La evo­lu­ción de la in­dus­tria

La zo­na cen­tral es la que al­ber­ga el ma­yor po­ten­cial de de­sa­rro­llo mi­ne­ro de­bi­do a la can­ti­dad de co­bre exis­ten­te. Sin em­bar­go, con­cre­tar es­te po­ten­cial es vis­to co­mo muy com­ple­jo des­de el pun­to de vis­ta so­cial. ¿La fór­mu­la? diá­lo­go con la co­mu­ni­dad.

Pulso - Especial Pulso Extra - - PORTADA - PAULA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

Q¿QUÉ IM­POR­TAN­CIA tie­nen las co­mu­ni­da­des pa­ra la ac­ti­vi­dad mi­ne­ra? La li­cen­cia so­cial se ha con­ver­ti­do en uno de los ac­to­res prin­ci­pa­les a la ho­ra de es­ta­ble­cer la con­ti­nui­dad de ope­ra­ción de una com­pa­ñía. Ya no bas­ta só­lo pro­du­cir, sino que tam­bién tie­ne que exis­tir un de­sa­rro­llo ar­mó­ni­co con el en­torno en que se em­pla­za la em­pre­sa y la mi­ne­ría no es­tá exen­ta. De he­cho, de acuer­do a di­fe­ren­tes pro­yec­cio­nes, la zo­na cen­tral de Chi­le -en par­ti­cu­lar las re­gio­nes de Val­pa­raí­so y Me­tro­po­li­ta­na- es la que al­ber­ga el ma­yor po­ten­cial de de­sa­rro­llo mi­ne­ro del país, de­bi­do a la can­ti­dad de re­cur­sos de co­bre exis­ten­te en ella. Sin em­bar­go, con­cre­tar es­te po­ten­cial im­pli­ca un com­ple­jo es­ce­na­rio pa­ra el sec­tor, que ra­di­ca en con­ci­liar los di­ver­sos in­tere­ses aso­cia­dos a la zo­na y ha­cer fren­te a ca­rac­te­rís­ti­cas es­truc­tu­ra­les de la mis­ma: al­ta con­cen­tra­ción de po­bla­ción (la ma­yor en Chi­le), pre­sen­cia de di­ver­sos sec­to­res pro­duc­ti­vos, exis­ten­cia de áreas de va­lor am­bien­tal y uso in­ten­si­vo del te­rri­to­rio. ¿La fór­mu­la? diá­lo­go con la co­mu­ni­dad.

La par­ti­ci­pa­ción de la co­mu­ni­dad o par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na es fun­da­men­tal den­tro de la eva­lua­ción am­bien­tal, por­que per­mi­te que las per­so­nas se in­for­men y opi­nen res­pon­sa­ble­men­te acer­ca del pro­yec­to o ac­ti­vi­dad, co­mo tam­bién, que ob­ten­gan res­pues­ta fun­da­da a sus ob­ser­va­cio­nes.

De­bi­do a la re­le­van­cia de las co­mu­ni­da­des pa­ra la con­ti­nui­dad y de­sa­rro­llo de pro­yec- tos mi­ne­ros, Va­lor Mi­ne­ro ha im­pul­sa­do la ins­ti­tu­cio­na­li­dad de diá­lo­go te­rri­to­rial. Ál­va­ro Gar­cía, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la or­ga­ni­za­ción, ex­pli­ca que bus­can el di­se­ño de una po­lí­ti­ca pú­bli­ca que es­ta­blez­ca una ins­ti­tu­cio­na­li­dad de diá­lo­go per­ma­nen­te que or­de­ne la re­la­ción en­tre las co­mu­ni­da­des, las em­pre­sas y el Es­ta­do en torno a los gran­des pro­yec­tos de in­ver­sión. “Que­re­mos diá­lo­gos con re­sul­ta­dos que, a tra­vés de acuer­dos de va­lor com­par­ti­do, ha­gan de las in­ver­sio­nes pla­ta­for­mas pa­ra el de­sa­rro­llo de los te­rri­to­rios y de to­dos sus ha­bi­tan­tes”, cuen­ta. Aña­de que ge­ne­rar ins­tan­cias de diá­lo­go con las co­mu­ni­da­des es de­ter­mi­nan­te pa­ra que los pro­yec­tos se desa­rro­llen en la for­ma es­pe­ra­da y que a me­dia­dos de 2018 se en­tre­ga­rá una pro­pues­ta de po­lí­ti­ca pú­bli­ca ro­bus­ta, que sea una res­pues­ta tan­to a la fal­ta de ins­tan­cias ins­ti­tu­cio­na­li­za­das de diá­lo­go per­ma­nen­te y efec­ti­vo en­tre las co­mu­ni­da­des, las em­pre­sas y el go­bierno lo­cal, co­mo a la ne­ce­si­dad país de atraer más y me­jo­res in­ver­sio­nes que cum­plan con ser vir­tuo­sas, in­clu­si­vas y sus­ten­ta­bles.

