Gon­za­lo Sa­ma­nie­go, Sony: “La ima­gen de la em­pre­sa es el re­fle­jo de có­mo ac­tua­mos den­tro de ella”

—El eje­cu­ti­vo da su vi­sión res­pec­to a có­mo los usua­rios se han em­po­de­ra­do y hoy es­pe­ran mu­cho más de las em­pre­sas. —Sa­ma­nie­go se­ña­la ade­más que fi­de­li­zar a los fun­cio­na­rios es cla­ve pa­ra po­der te­ner una bue­na re­la­ción con los con­su­mi­do­res.

Pulso - Especiales - - ESPECIAL REPUTACION CORPORATIVA - PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

SONY ES UNA DE las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas con lar­ga his­to­ria en nues­tro país. Fun­da­da a fi­nes de la dé­ca­da de los 40 en To­kio (Ja­pón) con el fin de ge­ne­rar y re­pa­rar ra­dios. Sin em­bar­go, con el de­ve­nir del tiem­po, su por­ta­fo­lio de pro­duc­tos fue cre­cien­do, ex­pan­dien­do la mar­ca a tra­vés de to­do el glo­bo. Por su­pues­to, nues­tro país no fue la ex­cep­ción, don­de tie­ne ofi­ci­nas des­de ha­ce 30 años. Su di­rec­tor co­mer­cial, Gon­za­lo Sa­ma­nie­go, da cuen­ta del tra­ba­jo que ha he­cho la com­pa­ñía pa­ra in­cen­ti­var la re­uti­li­za­ción de pro­duc­tos o có­mo se impulsa el desa­rro­llo de ca­rre­ra al in­te­rior de la or­ga­ni­za­ción .

¿Cuál es la im­por­tan­cia del tra­ba­jo in­terno pa­ra con­se­guir una bue­na repu­tación?

—La ima­gen de la em­pre­sa es el re­fle­jo de có­mo ac­tua­mos den­tro de ella. Ope­ra­mos con un es­pí­ri­tu de me­jo­ra con­ti­nua, creo que eso lo per­ci­ben los clien­tes ya sea cuan­do lle­gan al ser­vi­cio téc­ni­co o en un pro­ce­so de com­pra, la idea es res­pe­tar y dar­le mu­cha con­fian­za a la gen­te y eso se con­si­gue sien­do res­pon­sa­ble en el tra­ba­jo in­terno.

¿Có­mo to­man el buen re­sul­ta­do que tu­vie­ron en el es­tu­dio de repu­tación?

—E muy im­por­tan­te, por­que tie­ne que ver con tres as­pec­tos que son vis­tos co­mo prio­ri­dad por la com­pa­ñía: es­tar siem­pre in­no­van­do, tra­yen­do rá­pi­da­men­te los úl­ti­mos pro­duc­tos que se lan­zan. Lo se­gun­do, es que in­ter­na­men­te lle­va­mos una tra­di­ción lar­ga de po­ten­ciar equi­pos de tra­ba­jo y a la gen­te. Eso se no­ta de dis­tin­tas ma­ne­ras.

Y por úl­ti­mo, es­ta­mos en un am­bien­te que ca­da día es más com­pe­ti­ti­vo. An­te eso y la agre­si­vi­dad de los com­pe­ti­do­res, que se en­fo­can muy fuer­te­men­te en pro­duc­tos ma­si­vos. He­mos op­ta­do por cen­trar­nos en el clien­te fi­nal, con so­lu­cio­nes y pro­duc­tos que le otor­guen un va­lor adi­cio­nal y que le du­ren por mu­cho tiem­po. Creo que esos fac­to­res son im­por­tan­tes.

A ni­vel de ac­cio­nes, ¿qué se ha­ce pa­ra im­pul­sar el desa­rro­llo de los co­la­bo­ra­do­res?

—Hay va­rios ele­men­tos. To­dos los equi­pos ge­ren­cia­les es­tán obli­ga­dos a plan­tear ca­mi­nos de desa­rro­llo de ca­rre­ra pa­ra la gen­te. Te­ne­mos una se­rie de me­di­cio­nes in­ter­nas que se es­tán in­ten­si­fi­can­do con bas­tan­te re­tro­ali­men­ta­ción. Hay mu­cha gen­te que lle­va mu­cho tiem­po desa­rro­llan­do su ca­rre­ra. Te­ne­mos un com­po­nen­te im­por­tan­te de gen­te jo­ven con una mentalidad más abier­ta y rá­pi­da que pa­sa dos o tres años, le va bien, se ha­ce de bue­nos ami­gos, pe­ro de­ci­de ir­se de to­das ma­ne­ras. En ge­ne­ral, la preo­cu­pa­ción por la ca­rre­ra, que se desa­rro­lle y per­fec­cio­nes es par­te del ADN de la em­pre­sa ja­po­ne­sa.

