¿En qué es­tán las ca­pi­ta­les?: El fo­co es­tá en las ne­ce­si­da­des de los ciu­da­da­nos

Des­de el pun­to de vis­ta so­cial, am­bien­tal y eco­nó­mi­co, las prin­ci­pa­les ciu­da­des de Chi­le es­tán po­nien­do ma­nos a la obra pa­ra ha­cer­se más sus­ten­ta­bles. Des­de pla­nes in­te­gra­les con fi­nan­cia­mien­to in­ter­na­cio­nal, a sub­si­dios es­pe­cí­fi­cos pa­ra ma­chis en la Arau

Pulso - Especiales - - PORTADA - PAU­LA NAMUR

DE ACUER­DO con un ran­king de la con­sul­to­ra in­ter­na­cio­nal Ar­ca­dis, que eva­lúa te­mas re­la­cio­na­dos con pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na, Santiago es la ciu­dad más sus­ten­ta­ble de Amé­ri­ca La­ti­na, ubi­cán­do­se en el lu­gar 71 de un to­tal de 100 ciu­da­des. En la re­gión, le si­guen Sao Pau­lo (79), Bue­nos Ai­res (80) y Rio de Ja­nei­ro (82). Es­te ran­king mi­de los tres pi­la­res de la sos­te­ni­bi­li­dad (me­dioam­bien­tal, so­cial y eco­nó­mi­co), di­vi­di­do en pla­ne­ta, personas y ga­nan­cias. De esas di­men­sio­nes, don­de Santiago es­tá me­jor ubi­ca­do es en pla­ne­ta (lu­gar 57), mien­tras en la di­men­sión de personas es don­de es­tá peor (lu­gar 85).

En Chi­le, si bien hay po­cos es­tu­dios, el ran­king de smart ci­ties de Fu­nad­ción País Di­gi­tal es la apro­xi­ma­ción más re­cien­te (2014). De acuer­do a ese in­for­me, en el pi­lar de me­dioam­bien­te, la ciu­dad con ma­yor pun­ta­je es Puer­to Montt, mien­tras en eco­no­mía y so­cie­dad, el lí­der es Santiago.

“A ni­vel na­cio­nal es evi­den­te que to­da­vía te­ne­mos que avan­zar un tre­cho im­por­tan­te pa­ra que nues­tras ciu­da­des al­can­cen es­tán­da­res plau­si­bles de sus­ten­ta­bi­li­dad, no obs­tan­te Chi­le es­tá dan­do al­gu­nos pa­sos im­por­tan­tes en es­ta ma­te­ria, si nos com­pa­ra­mos con la reali­dad y pre­ca­rie­dad de mu­chas ciu­da­des y gran­des ca­pi­ta­les de La­ti­noa­mé­ri­ca. Sin em­bar­go, si ob­ser­va­mos la ten­den­cia de los paí­ses desa­rro­lla­dos, se nos ha­ce evi­den­te que es­ta­mos en una fa­se in­ci­pien­te”, des­ta­ca Ma­ría Isa­bel Mu­ñoz, ge­ren­te de Asun­tos Cor­po­ra­ti­vos del Cen­tro Vin­cu­lar de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Val­pa­raí­so.

A su jui­cio, la ten­den­cia apues­ta a la in­te­gra­ción de las tres di­men­sio­nes de la sus­ten­ta­bi­li­dad, pa­ra ha­cer ciu­da­des más “vi­vi­bles”, con el desa­rro­llo de una po­lí­ti­ca pú­bli­ca de lar­go pla­zo que in­clu­ya ar­qui­tec­tu­ra del fu­tu­ro, con­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral, re­vi­ta­li­za­ción de ve­cin­da­rios, uso efi­cien­te de ener­gía, ad­mi­nis­tra­ción in­te­li­gen­te de re­cur­sos hí­dri­cos, me­jo­res sis­te­mas de trans­por­te y co­nec­ti­vi­dad, sin des­cui­dar as­pec­tos cli­má­ti­cos y mi­gra­to­rios.

