RE­CREA­CIÓN: LA DEU­DA QUE AÚN PER­SIS­TE EN AL­GU­NAS CIU­DA­DES

Pulso - Especial Pulso Ciudad - - PULSO CIUDAD - AN­DRÉS MA­RÍN ZÚ­ÑI­GA

Dis­tin­tos ele­men­tos có­mo can­ti­dad de áreas ver­des, zo­nas de es­par­ci­mien­to, lu­ga­res pa­ra ha­cer de­por­te y vi­da noc­tur­na, son im­por­tan­tes en el desa­rro­llo per­so­nal de los in­di­vi­duos. Sin em­bar­go, aún existe una im­por­tan­te inequi­dad en es­pa­cios y ac­ti­vi­da­des al res­pec­to en­tre di­ver­sas co­mu­nas y ciu­da­des de Chi­le.

LA ca­li­dad de vi­da de los ha­bi­tan­tes de las gran­des ciu­da­des es­tá re­la­cio­na­da con mu­chos fac­to­res. Uno de ellos es la re­crea­ción. Con­si­de­ran­do el al­to ni­vel de es­trés y la inequi­dad en la dis­tri­bu­ción de áreas ver­des, el tiem­po li­bre se trans­for­ma en un ele­men­to esen­cial que in­flu­ye en la for­ma de vi­vir de las per­so­nas.

Es por eso que las na­cio­nes que cuen­tan con es­tán­da­res de vi­da más ele­va­dos po­seen to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de in­te­gra­ción, es­pa­cios y zo­nas cul­tu­ra­les. Sin em­bar­go, hay paí­ses co­mo Chi­le que aún es­tán en deu­da al res­pec­to.

Un es­tu­dio de la con­sul­to­ra de re­clu­ta­mien­to Pa­ge Per­son­nel, sos­tie­ne que el 61% de los chi­le­nos tie­ne o ha pa­de­ci­do es­trés la­bo­ral, ade­más es el quin­to país con más ho­ras de tra­ba­jo se­gún la Ocde. Por lo tan­to el tiem­po li­bre es un fac­tor esen­cial que de­be­ría es­tar pre­sen­te en la vi­da de los chi­le­nos.

Se­gún ex­per­tos en el tema, San­tia­go y otras ciu­da­des co­mo Con­cep­ción y An­to­fa­gas­ta, ca­re­cen de sec­to­res de es­par­ci­mien­to su­fi­cien­tes que es­tén cer­ca­nos a los ho­ga­res de tra­ba­ja­do­res que vi­ven en áreas más pe­ri­fé­ri­cas o mar­gi­na­les, pro­ble­má­ti­ca que re­afir­ma el ca­tas­tro del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo so­bre áreas ver­des, que con­clu­yó que las co­mu­nas con ma­yor ni­vel ad­qui­si­ti­vo po­seen más ac­ce­si­bi­li­dad y can­ti­dad de es­pa­cios pa­ra la re­crea­ción.

En ese con­tex­to, “la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na cuen­ta con una al­ta inequi­dad a ni­vel te­rri­to­rial, en can­ti­dad y ca­li­dad de es­pa­cios pú­bli­cos. Pue­des te­ner áreas ver­des, pe­ro es­tas tie­nen que ofre­cer un buen ser­vi­cio a la co­mu­ni­dad y es­tar al al­can­ce de la ma­yo­ría de las per­so­nas. No tie­ne sen­ti­do ir a una pla­za que que­de muy le­jos de la ca­sa”, di­ce Va­le­ria Ló­pez, je­fa del de­par­ta­men­to de Es­pa­cios Pú­bli­cos del Go­bierno Re­gio­nal Me­tro­po­li­tano.

La es­pe­cia­lis­ta agre­ga ade­más, que los be­ne­fi­cios de te­ner zo­nas ha­bi­li­ta­das pa­ra la re­crea­ción son di­ri­gi­dos ne­ta­men­te a la cul­tu­ra y so­cie­dad, de­bi­do a que los es­pa­cios de con­vi­ven­cia dis­mi­nu­yen las bre­chas y las des­con­fian­zas. Por lo tan­to, me­jo­rar es­tos pun­tos ayu­da a la li­be­ra­ción de es­trés y per­mi­te vi­vir de for­ma más tran­qui­la.

“En tér­mi­nos psi­co­ló­gi­cos la re­crea­ción es un ele­men­to cen­tral, ya que per­mi­te al in­di­vi­duo ex­te­rio­ri­zar emo­cio­nes y li­be­rar la ten­sión acu­mu­la­da, lo que es fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo per­so­nal. En San­tia­go las per­so­nas es­tán ex­pues­tas a mu­chos es­tí­mu­los es­tre­san­tes, por lo tan­to se va­lo­ra que exis­tan ac­ti­vi­da­des que ale­jen del es­pa­cio la­bo­ral”. Di­ce Ro­dri­go Ve­ne­gas, psi­có­lo­go de la Uni­ver­si­dad San Se­bas­tián.

