Ai­re li­bre: El dé­fi­cit ver­de de las ciu­da­des chi­le­nas

Existe una ca­ren­cia im­por­tan­te de es­tas áreas en el es­pa­cio pú­bli­co de la ciu­dad, pe­ro ya hay al­gu­nas ini­cia­ti­vas pú­bli­cas y pri­va­das que bus­can me­jo­rar la dis­po­ni­bi­li­dad de es­te re­cur­so.

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PORTADA - EFRAÍN MORAGA

LAS áreas ver­des son fun­da­men­ta­les pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los ha­bi­tan­tes de una ciu­dad, pe­ro es­tos es­pa­cios se en­cuen­tran en dé­fi­cit en la ma­yor par­te de ellas a lo lar­go de Chi­le: 17 hec­tá­reas es la ne­ce­si­dad de es­te re­cur­so ur­bano en An­to­fa­gas­ta, mien­tras que ha­cen fal­ta 30.000m2 adi­cio­na­les en Co­quim­bo, 44,6hás en el Gran San­tia­go y más de 12 en el Gran Con­cep­ción.

“Uno en­tien­de que los mu­ni­ci­pios no ten­gan los re­cur­sos pa­ra ha­cer áreas ver­des o pla­zas, por el tema del rie­go y man­ten­ción. Pe­ro se es­tán yen­do al otro ex­tre­mo, don­de to­do es­tá con ce­men­to. Por ejem­plo, la Pla­za de Ar­mas de San­tia­go se lle­na de gen­te, pe­ro jus­to don­de es­tán los ár­bo­les. En cam­bio, es sú­per des­agra­da­ble cru­zar el sec­tor que es­tá al fren­te de la Ca­te­dral. En definitiva, lo que más apor­ta a la ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas es el tema de las áreas ver­des”, se­ña­la Lay­la Jor­que­ra, fun­da­do­ra de la or­ga­ni­za­ción Mu­jer Ar­qui­tec­ta y miem­bro del Co­mi­té de Ar­qui­tec­tos Jó­ve­nes.

La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), acon­se­ja un pro­me­dio de 9m2 de áreas ver­des por ha­bi­tan­te. Sin em­bar­go, en An­to­fa­gas­ta exis­ten 1,3m2 de es­tos es­pa­cios por per­so­na, mien­tras que en el Gran Co­quim­bo hay 5,3m2, en el Gran Valparaíso 3,6m2, en el Gran San­tia­go 3,7m2 y 7,3m2 en el Gran Con­cep­ción. Pun­ta Are­nas es la úni­ca zo­na con su­pe­rá­vit (12,2m2).

“Hay im­por­tan­tes avan­ces en el desa­rro­llo de in­fra­es­truc­tu­ra, par­ques y re­cu­pe­ra­ción de si­tios eria­zos, pe­ro los re­cur­sos pa­ra con­ser­va­ción y man­ten­ción son una tra­ba im­por­tan­te pa­ra dar con­ti­nui­dad a di­chos es­fuer­zos, en especial en co­mu­nas de ma­yor vul­ne­ra­bi­li­dad y po­bre­za”, ase­gu­ra Mar­ce­lo Sán­chez, ge­ren­te ge­ne­ral de Fun­da­ción San Car­los de Mai­po (FSCM).

El Hu­me­dal de Ba­tu­co es un lu­gar re­co­no­ci­do a ni­vel glo­bal pa­ra el avis­ta­mien­to de aves, en el ha­bi­tan más de 100 es­pe­cies.

Ayer se inau­gu­ró la Pla­za de Bol­si­llo nú­me­ro 11 del pro­yec­to.

La OMS acon­se­ja un pro­me­dio de 9m2 de áres ver­des por per­so­na, la reali­dad lo­cal dis­ta de ese re­que­ri­mien­to.

Ini­cia­ti­vas

Pa­ra com­ba­tir el dé­fi­cit de áreas ver­des en la ciu­dad, or­ga­ni­za­cio­nes del sec­tor pú­bli­co y pri­va­do se han en­car­ga­do de im­pul­sar di­ver­sas ini­cia­ti­vas.

