Los nue­vos ma­te­ria­les que se es­tán desa­rro­llan­do

Des­de ele­men­tos que per­mi­ten res­tau­rar la ca­pa­ci­dad de vi­sión a tra­vés de la re­pa­ra­ción de las cór­neas, has­ta re­cu­bri­mien­tos sin­té­ti­cos pa­ra ge­ne­ra­do­res. A con­ti­nua­ción al­gu­nos de los prin­ci­pa­les avan­ces.

Pulso - Especial Pulso Extra - - PORTADA - EFRAÍN MORAGA

LLA NA­NO­TEC­NO­LO­GÍA ha en­tra­do fuer­te en el mun­do de la in­no­va­ción, di­se­ño, sa­lud e in­ge­nie­ría, y es que apun­ta a ge­ne­rar cam­bios ra­di­ca­les en la pro­duc­ción mun­dial, que gra­cias a la ma­ni­pu­la­ción ató­mi­ca de las es­truc­tu­ras ma­te­ria­les, po­drá al­can­zar nue­vos lí­mi­tes en la ge­ne­ra­ción de

me­jo­ra­dos y avan­za­dos pro­duc­tos.

“Cuan­do se fa­bri­ca un na­no­ma­te­rial se pue­den cam­biar sus pro­pie­da­des. Por ejem­plo, se pue­den po­ner dos ma­te­ria­les con ca­rac­te­rís­ti­cas dis­tin­tas y fa­bri­car uno nuevo con pro­pie­da­des que no es­tán en la na­tu­ra­le­za”, ex­pli­ca Samuel He­via, in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de Na­no­tec­no­lo­gía y Ma­te­ria­les Avan­za­dos de la UC.

En España, el Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción Bio­mé­di­ca del Hos­pi­tal La Paz (IdiPAZ) uti­li­zó bio­in­ge­nie­ría a par­tir de cé­lu­las ma­dre y ele­men­tos de ori­gen bio­ló­gi­co pa­ra crear un ma­te­rial bio­ce­lu­lar que per­mi­ti­rá re­cu­pe­rar la vi­sión de uno de sus pa­cien­tes, pro­ce­so que fue rea­li­za­do gra­cias a una im­pre­so­ra 3D.

Por su par­te, el Con­se­jo Su­pe­rior de In­ves­ti­ga­cio­nes Cien­tí­fi­cas (CSIC) del mis­mo país,

desa­rro­lló un ma­te­rial que ba­sa su es­truc­tu­ra en par­tí­cu­las de si­li­cio, el que po­dría ser uti­li­za­do en la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca gra­cias a sus pro­pie­da­des óp­ti­cas y elec­tro­mag­né­ti­cas, lo que le per­mi­te ser trans­pa­ren­te a la ra­dia­ción in­fra­rro­ja. Es­to po­dría con­ver­tir­se en un im­por­tan­te pa­so de ca­ra a la mi­nia­tu­ri­za­ción de dis­po­si­ti­vos.

En el cam­po de los bio­ma­te­ria­les es dón­de se han re­gis­tra­do los avan­ces más re­ve­la­do­res en el cam­po de la na­no­tec­no­lo­gía y en Chi­le tam­bién se han da­do pa­sos im­por­tan­tes en ese sen­ti­do.

Cien­tí­fi­cos del Cen­tro de Bio­ma­te­ria­les y Bio­tec­no­lo­gía (CBN) de la Uni­ver­si­dad del Bio­bío, en Con­cep­ción, crea­ron un bio-te­ji­do que es más fuer­te que el ace­ro, lo lo­gra­ron a tra­vés del tra­ta­mien­to de par­tí­cu­las de

ce­lu­lo­sa de eu­ca­lip­to, un ma­te­rial que abun­da en la re­gión y que pre­sen­ta ca­pa­ci­da­des ex­cep­cio­na­les. “Es el po­lí­me­ro que se sin­te­ti­za des­de los ár­bo­les, sa­can­do con pro­duc­tos quí­mi­cos, anili­na y a la mis­ma ce­lu­lo­sa pa­ra lle­gar a la fi­bra de ce­lu­lo­sa. Ahí la se­gui­mos re­du­cien­do en ta­ma­ño y lle­ga­mos a la na­no­ce­lu­lo­sa, la que tie­ne pro­pie­da­des ex­cep­cio­na­les”, di­ce Wi­lliam Ga­ci­túa, di­rec­tor del Cen­tro de Bio­ma­te­ria­les y Bio­tec­no­lo­gía (CBN) de la Uni­ver­si­dad del Bio­bío.