La ofer­ta ca­pi­ta­li­na

No obs­tan­te hay co­mu­nas co­mo San­tia­go, Pro­vi­den­cia, Ñu­ñoa, Las Con­des y Vi­ta­cu­ra que po­seen di­ver­sos es­pa­cios y ac­ti­vi­da­des de to­do ti­po pa­ra sus ve­ci­nos y otros ha­bi­tan­tes de la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na.

Pa­ra ha­cer­se una idea, en San­tia­go se pue­de vi­si­tar el ba­rrio Las­ta­rria, dis­fru­tar de los par­ques Bi­cen­te­na­rio y Arau­cano, vi­si­tar los mu­seos de Ar­te Pre­co­lom­bino y el de Be­llas Ar­tes , así co­mo pa­sear por el ba­rrio Pa­rí­sLon­dres, en­tre otras ac­ti­vi­da­des que se pue­den rea­li­zar co­mo for­ma de dis­trac­ción de la vi­da la­bo­ral o aca­dé­mi­ca.

Ade­más, hay va­rias zo­nas de res­tau­ran­tes, bohe­mia y de cul­tu­ra gas­tro­nó­mi­ca, co­mo la re­no­va­ción que ha traí­do Pa­tio Be­lla­vis­ta a es­te ba­rrio que com­par­ten las co­mu­nas de Pro­vi­den­cia y Re­co­le­ta.

“Una de las prin­ci­pa­les me­di­das que anun­ció el al­cal­de Ales­san­dri al asu­mir su ges­tión fue el im­pul­sar ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les, re­crea­ti­vas y de­por­ti­vas al ai­re li­bre, en par­ques de la co­mu­na co­mo ‘El Mu­ni­ci­pal sa­le a la ca­lle’ y la ‘Fe­ria de An­ti­cua­rios y Ar­te’, en­tre otras ini­cia­ti­vas”, re­la­ta Isa­bel Bór­quez, di­rec­to­ra de Tu­ris­mo de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de San­tia­go.

Se­gún ex­pli­ca Bór­quez, la idea prin­ci­pal de fo­men­tar las ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les u otras que se rea­li­zan co­mo ci­ne al ai­re li­bre y even­tos de­por­ti­vos, es por­que mu­chos no tie­nen la po­si­bi­li­dad de asis­tir por una se­rie de mo­ti­vos, en­tre ellos, el eco­nó­mi­co.

En las po­si­bi­li­da­des de ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas tam­bién es­tán la cul­tu­ra y el de­por­te, con va­rias in­ver­sio­nes por par­te de los mu­ni­ci­pios en los úl­ti­mos años.

Por ejem­plo se rea­li­zan cons­tan­te­men­te fes­ti­va­les de ci­ne y tea­tro, ade­más de la im­ple­men­ta­ción de má­qui­nas de ejer­ci­cio, pla­zas que son ha­bi­li­ta­das pa­ra en­tre­na­mien­tos en gru­po y has­ta sec­to­res pa­ra pa­sear con las mas­co­tas.

“Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas de Pro­vi­den­cia es que los ve­ci­nos quie­ren dis­fru­tar­la, por ello nues­tro ob­je­ti­vo ha si­do des­de un ini­cio lle­var la cul­tu­ra a los di­fe­ren­tes sec­to­res y abrir nue­vos es­pa­cios pa­ra el tea­tro, la mú­si­ca, la dan­za, el ci­ne, la li­te­ra­tu­ra y que es­tos lle­guen a par­ques y pla­zas”, sos­tie­ne la al­cal­de­sa de es­ta co­mu­na, Evelyn Matt­hei.

Se­gún la edil de Pro­vi­den­cia, el fac­tor de la re­crea­ción en la ciu­dad es im­por­tan­tí­si­mo. “Con­ta­mos con un tea­tro, una sa­la de es­cul­tu­ra y di­ver­sos es­pa­cios cul­tu­ra­les. Hoy la gen­te quie­re dis­fru­tar de la cul­tu­ra en sus pla­zas, en sus par­ques y en eso he­mos es­ta­do tra­ba­jan­do”, agre­ga Matt­hei.

Las co­mu­nas que po­seen un ni­vel ad­qui­si­ti­vo más al­to sue­len te­ner ma­yor can­ti­dad de es­pa­cios pa­ra ac­ti­vi­da­des de re­crea­ción.

El 61% de los chi­le­nos tie­ne o ha pa­de­ci­do es­trés se­gún el es­tu­dio de Pa­ge Per­son­nel.

Di­ver­sos mu­ni­ci­pios rea­li­zan ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les, de­por­ti­vas, in­fan­ti­les, con el fin de apor­tar a la re­crea­ción en co­mu­ni­dad y en fa­mi­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.