Las mer­mas de pro­duc­tos por ro­bos in­ter­nos, la fal­ta de con­trol de in­gre­so y sa­bo­ta­jes a los sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos, son al­gu­nas de las prin­ci­pa­les de­fi­cien­cias en ma­te­ria de se­gu­ri­dad de los centros de al­ma­ce­na­je.

Pulso - Especial Pulso Extra - - ESPECIALES -

re­si­den­tes de las bo­de­gas con sus vi­si­tas para no de­jar en ma­nos de un guar­dia o un pe­que­ño gru­po de ellos, la se­gu­ri­dad de to­da una comunidad. La idea es evo­lu­cio­nar a un nue­vo for­ma­to de se­gu­ri­dad co­lec­ti­va y no cen­tra­li­za­da en personas que no ne­ce­sa­ria­men­te tie­nen las he­rra­mien­tas y el cri­te­rio para pro­te­ger nues­tras bo­de­gas y los bie­nes que guar­da­mos en ellas”, afir­ma Ju­liá.

Para Axis Co­mu­ni­ca­tion, una em­pre­sa es­pe­cia­lis­ta en me­di­das tec­no­ló­gi­cas para la pre­ven­ción de de­li­tos, exis­ten tres cla­ves para com­ba­tir el ro­bo en bo­das: pri­me­ro se de­be pro­te­ger pe­rí­me­tro, lue­go los edi­fi­cios y fi­nal­men­te el ac­ce­so de personas y vehícu­los.

“Con­si­de­rar que aque­llos es­pa­cios donde se guar­da mer­can­cía en trán­si­to puede ser tam­bién un ob­je­ti­vo de la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, por lo que se re­quie­re ma­yor aten­ción de to­dos los que par­ti­ci­pan en la ca­de­na”, destaca Juan Pa­blo Ta­vil, ge­ren­te de cuen­tas de distribución de Axis Com­mu­ni­ca­tion para los Paí­ses His­pá­ni­cos.

Esta com­pa­ñía po­see el sistema AXIS Pe­ri­me­ter De­fen­der, el que ofrece una so­lu­ción in­te­gral para com­ba­tir la ins­truc­ción en bo­de­gas gra­cias a tec­no­lo­gías de cá­ma­ras de al­ta de­fi­ni­ción, sen­so­res y sis­te­mas de dis­cri­mi­na­ción in­te­li­gen­te de ame­na­zas.

Desde ADT destacan que es cla­ve ana­li­zar el ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra a pro­te­ger, pues­to que hay bo­de­gas que son abier­tas y otras que son ce­rra­das, por lo que re­quie­ren otro ti­po de equi­pa­mien­to ade­cua­do para ex­te­rio­res. Ade­más, los ma­te­ria­les con los que es­tán cons­trui­das tam­bién son importantes de es­tu­diar, pues­to que re­quie­ren el uso de equi­pos es­pe­cia­les para am­bien­tes de tem­pe­ra­tu­ras ines­ta­bles, mientras que sus di­men­sio­nes de­ter­mi­nan si es más con­ve­nien­te una ins­ta­la­ción ca­blea­da o inalám­bri­ca.

“Re­co­men­da­mos el uso de de­tec­to­res an­ti-en­mas­ca­ra­mien­to, los que pre­vie­nen sa­bo­ta­jes al sistema de se­gu­ri­dad, por ejem­plo, de­jar cu­bier­to el sen­sor para que al ar­mar­se el sistema no de­tec­te mo­vi­mien­to, tam­bién sis­te­mas de vi­deo ve­ri­fi­ca­ción de alar­mas, que per­mi­tan a la em­pre­sa de se­gu­ri­dad vi­sua­li­zar las cá­ma­ras al re­ci­bir­se una se­ñal de in­tru­sión”, ma­ni­fies­ta Fe­li­pe Ro­jas, ge­ren­te de pro­duc­tos de ADT.

Los ex­per­tos tam­bién destacan que es cla­ve “uti­li­zar alar­mas en puer­tas de es­ca­pe para evi­den­ciar su uti­li­za­ción en ac­ti­vi­da­des pro­pias de la ope­ra­ción u otro ti­po de ac­ti­vi­da­des. Tam­bién man­te­ner vi­si­bi­li­dad de di­chas puer­tas a tra­vés del CCTV”, di­ce Se­bas­tián Va­len­zue­la, ge­ren­te le­gal de Al­to. Ⓟ bbb El uso de cá­ma­ras tér­mi­cas es uno de los sis­te­mas más in­ba­ti­bles para com­ba­tir la in­tro­mi­sión de su­je­tos ex­tra­ños en los re­cin­tos de bodegaje, pues­to que per­mi­ten de­tec­tar en cual­quier con­di­ción cli­má­ti­ca la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral de los in­di­vi­duos. Del mis­mo mo­do, el uso de tec­no­lo­gía in­te­li­gen­te les permite a los sis­te­mas de te­le­vi­gi­lan­cia po­der de­ter­mi­nar el gra­do de pe­li­gro­si­dad de una aler­ta ocu­rri­da dentro del re­cin­to de al­ma­ce­na­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.