Fer­nan­do Ló­pez, Goo­gle: “Un buen cli­ma la­bo­ral se tra­du­ce di­rec­ta­men­te en re­sul­ta­dos”

—Ló­pez cuen­ta có­mo la cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal de Goo­gle ha cam­bia­do la for­ma en que se ha­cen los ne­go­cios en el mun­do. —Ade­más, se­ña­la que al en­fo­car­se en las per­so­nas pre­do­mi­na el ta­len­to, lo que siem­pre trae con­se­cuen­cias po­si­ti­vas.

Pulso - Especiales - - ESPECIAL REPUTACION CORPORATIVA - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

FUN­DA­DA por Larry Pa­ge y Ser­gey Brin, a tra­vés de sus 18 años, Goo­gle ha lo­gra­do con­ver­tir­se en una de las com­pa­ñías más va­lio­sas en el mun­do, y de pa­so cam­bió la for­ma en que las per­so­nas se re­la­cio­nan con el co­no­ci­mien­to. Mien­tras que ha­ce dos dé­ca­das el bus­car in­for­ma­ción era si­nó­ni­mo de bi­blio­te­cas y en­ci­clo­pe­dias, hoy la gen­te lo “goo­glea” o in­ter­ac­túa con ce­lu­la­res que cuen­tan con sis­te­ma ope­ra­ti­vo crea­do por la em­pre­sa con head­quar­ters en Moun­tain View. Su ge­ren­te ge­ne­ral en Chi­le, ex­pli­ca la im­por­tan­cia de su cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal pa­ra ha­ber con­se­gui­do es­tas trans­for­ma­cio­nes. ¿Qué tan im­por­tan­te son pa­ra us­te­des as­pec­tos co­mo el am­bien­te la­bo­ral? —Muy im­por­tan­te. En Goo­gle en­ten­de­mos que las em­pre­sas las ha­cen las per­so­nas y que un buen cli­ma la­bo­ral se tra­du­ce di­rec­ta­men­te en re­sul­ta­dos. In­ter­na­men­te te­ne­mos mu­chas ins­tan­cias pa­ra in­ter­cam­biar ideas y co­men­ta­rios, lo que a la lar­ga fa­ci­li­ta la co­mu­ni­ca­ción y apor­ta enor­me­men­te a la man­ten­ción de un buen cli­ma la­bo­ral. Por otro la­do, en Goo­gle te­ne­mos muy cla­ro que nues­tro tra­ba­jo es su­ma­men­te de­man­dan­te, por lo que nos preo­cu­pa­mos de que los goo­glers ten­gan to­do lo que ne­ce­si­tan pa­ra desem­pe­ñar­se de ma­ne­ra óp­ti­ma en sus la­bo­res, lo que tam­bién in­clu­ye es­pa­cios y mo­men­tos de dis­ten­sión. ¿Qué rol cum­ple la cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal a la ho­ra de bus­car con­so­li­dar una bue­na repu­tación? —Su­ma­men­te im­por­tan­te. En el es­tu­dio Goo­gle tam­bién fue per­ci­bi­da co­mo una de las em­pre­sas más atrac­ti­vas a la ho­ra de tra­ba­jar, lo cual pue­de te­ner re­la­ción con nues­tra cul­tu­ra, que per­mea el tra­ba­jo de to­das las ofi­ci­nas de Goo­gle al­re­de­dor del mun­do y que se di­fe­ren­cia del con­cep­to tra­di­cio­nal de una em­pre­sa. La cul­tu­ra de Goo­gle es muy co­la­bo­ra­ti­va y se ba­sa en que cual­quier goo­gler, no im­por­ta en qué área tra­ba­je, pue­de te­ner una opi­nión que pue­de ayu­dar a otro. Por eso fo­men­ta­mos las ins­tan­cias y es­pa­cios de con­ver­sa­ción de ma­ne­ra in­ter­na, e in­clu­so di­se­ña­mos nues­tras ofi­ci­nas pa­ra facilitar en­cuen­tros. Igual­men­te, hay otros pi­la­res co­mo la di­ver­si­dad y ser par­te de una com­pa­ñía que bus­ca man­te­ner su ca­rác­ter de star­tup e in­no­va­ción. ¿Có­mo con­ci­ben su tra­ba­jo a fu­tu­ro con el fin de se­guir desa­rro­llan­do es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas? —Bus­ca­mos man­te­ner la cul­tu­ra abier­ta que