“Ya no bas­ta que las em­pre­sas só­lo pro­duz­can. Las co­mu­ni­da­des hoy es­tán em­po­de­ra­das y bus­can un de­sa­rro­llo equi­li­bra­do, en que no crez­ca és­ta a cos­tas del en­torno o ca­li­dad de vi­da de las per­so­nas”, di­ce Alex Go­doy, di­rec­tor del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción en Sus­ten­ta­bi­li­dad de la UDD.

Por ese mis­mo mo­ti­vo, el Mi­nis­te­rio de Mi- ne­ría creó la uni­dad de “Mi­ne­ría y So­cie­dad”, que tie­ne co­mo fin for­ta­le­cer la re­la­ción y con­fian­za en­tre las em­pre­sas mi­ne­ras y co­mu­ni­da­des lo­ca­les a par­tir de las pri­me­ras eta­pas de un pro­yec­to mi­ne­ro (ex­plo­ra­ción). De es­ta ma­ne­ra, fa­ci­li­ta la par­ti­ci­pa­ción de las co­mu­ni­da­des lo­ca­les en la iden­ti­fi­ca­ción e im­ple­men­ta­ción de opor­tu­ni­da­des eco­nó­mi­cas y de de­sa­rro­llo lo­cal. Otra de sus ca­rac­te­rís­ti­cas es que fo­men­ta el de­sa­rro­llo de ins­tan­cias de edu­ca­ción y ca­pa­ci­ta­ción pa­ra que ha­bi­tan­tes lo­ca­les ca­li­fi­quen en em­pleos de la mi­ne­ría.

Hoy, la ma­yo­ría de las mi­ne­ras de gran ta­ma­ño cuen­tan con po­lí­ti­cas de re­la­ción con la co­mu­ni­dad. Una de ellas es Co­llahua­si, que la desa­rro­lló con el fin de es­ta­ble­cer los prin­ci­pios que re­gu­lan la re­la­ción que sus ope­ra­cio­nes man­tie­nen con las co­mu­ni­da­des don­de ope­ran. En­tre los ob­je­ti­vos con­tem­plan man­te­ner de for­ma per­ma­nen­te pre­sen­cia an­te la co­mu­ni­dad, pa­ra ser per­ci­bi­da co­mo una em­pre­sa con­fia­ble, creí­ble y res­pe­tuo­sa de los de­re­chos de las per­so­nas y de la co­mu­ni­dad.

“Cree­mos que la re­la­ción con las co­mu­ni­da­des es un pro­ce­so que cru­za to­da la vi­da de una ope­ra­ción mi­ne­ra o de cual­quier otro ti­po. Es una cons­truc­ción con­jun­ta en­tre co­mu­ni­dad, go­bierno y em­pre­sa, que tie­ne co­mo an­he­lo el de­sa­rro­llo del te­rri­to­rio don­de es­tas par­tes con­vi­ven”, se­ña­la Ber­nar­di­ta Fer­nán­dez, ge­ren­te de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos en Com­pa­ñía Mi­ne­ra Do­ña Inés de Co­llahua­si. Ⓟ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.