Es­te es el ca­so de la FSCM, que en 2016 com­pró 300 hec­tá­reas en el Hu­me­dal de Ba­tu­co, un área que se en­cuen­tra a unos 35km de San­tia­go. El ob­je­ti­vo de la or­ga­ni­za­ción es uno so­lo: trans­for­mar es­te es­pa­cio en el pró­xi­mo ce­rro San Cris­tó­bal pa­ra la ciu­dad.

“Des­de el año pa­sa­do y con el apo­yo téc­ni­co de The Na­tu­re Con­ser­vancy, ade­más de la par­ti­ci­pa­ción de cer­ca de 50 or­ga­ni­za­cio­nes lo­ca­les, es­ta­mos desa­rro­llan­do un plan de con­ser­va­ción, cu­ya me­ta es re­cu­pe­rar y mo­ni­to­rear el hu­me­dal, jun­to a su flo­ra, fau­na y ser­vi­cios am­bien­ta­les”, di­ce Sán­chez.

El Hu­me­dal de Ba­tu­co es un lu­gar re­co­no­ci­do a ni­vel glo­bal pa­ra el avis­ta­mien­to de aves, en él ha­bi­tan más de 100 es­pe­cies, en­tre re­si­den­tes y mi­gra­to­rias, mu­chas de las cua­les es­tán en pe­li­gro de ex­tin­ción.

Pla­zas de Bol­si­llo es otra ini­cia­ti­va que bus­ca me­jo­rar el es­pa­cio pú­bli­co e in­cre­men­tar las áreas ver­des de la ciu­dad. El pro­yec­to na­ció de la mano de la In­ten­den­cia Me­tro­po­li­ta­na, jun­to al Go­bierno Re­gio­nal y el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas (MOP). El pri­mer es­pa­cio de es­te ti­po fue inau­gu­ra­do en la ca­lle Mo­ran­dé, jus­to fren­te a La Mo­ne­da, y hoy va por la segunda eta­pa del pro­yec­to.

“La ini­cia­ti­va sur­ge de la opor­tu­ni­dad de ha­cer al­go con el te­rreno eria­zo me­jor ubi­ca­do de Chi­le, que es­ta­ba ba­jo la pro­pie­dad del MOP y que no te­nía un des­tino en el cor­to pla­zo, da­do que no exis­tían re­cur­sos pa­ra cons­truir un edi­fi­cio en ese lu­gar. En ese con­tex­to, des­cu­bri­mos la ex­pe­rien­cia de los Par­ques de Bol­si­llo rea­li­za­do en Mé­xi­co y le pro­pu­si­mos al in­ten­den­te y al mi­nis­tro ha­cer un es­pa­cio de uso pú­bli­co tran­si­to­rio, mien­tras se de­fi­nía el des­tino de ese lu­gar”, afir­ma Pa­blo Fuen­tes, coor­di­na­dor del pro­yec­to Pla­zas de Bol­si­llo y di­rec­tor re­gio­nal de Pla­nea­mien­to del MOP.

Pe­ro de­bi­do al apor­te ur­bano que reali­zó el pro­yec­to y la aco­gi­da por par­te del pú­bli­co, Pla­zas de Bol­si­llo co­men­zó a cre­cer. “Es­te pro­yec­to, de una ma­ne­ra más aus­te­ra y en lu­gar de es­pe­rar gran­des pre­su­pues­tos, to­ma una se­rie de de­ci­sio­nes rá­pi­das y eje­cu­ti­vas, pa­ra ha­bi­li­tar tem­po­ral- men­te un es­pa­cio de uso pú­bli­co pa­ra las co­mu­ni­da­des. Es una ma­ne­ra rá­pi­da de acer­car la bue­na ciu­dad a las per­so­nas, me­jo­ran­do su ca­li­dad de vi­da”, di­ce Fuen­tes.

Así, es­te jue­ves se inau­gu­ró la Pla­za de Bol­si­llo nú­me­ro 11 del pro­yec­to, la que se ubi­ca en el sec­tor de San­ta Isa­bel en la co­mu­na de San­tia­go. Pe­ro es­to no se que­da só­lo allí, pues se con­tem­pla que en el cor­to pla­zo se rea­li­za­rán otros cin­co pro­yec­tos de es­te ti­po. Es­tas van a es­tar en las co­mu­nas de La Rei­na, In­de­pen­den­cia, Re­co­le­ta, Pe­dro Agui­rre Cer­da y en Ren­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.