ge­ne­ral­men­te se aso­cia a los co­mien­zos, en los cua­les to­dos es­tán dis­pues­tos a con­tri­buir y se sien­ten có­mo­dos al com­par­tir ideas y opi­nio­nes. En nues­tras reunio­nes gru­pa­les se­ma­na­les (TGIF), los em­plea­dos de Goo­gle rea­li­zan pre­gun­tas di­rec­ta­men­te a Larry, Ser­gey y otros eje­cu­ti­vos acer­ca de cual­quier pro­ble­ma de la em­pre­sa. Den­tro de las di­men­sio­nes que mi­de el es­tu­dio, ¿cuál es la que más se pro­mue­ve en Goo­gle y có­mo lo ha­cen? —En ge­ne­ral, po­de­mos de­cir que afor­tu­na­da­men­te, la ma­yo­ría de las di­men­sio­nes vi­ven en nues­tra com­pa­ñía y sus em­plea­dos. La di­men­sión re­la­cio­na­da al am­bien­te la­bo­ral, po­dría ser sin du­da una de las más fuer­tes, ha­blan­do del com­pro­mi­so de la com­pa­ñía con sus em­plea­dos, las posibilidades de cre­ci­mien­to y desa­rro­llo de ca­rre­ra. Igual­men­te, si ha­bla­mos de la di­men­sión emo­cio­nal, tam­bién día a día tra­ba­ja­mos en man­te­ner nues­tra cul­tu­ra y en­ri­que­cer­la con un to­que lo­cal. Ahí po­de­mos in­clu­so ver có­mo se mez­cla con otras di­men­sio­nes co­mo la de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, con un fuer­te com­pro­mi­so de los goo­glers con su co­mu­ni­dad por me­dio de vo­lun­ta­ria­dos, pro­yec­tos es­pe­cia­les (co­no­ci­dos co­mo pro­yec­tos del 20%) o apo­yo más for­mal, co­mo lo es nues­tro pro­gra­ma de Com­mu­nity Af­fairs, que en- tre­ga fon­dos a ONGs pa­ra desa­rro­llar pro­yec­tos en Qui­li­cu­ra, don­de se ubi­ca nues­tro cen­tro de da­tos. ¿Cuál es el com­pro­mi­so prin­ci­pal de la em­pre­sa? —Desa­rro­lla­mos pro­duc­tos con la es­pe­ran­za de me­jo­rar la web y, por con­si­guien­te, la ex­pe­rien­cia que dis­fru­tas en ella. Tam­bién asu­mi­mos el com­pro­mi­so de ha­cer de la web un es­pa­cio abier­to. Por ello, par­ti­ci­pa­mos en di­fe­ren­tes pro­yec­tos con la in­ten­ción de ayu­dar a los pro­gra­ma­do­res a rea­li­zar con­tri­bu­cio­nes. Ade­más, tra­ba­ja­mos ar­dua­men­te pa­ra crear una web que pien­sa en el me­dioam­bien­te. Así es que uti­li­za­mos los re­cur­sos con efi­ca­cia y apo­ya­mos el uso de ener­gía re­no­va­ble. Es cier­to que és­ta evo­lu­cio- nó con­si­de­ra­ble­men­te des­de que apa­re­ció Goo­gle en es­ce­na por pri­me­ra vez, pe­ro hay al­go que no se mo­di­fi­ca: nues­tra con­fian­za en las in­fi­ni­tas posibilidades de in­ter­net. ¿Por qué ra­zón es­ti­ma que fue uno de los lí­de­res del ran­king? —Cree­mos que la cul­tu­ra de Goo­gle -co­no­ci­da por ser abier­ta, co­la­bo­ra­ti­va y muy cer­ca­na a sus em­plea­dos- de­fi­ni­ti­va­men­te tie­ne un im­pac­to en nues­tra ima­gen. Sin em­bar­go, la cons­truc­ción de nues­tra ima­gen en Chi­le tie­ne tam­bién mu­cho im­pac­to, en par­ti­cu­lar por­que te­ne­mos ya cin­co años en el país y con es­to la lle­ga­da de pla­ta­for­mas y he­rra­mien­tas co­mo YouTu­be, Goo­gle Maps, Goo­gle Dri­ve o Goo­gle Trans­la­te.

EM­PRE­SA: “Goo­gle tam­bién fue per­ci­bi­da co­mo una de las em­pre­sas más atrac­ti­vas a la ho­ra de tra­ba­jar”. Con cin­co años de pre­sen­cia en nues­tro país, Goo­gle se ha con­ver­ti­do en al­go más que una em­pre­sa de soft­wa­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.