EQUI­DAD TE­RRI­TO­RIAL: UNA DE LAS PRIN­CI­PA­LES DEU­DAS

Se­gún ex­per­tos, la dis­tri­bu­ción te­rri­to­rial y el ac­ce­so a opor­tu­ni­da­des son al­gu­nas de las prin­ci­pa­les de­bi­li­da­des de los nú­cleos ur­ba­nos y el desafío es­tá en ge­ne­rar nue­vas opor­tu­ni­da­des en edu­ca­ción, em­pleo, ser­vi­cios pú­bli­cos y trans­por­te pa­ra me­jo­rar

Pulso - Especiales - - PULSO CIUDAD - EFRAÍN MO­RA­GA

La se­gre­ga­ción so­cial ur­ba­na es uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de la ciu­dad, nace des­de la pos­ter­ga­ción de los sec­to­res vul­ne­ra­bles en el ac­ce­so a los bie­nes pú­bli­cos y ser­vi­cios, po­nien­do en du­da la sus­ten­ta­bi­li­dad de los nú­cleos ur­ba­nos.

“Uno de los prin­ci­pa­les fla­ge­los que en­fren­ta Chi­le es la de­sigual­dad, que tie­ne múl­ti­ples ex­pre­sio­nes: de in­gre­sos, de gé­ne­ro, te­rri­to­ria­les, etc.; y, por cier­to, ella se ex­pre­sa tam­bién en la ca­li­dad de vi­da y las opor­tu­ni­da­des que ofre­cen las ciu­da­des a las personas”, ex­pli­ca Mar­cos Ba­rra­za, Mi­nis­tro de Desa­rro­llo So­cial, car­te­ra que es­tá a car­go en nues­tro país de la coor­di­na­ción de los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble de la ONU (ODS).

Es­te pro­ble­ma se cons­ti­tu­ye co­mo un im­por­tan­te desafío que, a jui­cio de ex­per­tos, se de­be abor­dar creando po­lí­ti­cas pú­bli­cas en­fo­ca­das en el de­re­cho a la ciu­dad.

“Las ciu­da­des de­ben ser lu­ga­res in­clu­si­vos don­de todas las personas pue­dan dis­fru­tar de los be­ne­fi­cios ur­ba­nos, es de­cir, ac­ce­so a es­pa­cios pú­bli­cos, edu­ca­ción, sa­lud, tra­ba­jo, mo­vi­li­dad y trans­por­te, se­gu­ri­dad, un me­dioam­bien­te no con­ta­mi­na­do, áreas ver­des, po­si­bi­li­da­des de in­ter­ac­ción so­cial, cul­tu­ra, de­por­te y es­par­ci­mien­to”, ase­gu­ra Ba­rra­za.

Pa­ra en­fren­tar es­tos desafíos, el Con­se­jo Na­cio­nal de Desa­rro­llo Ur­bano (CNDU) ela­bo­ró un do­cu­men­to ofi­cial con un con­jun­to de re­co­men­da­cio­nes pa­ra avan­zar en una Po­lí­ti­ca de Sue­lo pa­ra la In­te­gra­ción So­cial.

“Fal­tan ins­tru­men­tos más po­de­ro­sos de ges­tión del mer­ca­do del sue­lo que evi­ten que es­te sea el úni­co fac­tor que de­ci­da dón­de las personas pue­den vi­vir, tam­bién fal­tan es­tán­da­res de ca­li­dad de vi­da ur­ba­na equi­ta­ti­vos que ga­ran­ti­cen el ac­ce­so igua­li­ta­rio a ca­li­dad de bie­nes pú­bli­cos y en ter­cer lu­gar, un efec­ti­vo pro­ce­so de des­cen­tra­li­za­ción”, ase­ve­ra Luis Eduar- do Bres­cia­ni, pre­si­den­te del CNDU.

