta su fun­cio­na­mien­to.

Se­gún el es­tu­dio “Vul­ne­ra­bi­li­dad y adap­ta­ción de las ciu­da­des de Amé­ri­ca La­ti­na al cam­bio cli­má­ti­co”, rea­li­za­do en con­jun­to por la Ce­pal y la UE, las ciu­da­des son las prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles del cam­bio cli­má­ti­co, to­man­do en cuen­ta que la mi­tad de la po­bla­ción mun­dial vi­ve en ellas y que ge­ne­ran más del 80% del PIB glo­bal. El in­for­me in­di­ca ade­más, que el “In­cre­men­to en el es­cu­rri­mien­to de aguas plu­via­les” es el fac­tor de cam­bio cli­má­ti­co que más afec­ta a las ciu­da­des, así co­mo los “Cam­bios en la de­man­da de elec- tri­ci­dad” (ver gráfico).

¿Qué pa­sa si nie­va otra vez es­te año en la zo­na cen­tral de Chi­le o si se ge­ne­ran nuevos alu­des en di­ver­sas par­tes del país? El cam­bio cli­má­ti­co es uno de los gran­des desafíos no só­lo para 2018, sino tam­bién para los pró­xi­mos años. Sus con­se­cuen­cias es­tán en el co­ra­zón de las ciu­da­des, en las es­qui­nas y den­tro de ca­sas y edi­fi­cios. “La im­por­tan­cia sal­ta a la vis­ta, La­ti­noa­mé­ri­ca emi­te bi­llo­nes de to­ne­la­das de CO2 anualmente, lo que trae­rá con­se­cuen­cias alar­man­tes para ca­da uno de los paí­ses si és­tos no to­man me­di­das al res­pec­to, lo que se ve­rá re­fle­ja­do en la eco­no­mía”, co­men­tan des­de Sch­nei­der Elec­tric, com­pa­ñía fran­ce­sa que tie­ne va­rios pro­yec­tos en Amé­ri­ca La­ti­na orien­ta­dos a lo­grar un desa­rro­llo más sus­ten­ta­ble.

Plan mul­ti­sec­to­rial

El 2013 se pre­pa­ró el Plan Na­cio­nal de Adap­ta­ción al Cam­bio Cli­má­ti­co, que in­clu­yó el man­da­to para rea­li­zar 9 pla­nes sec­to­ria­les en­tre 2014 y 2018, de los cua­les a la fe­cha se han apro­ba­do 6. El úl­ti­mo (no­viem­bre pa­sa­do) fue el “Plan de Adap­ta­ción y Mi­ti­ga­ción de los Ser­vi­cios de In­fra­es­truc­tu­ra al Cam­bio Cli­má­ti­co2017-2022”, desa­rro­lla­do por los mi­nis­te­rios de Obras Pú­bli­cas y del Me­dio Am­bien­te. Es­te plan guía la ac­ción cli­má­ti­ca en adap­ta­ción y mi­ti­ga­ción en in­fra­es­truc­tu­ra a lo lar­go del país para el pró­xi­mo lus­tro, y que apli­ca tam­bién a las ur­bes.

El do­cu­men­to in­clu­ye una se­rie de me­di­das y re­co­men­da­cio­nes con res­pec­to a te­mas co­mo la eva­cua­ción y dre­na­je de aguas llu­vias en los Pla­nes Maes­tros (PMs) para cen­tros po­bla­dos, pro­gra­mas de pro­tec­ción del te­rri­to­rio fren­te a llu­vias in­ten­sas e in­cor­po­ra­ción de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca en edi­fi­ca­cio­nes eje­cu­ta­das por el MOP, en­tre otros ele­men­tos.

Sin em­bar­go, el sép­ti­mo de es­tos pla­nes es­tá en­fo­ca­do ex­clu­si­va­men­te a la reali­dad ur­ba­na. De­no­mi­na­do co­mo “Plan de Adap­ta­ción al Cam­bio Cli­má­ti­co para Ciu­da­des”, só­lo fal­ta su apro­ba­ción por par­te del Co­mi­té de Mi­nis­tros para la Sus­ten­ta­bi­li­dad, lo que se es­pe­ra ocu­rra en la pró­xi­ma reunión de es­ta en­ti­dad, du­ran­te la segunda quin­ce­na de enero.

Se­gún Fer­nan­do Fa­rias, je­fe de la Di­vi­sión de Cam­bio Cli­má­ti­co del Mi­nis­te­rio del Me­dio Am­bien­te (MMA), a di­fe­ren­cia de otros pla­nes, en es­te ca­so se tu­vo que am­pliar la co­la­bo­ra­ción. “Si bien es­tá li­de­ra­do por el Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo (Min­vu), nos di­mos cuen­ta que ne­ce­si­tá­ba­mos ele­men­tos de va­rios mi­nis­te­rios, de­bi­do a que en las ló­gi­ca de las ciu­da­des en­tran a ju­gar mu­chos te­mas co­mo el trans­por­te, la ener­gía, po­lí­ti­cas so­cia­les, etc.”, di­ce Fa­rías.

Apar­te del Min­vu y el MMA, par­ti­ci­pa­ron los mi­nis­te­rios de Desa­rro­llo So­cial, de Ener­gía, de Sa­lud, de Trans­por­tes y de OOPP; ade­más de Co­naf, la One­mi y la Sub­de­re. “No só­lo Santiago de­be adap­tar­se. Exis­te un gran pro­ble­ma en las ciu­da­des cos­te­ras, pro­duc­to de la in­ten­si­fi­ca­ción de ma­re­ja­das o en cen­tros po­bla­dos cer­ca­nos a la cor­di­lle­ra por el des­li­za­mien­to de tie­rra. In­clu­so la tem­po­ra­da de ca­lor ha au­men­ta­do”, in­di­ca el es­pe­cia­lis­ta del MMA.

El fac­tor pri­va­do

Las em­pre­sas, es­pe­cial­men­te las de ser­vi­cios bá­si­cos tam­bién son fun­da­men­ta­les en la so­lu­cio­nes, es­pe­cial­men­te cuan­do los em­ba­tes de la na­tu­ra­le­za afec­tan o cor­tan al­gu­nos su­mi­nis­tros co­mo la luz o el agua. “La pla­ni­fi­ca­ción es fun­da­men­tal, así co­mo te­ner en un plan de con­ti­nui­dad de ne­go­cio ac­tua­li­za­do. La in­fra­es­truc­tu­ra es par­te de la res­pues­ta, pe­ro an­te una emer­gen­cia la ges­tión, la coor­di­na­ción con otras or­ga­ni­za­cio­nes co­mo One­mi, go­bierno re­gio­nal y mu­ni­ci­pios, así co­mo la co­mu­ni­ca­ción a la ciu­da­da­nía, son fun­da­men­ta­les”, co­men­ta Eu­ge­nio Ro­drí­guez, di­rec­tor de ges­tión de los ser­vi­cios de Aguas An­di­nas.

El año pa­sa­do es­ta em­pre­sa ela­bo­ró un sis­te­ma de aler­ta tem­pra­na ti­po se­má­fo­ro que per­mi­te ir mo­ni­to­rean­do el es­ta­do del ser­vi­cio an­te un even­to po­ten­cial­men­te dis­rup­ti­vo. “Ade­más, nues­tro plan de se­quía y cam­bio cli­má­ti­co 2015-2030 con­tem­pla es­tu­dios de pro­yec­ción y ges­tión de la de­man­da y una pro­yec­ción de ofer­ta hí­dri­ca en­tre otros te­mas”, agre­ga Ro­drí­guez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.