CO­NEC­TI­VI­DAD CON INTEGRACIÓN SO­CIAL: EL NUE­VO PA­RA­DIG­MA PA­RA ME­JO­RAR LA CA­LI­DAD DE VI­DA

Ex­per­tos ase­gu­ran que op­ti­mi­zar la mo­vi­li­dad de los ciu­da­da­nos es el me­jor ca­mino pa­ra crear una ciu­dad más in­clu­si­va y con me­jor ac­ce­so al tra­ba­jo, sa­lud, edu­ca­ción y vi­vien­da.

Pulso - Especiales - - PULSO CIUDAD - EFRAÍN MORAGA

La co­nec­ti­vi­dad es un te­ma de ca­rác­ter na­cio­nal, y de ca­ra al cre­ci­mien­to de la po­bla­ción en las prin­ci­pa­les ciu­da­des de Chi­le, los re­que­ri­mien­tos de mo­vi­li­dad y el au­men­to del par­que au­to­mo­tor, se ha con­fi­gu­ra­do co­mo un se­rio re­to pa­ra la ge­ne­ra­ción de in­fra­es­truc­tu­ra y po­lí­ti­cas pú­bli­cas que la me­jo­ren.

“La co­nec­ti­vi­dad tie­ne dos di­men­sio­nes: una fí­si­ca, que tie­ne que ver con el tras­la­do, mo­vi­mien­to e in­ter­cam­bio de per­so­nas, bie­nes y ser­vi­cios, y otra que tie­ne que ver con los con­te­ni­dos y la in­for­ma­ción, que es la co­nec­ti­vi­dad de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes”, afir­ma Pa­blo Allard, de­cano de la fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra y Ar­te de la Uni­ver­si­dad del Desa­rro­llo.

El Con­se­jo Na­cio­nal de Desa­rro­llo Ur­bano (CNDU) im­pul­sa una ter­ce­ra vi­sión, que na­ce des­de la pers­pec­ti­va de la integración so­cial y que tie­ne que ver con el com­ba­te de la se­gre­ga­ción so­cio-te­rri­to­rial co­mo una de sus lí­neas ar­gu­men­ta­ti­vas.

“Con el tiem­po la gen­te con me­no­res re­cur­sos ha si­do ex­pul­sa­da a los már­ge­nes de las ciu­da­des y esas per­so­nas tie­nen se­rios pro­ble­mas de co­nec­ti­vi­dad con aque­llas par­tes don­de se dan las opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo, edu­ca­ción, sa­lud y vi­vien­da”, ma­ni­fies­ta Ger­mán Co­rrea, miem­bro de la se­cre­ta­ria eje­cu­ti­va del CNDU y pre­si­den­te de EFE.

Des­de la Cá­ma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción (CChC) ase­gu­ran que uno de los prin­ci­pa­les desafíos en ma­te­ria de co­nec­ti­vi­dad es la pla­ni­fi­ca­ción, la cual de­be de­fi­nir as­pec­tos cru­cia­les, co­mo por ejemplo: dón­de es­ta­rá ubi­ca­do el puerto de gran es­ca­la de Chi­le, el desa­rro­llo del fe­rro­ca­rril y el po­ten­cia­mien­to de la inversión en ru­tas in­ter­ur­ba­nas.

“Ca­si el 90% de la po­bla­ción vi­ve en ciu­da­des y eso ge­ne­ra pre­sio­nes im­por­tan­tes a la in­fra­es­truc­tu­ra que se re­quie­re pa­ra te­ner a tan­ta gen­te vi­vien­do den­tro de su­per­fi­cies más aco­ta­das”, ase­gu­ra Carlos Piag­gio, ge­ren­te de In­fra­es­truc­tu­ra de la CChC.

De acuer­do con el es­tu­dio de in­fra­es­truc­tu­ra crí­ti­ca pa­ra el desa­rro­llo, de la CChC, de aquí a 2025 se re­quie­ren in­ver­sio­nes por US$30.353 mi­llo­nes pa­ra me­jo­rar la co­nec­ti­vi­dad en el país.

In­fra­es­truc­tu­ra de co­nec­ti­vi­dad

Se­gún el Re­por­te de Con­ce­sio­nes de Cop­sa a sep­tiem­bre, el trá­fi­co to­tal de vehícu­los en au­to­pis­tas in­ter­ur­ba­nas au­men­tó 14,2% en com­pa­ra­ción al mis­mo pe­río­do del año an-

te­rior. Mien­tras, el to­tal de vehícu­los con­ta­bi­li­za­dos en los pór­ti­cos de las au­to­pis­tas ur­ba­nas au­men­tó 8%, su­peran­do los mil mi­llo­nes de transac­cio­nes.