Una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de es­te ti­po de bio­ma­te­ria­les es que des­de el pun­to de vis­ta me­cá­ni­co son muy re­sis­ten­tes, ade­más tie­nen ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas que les per­mi­te desem­pe­ñar­se me­jor en al­gu­nas áreas y tam­bién mues­tran pro­pie­da­des eléc­tri­cas que per­mi­ten ge­ne­rar nue­vas

apli­ca­cio­nes. “Es­ta­mos co­lo­can­do es­tas na­noes­truc­tu­ras en ma­tri­ces po­li­mé­tri­cas den­tro de los plás­ti­cos y de los bio­plás­ti­cos, ade­más de fa­bri­car, a par­tir de es­tas mez­clas, nue­vos ma­te­ria­les com­pues­tos. Es­tos se pue­den uti­li­zar en la in­dus­tria de los em­pa­ques, ali­men­tos y fru­ta es­pe­cial­men­te, cos­mé­ti­ca, de­bi­do a que al ma­ni­pu­lar la na­no­ce­lu­lo­sa en sus­pen­sión (o sea mez­cla­da con mu­cha agua), se en­cuen­tra en un es­ta­do de hi­dro­gel y ahí se pue­de usar pa­ra co­lo­car­le in­gre­dien­tes ac­ti­vos pa­ra usar­los so­bre la piel”, di­ce Ga­ci­túa.

En tan­to, cien­tí­fi­cos de la Uni­ver­si­dad de Dre­xel, Es­ta­dos Uni­dos, desa­rro­lla­ron el MXe­ne, un na­no­ma­te­rial que com­bi­na las pro­pie­da­des de un su­per­ca­pa­ci­ta­dor con las de las ba­te­rías nor­ma­les con gran ca­pa­ci­dad

de car­ga, el que con­sis­te en una ca­pa de me­tal que es ro­dea­da de dos ca­pas de óxi­do con un car­bón con­duc­ti­vo, una so­bre otra.

La na­no­tec­no­lo­gía tam­bién es­tá pre­sen­te en la in­dus­tria de la ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca. Por ejem­plo, el pro­yec­to AEROEXTREME, ini­cia­ti­va que es li­de­ra­da por Sie­mens Ga­me­sa Re­ne­wa­ble Energy en España, con­tem­pla el desa­rro­llo de na­no­par­ti­cu­las que ayu­dan a pro­te­ger las zo­nas vi­ta­les de los ae­ro­ge­ne­ra­do­res pa­ra evi­tar que se da­ñen de­bi­do a las al­tas tem­pe­ra­tu­ras a las que es­tán ex­pues­tos.

La com­bi­na­ción de es­tos ma­te­ria­les y la dis­po­si­ción de las ma­sas per­mi­te crear una ba­rre­ra ágil pa­ra los ele­men­tos cli­má­ti­cos, quie­nes sue­len ser uno de los prin­ci­pa­les do­lo­res de cabeza pa­ra es­te ti­po de ini­cia­ti­vas.

Ri­chard Feyn­man en 1965 fue el pri­me­ro en des­cri­bir las po­ten­cia­li­da­des de la na­no­cien­cia.

Ex­per­tos de la Uni­ver­si­dad del Bio­bío desa­rro­lla­ron un na­no­ma­te­rial a par­tir de la ce­lu­lo­sa.

La na­no­tec­no­lo­gía pue­de me­jo­rar ma­te­ria­les exis­ten­tes pa­ra otor­gar­les pro­pie­da­des su­pe­rio­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.