In­te­gra­ción y tec­no­lo­gía son las so­lu­cio­nes para me­jo­rar la mo­vi­li­dad ur­ba­na

Expertos sos­tie­nen que es­te es un te­ma que se de­be ana­li­zar de acuer­do a los dis­tin­tos ca­sos que se pre­sen­ten en la ciu­dad, de ma­ne­ra de es­ta­ble­cer las es­tra­te­gias ade­cua­das para ca­da zo­na ur­ba­na.

Pulso - Especial Pulso Extra - - ESPECIALES - EFRAÍN MO­RA­GA

LLA MO­VI­LI­DAD es uno de los prin­ci­pa­les desafíos de una ciu­dad en cre­ci­mien­to co­mo San­tia­go, que con un par­que au­to­mo­triz que pa­só des­de po­co más de un mi­llón de vehícu­los li­via­nos en 2007 has­ta al­can­zar los 1,7 mi­llo­nes ins­cri­tos en 2015, de­be en­fren­tar los pro­ble­mas que es­to ge­ne­ra, prin­ci­pal­men­te por la fal­ta de in­te­gra­ción en­tre los dis­tin­tos sis­te­mas de trans­por­te.

“La mo­vi­li­dad ur­ba­na se re­fie­re al eco­sis­te­ma ge­ne­ra­do en­tre los di­ver­sos mo­dos de trans­por­te en la ciu­dad, los es­pa­cios pú­bli­cos y la lo­ca­li­za­ción de ac­ti­vi­da­des”, ex­pli­ca Car­los Cruz, ex mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas y se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo del Consejo de Po­lí­ti­cas de In­fra­es­truc­tu­ra (CPI).

Cuan­do exis­ten obs­tácu­los en­tre los es­pa­cios pú­bli­cos, las áreas de desa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des y los eco­sis­te­mas de trans­por­te, se ge­ne­ran pro­ble­mas de con­ges­tión, la pie­dra an­gu­lar del con­flic­to cuan­do se ha­bla de mo­vi­li­dad.

Un ejem­plo de es­to es el úl­ti­mo el es­tu­dio “To­mTom Traf­fic In­dex 2017”, el que ana­li­zó los pa­tro­nes de trá­fi­co en 48 paí­ses y 390 ciu­da­des, de­ter­mi­nan­do que el Gran San­tia­go es el se­gun­do nú­cleo ur­bano que pre­sen­ta las mayores de­mo­ras en los tiem­pos de via­je en Su­da­mé­ri­ca, re­gis­tran­do un pro­me­dio de 43% en ho­ra­rio nor­mal, mien­tras que en la ho­ra pun­ta es­te in­di­ca­dor se dis­pa­ra a un 73%.

Si bien es­te es un da­to re­ve­la­dor, los expertos sos­tie­nen que la mo­vi­li­dad en la ciu­dad de­be ser ana­li­za­da de acuer­do a los dis­tin­tos ca­sos que se pre­sen­tan en ella, de ma­ne­ra de desa­rro­llar las es­tra­te­gias es­pe­cí­fi­cas para ca­da zo­na. “De­be ha­ber un re­co­no­ci­mien­to de la si­tua­ción y la bús­que­da de dis­tin­tas so­lu­cio­nes que tra­ten de ma­ne­ra es­pe­cí­fi­ca ca­da tro­zo de la ciu­dad, de ma­ne­ra in­te­gra­da a las ca­rac­te­rís­ti­cas del desa­rro­llo ur­bano. Eso im­pli­ca que si va a ha­ber una di­ver­si­dad de sis­te­mas para re­sol­ver las ca­rac­te­rís­ti­cas de los dis­tin­tos sec­to­res de la ciu­dad, se ne­ce­si­ta desarro- llar un sis­te­ma in­te­gra­do”, des­ta­ca Ós­car Fi­gue­roa, do­cen­te del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Ur­ba­nos de la UC.

La im­por­tan­cia del Me­tro

Ca­da ur­be es dis­tin­ta, di­cen los expertos, y en el caso de San­tia­go se de­be po­ner aten­ción a los sis­te­mas ma­si­vos de trans­por­te, don­de el Me­tro -según di­ce Cruz- es la co­lum­na ver­te­bral del sis­te­ma. “En torno a él se or­ga­ni­zan la ma­yo­ría de los via­jes y se desa­rro­llan gran­des po­los de ac­ti­vi­da­des. El trans­por­te pú­bli­co de su­per­fi­cie es fun­da­men­tal para acer­car a las per­so­nas a es­te eje y cu­brir los es­pa­cios a los cua­les el tren sub­te­rrá­neo no lle­ga”, afir­ma el ex mi­nis­tro.

Aun­que no to­dos es­tán de acuer­do con es­ta teoría, pre­ci­sa­men­te, por los diferentes ca­sos que se pue­den pre­sen­tar en una ciu­dad co­mo San­tia­go. “Lo fun­da­men­tal es re­co­no­cer que no hay un sis­te­ma de trans­por­te ex­clu­si­vo que se ha­ga car­go de to­do. Hoy, hay pro­pues­tas que es­tán apa­re­cien­do con las can­di­da­tu­ras res­pec­to de que el Me­tro re­suel­ve los pro­ble­mas, pe­ro otros di­cen que no, que son los bu­ses. En de­fi­ni­ti­va, no hay una so­lu­ción úni­ca para la ciu­dad”, ma­ni­fies­ta Fi­gue­roa.

Según cifras ofi­cia­les, más de 2,5 mi­llo­nes de per­so­nas uti­li­zan el Tran­san­tia­go en un día la­bo­ral, mien­tras que Me­tro tras­la­dó a 670 mi­llo­nes de pa­sa­je­ros du­ran­te 2016.

La cla­ve para me­jo­rar la mo­vi­li­dad es­tá en la in­te­gra­ción de mo­dos de trans­por­te y la apli­ca­ción de tec­no­lo­gía al sis­te­ma: “El trans­por­te pú­bli­co tam­bién va a ser ca­da vez más in­te­li­gen­te y efi­cien­te. Ade­más, va­mos a ver có­mo, a par­tir de cier­tas apli­ca­cio­nes, los ciu­da­da­nos van a po­der pre­ver y cal­cu­lar exac­ta­men­te el mo­men­to en que el au­to­bús, tran­vía o un tren del Me­tro pa­se por la es­ta­ción que uno ne­ce­si­ta, lo que per­mi­ti­rá pla­ni­fi­car los via­jes”, di­ce Pa­blo Allard, de­cano de la Fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra de la Uni­ver­si­dad del Desa­rro­llo (UDD) y par­ti­ci­pan­te del se­mi­na­rio DO! Smart City, el que se rea­li­za­rá el 30 de agos­to en San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.