¿Có­mo ope­ra es­to a ni­vel de clien­tes?

—Tra­ta­mos de es­tar muy cer­ca de nues­tros clien­tes, de es­cu­char su voz en los ca­na­les don­de po­de­mos re­la­cio­nar­nos di­rec­ta­men­te con ellos, co­mo las tien­das. O sea, no ven­de­mos pro­duc­tos que no es­tén cer­ti­fi­ca­dos, nos preo­cu­pa­mos por en­tre­gar bue­nos es­tán­da­res en la aten­ción en ser­vi­cio téc­ni­co, en te­ner siem­pre re­pues­tos, en es­tar pre­sen­te en las re­des so­cia­les. Son va­rias los es­pa­cios en los que ha­ce­mos lo po­si­ble por es­cu­char y dar res­pues­ta.

En los úl­ti­mos años hay un perfil de con­su­mi­dor mu­cho más ac­ti­vo, que exi­ge ca­da vez más a las com­pa­ñías…

—Es un clien­te mu­cho más em­po­de­ra­do que sa­be muy bien sus de­re­chos y que no du­da en ha­cer­los va­ler. No­so­tros siem­pre he­mos con­ta­do con po­lí­ti­cas de post­ven­ta y ga­ran­tía de los pro­duc­tos que so­bre pa­san lo que exi­ge la ley en Chi­le. Por lo tan­to, no he­mos te­ni­do ma­yo­res in­con­ve­nien­tes en ese as­pec­to. Sin em­bar­go, siem­pre hay que es­tar aten­to pa­ra dar res­pues­ta a sus re­que­ri­mien­tos.

Cuan­do se ana­li­zan las di­men­sio­nes del es­tu­dio, Res­pon­sa­bi­li­dad So­cial es una de las que me­nos pun­ta­je ob­tie­ne, ¿es un área que quie­ren po­ten­ciar?

—Hay dos as­pec­tos, te­ne­mos ini­cia­ti­vas in­ter­nas de re­ci­cla­je de pa­pel, me­nos con­su­mo de agua, de ba­jar las im­pre­sio­nes que son ac­cio­nes que mu­chas em­pre­sas es­tán to­man­do, que tam­bién se ve im­pul­sa­do por un te­ma de cos­tos. Pe­ro acá lo te­ne­mos bien pre­sen­te. In­clu­so en al­gún mo­men­to he­mos plan­tea­do pro­mo­cio­nes en que se in­cen­ti­va el re­ci­cla­je de apa­ra­tos que no se es­tén usan­do. La idea es tra­tar es­tos ma­te­ria­les, evi­tan­do da­ño a la tie­rra. Tam­bién hay ini­cia­ti­vas de lar­go alien­to que bus­can lle­var las emi­sio­nes a ce­ro o bien com­pen­sar­las.

Una de las pre­gun­tas que se hi­zo en el es­tu­dio fue: “¿Us­ted le cree a la com­pa­ñía x?”, de­jan­do a Sony con muy bue­nos re­sul­ta­dos in­clu­so por en­ci­ma de Te­le­tón. ¿A qué cree que se de­be?

—La com­pa­ñía tie­ne 70 años. En Chi­le de­be ha­ber pro­duc­tos Sony des­de ha­ce 50 años. Mu­cha gen­te ha te­ni­do equi­pos de mú­si­ca, cá­ma­ras, te­lé­fo­nos. En­ton­ces, hay cer­ca­nía con la mar­ca y una bue­na ex­pe­rien­cia. Por su par­te, la em­pre­sa lle­va 30 años en Chi­le res­pon­dien­do de pri­me­ra fuen­te a cual­quier pro­ble­ma y creo que es por eso que nos creen por­que da­mos la ca­ra. Por eso que va por ahí, uni­do a lo emo­cio­nal.

EX­PE­RIEN­CIA DEL CON­SU­MI­DOR: “Ope­ra­mos con un es­pí­ri­tu de me­jo­ra con­ti­nua, creo que eso lo per­ci­ben los clien­tes” RE­LA­CIÓN CON USUA­RIOS: “Hay cer­ca­nía con la mar­ca y una bue­na ex­pe­rien­cia. Por su par­te, la em­pre­sa lle­va 30 años en Chi­le”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.