En tan­to, el trá­fi­co to­tal de pa­sa­je­ros en ae­ro­puer­tos au­men­tó 11,4%, y el flu­jo in­ter­na­cio­nal de car­ga, 27,1% du­ran­te el mis­mo pe­rio­do. Des­de Cop­sa ase­gu­ran que el me­jo­ra­mien­to tan­to de la Ru­ta 5 co­mo de las vías trans­ver­sa­les, ade­más los co­rre­do­res bio­ceá­ni­cos es­tá en­tre los desafíos de co­nec­ti­vi­dad más im­por­tan­tes.

“Te­ne­mos que tra­ba­jar fuer­te­men­te y des­de ya. No po­de­mos seguir es­pe­ran­do, ya sea en ru­tas al­ter­na­ti­vas a las ac­tua­les vías con­ce­sio­na­das, que ten­drán que ha­cer­se por con­ce­sión, por­que cla­ra­men­te el Es­ta­do chi­leno no tie­ne los re­cur­sos pa­ra abor­dar­la, y tam­bién en la am­plia­ción de las ac­tua­les ru­tas, es­pe­cial­men­te las co­n­ur­ba­cio­nes San­tia­go-Val­pa­raí­so-Ran­ca­gua y Con­cep­ción-Tal­cahuano-Pen­co”, ex­pli­ca Juan Eduar­do Sal­di­via, pre­si­den­te de Cop­sa.

Es­tas obras no só­lo brin­da­rían la po­si­bi­li­dad de me­jo­rar la in­fra­es­truc­tu­ra de mo­vi­li­dad en­tre las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país, sino que po­si­bi­li­ta­rían el me­jo­ra­mien­to de otras co­nec­ti­vi­da­des, co­mo es el ca­so de las re­des de elec­tro­li­ne­ras e im­pul­sar otros me­dios de trans­por­te sos­te­ni­ble.

“Ac­tual­men­te exis­ten 12 pun­tos de car­ga en lu­ga­res es­tra­té­gi­cos de la ca­pi­tal y uno en Vi­ña del Mar. Es­ta red per­mi­te sur­tir de ener­gía a los vehícu­los 100% eléc­tri­cos que cir­cu­lan por San­tia­go, pe­ro es im­por­tan­te seguir am­plian­do la red de elec­tro­li­ne­ras pa­ra ase­gu­rar de ma­yor ma­ne­ra la au­to­no­mía de los au­tos eléc­tri­cos”, ma­ni­fies­ta Andrea Veiga, ge­ren­te de Mar­ke­ting Corporativo de BMW Chi­le.

Es­te con­cep­to se desa­rro­lla­ría den­tro del mar­co de una agenda proac­ti­va de co­nec­ti­vi­dad, que con­si­de­re es­te te­ma den­tro de la pla­ni­fi­ca­ción na­cio­nal y que per­mi­ta me­jo­rar la mo­vi­li­dad des­de una pers­pec­ti­va sos­te­ni­ble.

“Hay que en­ten­der el pro­ble­ma del trans­por­te co­mo un pro­ble­ma de mo­vi­li­dad sus­ten­ta­ble y allí es don­de hay que lle­var a las re­gio­nes es­te con­cep­to con más fuer­za”, di­ce Cris­tián Bo­wen, ex sub­se­cre­ta­rio de Trans­por­tes y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

Des­de el mun­do in­mo­bi­lia­rio acon­se­jan que ca­da re­gión sea eva­lua­da de acuer­do a sus pro­pias ca­rac­te­rís­ti­cas pro­duc­ti­vas y co­ti­dia­nas, pa­ra de­fi­nir cuál es la es­tra­te­gia de flu­jos que me­jor fun­cio­ne tan­to in­ter­na­men­te co­mo con otras re­gio­nes.

“El tra­ba­jo con­jun­to en­tre lo pú­bli­co y lo pri­va­do, ase­gu­ran­do una co­rrec­ta im­ple­men­ta­ción de sis­te­mas via­les y de trans­por­te, es la úni­ca ma­ne­ra de que to­dos pen­se­mos en ciu­da­des a lar­go pla­zo, con fi­nes co­mu­nes. Ese es el desafío”, afir­ma En­ri­que Jo­glar, ge­ren­te de desa­rro­llo de in­mo­bi­lia­ria INDESA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.