Des­de la aca­de­mia ex­pli­can que en el pa­sa­do las po­lí­ti­cas pú­bli­cas es­ta­ban en­fo­ca­das a sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des bá­si­cas de la po­bla­ción, trans­for­man­do a Chi­le en el pri­mer país en vías de desa­rro­llo en ga­ran­ti­zar el ac­ce­so uni­ver­sal a la pro­pie­dad de la vi­vien­da, pe­ro que ese éxi­to no vino acom­pa­ña­do del ade­cua­do apro­vi­sio­na­mien­to de bie­nes de uso pú­bli­co. “Es im­pe­ra­ti­vo que el Es­ta­do cam­bie la mi­ra­da res­pec­to a la deu­da ur­ba­na que se tie­ne con nues­tras co­mu­ni­da­des”, ma­ni­fies­ta Pablo Allard, de­cano de la fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra de la Uni­ver­si­dad del Desa­rro­llo.

La Cá­ma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción ase­gu­ra que pa­ra evi­tar la se­gre­ga­ción so­cial es cla­ve que el sec­tor pú­bli­co pla­ni­fi­que a lar­go pla- zo con­si­de­ran­do la de­man­da es­pe­ra­da por vi­vien­da e in­fra­es­truc­tu­ra. “El no pro­yec­tar la de­man­da y no pla­ni­fi­car a lar­go pla­zo só­lo trae se­gre­ga­ción a los sec­to­res me­dios emer­gen­tes y vul­ne­ra­bles pues los pre­cios de las vi­vien­das tien­den a su­bir y obli­gan a tras­la­dar­se a la pe­ri­fe­ria de la ciu­dad”, ex­pli­ca Pablo Ál­va­rez, ge­ren­te de Vi­vien­da y Urbanismo de la CChC.

Des­de el mun­do in­mo­bi­lia­rio plan­tean que la equi­dad ur­ba­na no es só­lo un desafío pa­ra el sec­tor pú­bli­co, sino que los que ejecutan las obras de desa­rro­llo ur­bano tam­bién son lla­ma­dos a crear pro­yec­tos que avan­cen ha­cia la in­te­gra­ción so­cial de las ciu­da­des.

“El res­guar­do de la ciu­dad no es só­lo un pro­ble­ma de las au­to­ri­da­des, re­quie­re la aten­ción de to­dos. El sec­tor pue­de y de­be ser pro­ta­go­nis­ta de pri­mer or­den”, ma­ni­fies­ta An­drés Er­gas, ge­ren­te co­mer­cial de Ra­lei De­ve­lop­ment Group.

Otro fac­tor a con­si­de­rar, de­bie­ra ser el desa­rro­llo de ciu­da­des mix­tas, da­do que ellas per­mi­ten me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de las personas por me­dio de la fa­ci­li­ta­ción de una ma­yor ac­ce­si­bi­li­dad, des­ta­ca el ge­ren­te de desa­rro­llo de la In­mo­bi­lia­ria In­de­sa, En­ri­que Jo­glar. “La se­gre­ga­ción so­cial en Chi­le se dio, prin­ci­pal­men­te, por los al­tos pre­cios en los me­tros cua­dra­dos de las co­mu­nas. Pe­ro hoy la po­si­bi­li­dad de desa­rro­llo so­cial in­te­gra­do se da gra­cias a la ex­pan­sión del uso de sue­lo de la ciu­dad”, di­ce Jo­glar.

En ese sen­ti­do, una de las ma­ne­ras de avan­zar ha­cia la equi­dad ur­ba­na es con­si­de­rar as­pec­tos co­mo la in­te­gra­ción y sus­ten­ta­bi­li­dad de las ciu­da­des, des­ta­ca el ge­ren­te in­mo­bi­lia­rio de Bro­tec-Ica­fal, Eu­ge­nio López. “El desa­rro­llo de vi­vien­das con­lle­va un desafío res­pec­to a los lu­ga­res don­de se cons­tru­ye: la in­te­gra­ción, el equi­li­brio y sus­ten­ta­bi­li­dad de las ciu­da­des”, plan­tea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.