Las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país se han pues­to ma­nos a la obra pa­ra ins­ta­lar la sus-

ten­ta­bi­li­dad en sus pla­nes de ac­ción.

En Santiago, la In­ten­den­cia Me­tro­po­li­ta­na ha es­ta­ble­ci­do una se­rie de ejes te­má­ti­cos don­de la sus­ten­ta­bi­li­dad es­tá pre­sen­te. Santiago Re­si­lien­te bus­ca coor­di­nar los dis­tin­tos es­ta­men­tos que tra­ba­jan pa­ra evi­tar de­sas­tres o te­ner una me­jor res­pues­ta a ellos. Santiago Re­ci­cla es otro de los ejes, don­de la In­ten­den­cia in­ver­ti­rá $2.800 mi­llo­nes pa­ra crear una red de 20 pun­tos lim­pios que co­men­za­rá a ope­rar es­te año y que da­rá un nue­vo ai­re al re­ci­cla­je en la ciu­dad. Pa­ra­le­la­men­te, com­ba­ti­rán los 70 ver­te­de­ros ile­ga­les y cer­ca de 700 ba­su­ra­les clan­des­ti­nos que tie­ne la re­gión. En ter­cer lu­gar es­tá el plan Santiago Co­nec­ta­do, que bus­ca au­men­tar y me­jo­rar la ca­li­dad de las ci­clo­vías exis­ten­tes en la ca­pi­tal. Fi­nal­men­te, es­tá la red de par­ques ur­ba­nos y el pro­gra­ma Santiago Ciu­dad In­te­li­gen­te, que apun­ta a me­jo­ras en el fun­cio­na­mien­to de la ciu­dad.

En el Nor­te Chi­co, La Se­re­na y Co­quim­bo son par­te de un pro­gra­ma de ciu­da­des emer­gen­tes y sos­te­ni­bles (CES), im­pul­sa­do por el ac­tual in­ten­den­te Clau­dio Ibá­ñez. Es un pro­gra­ma del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano del Desa­rro­llo (BID) de asis­ten­cia téc­ni­ca pa­ra ayu­dar a ciu­da­des in­ter­me­dias a iden­ti­fi­car y prio­ri­zar los pro­yec­tos pa­ra me­jo­rar su sos­te­ni­bi­li­dad ur­ba­na, am­bien­tal y fis­cal. El fo­co es­tá en mo­vi­li­dad, ges­tión de re­si­duos y sa­lud, pe­ro otros te­mas que de­be­rán ser abor­da­dos en el plan de ac­ción son se­gre­ga­ción so­cio-es­pa­cial, ges­tión pú­bli­ca par­ti­ci­pa­ti­va, com­pe­ti­ti­vi­dad y se­gu­ri­dad pú­bli­ca. Es­te mes se da­rá a co­no­cer el cro­no­gra­ma pa­ra la ela­bo­ra­ción del plan de ac­ción.

En Val­pa­raí­so exis­te el plan es­tra­té­gi­co de desa­rro­llo re­gio­nal, que ha­ce hin­ca­pié en las áreas de sus­ten­ta­bi­li­dad. Pa­ra ello, ase­gu­ran des­de la In­ten­den­cia, es in­dis­pen­sa­ble el plan regulador in­ter­co­mu­nal, en el cual es­tá tra­ba­jan­do el go­bierno re­gio­nal. El plan re­gio­nal se ba­sa en 12 ejes, da­da la di­ver­si­dad so­cial, eco­nó­mi­ca y am­bien­tal de la re­gión. En­tre los ejes es­tá el pro­ble­ma de la es­ca­sez hí­dri­ca, mo­vi­li­dad, des­pla­za­mien­to de bie­nes y personas, me­dioam­bien­tal, cam­pa­men­tos, en­tre otros. “Pa­ra ser sos­te­ni­ble, el Es­ta­do en alian­za con el go­bierno lo­cal de Val­pa­raí­so, las empresas, los ex­per­tos y la so­cie­dad ci­vil de­be­rán asu­mir los desafíos de su cre­ci­mien­to fu­tu­ro, en ra­zón de as­pec­tos geo­grá­fi­cos, so­cia­les y am­bien­ta­les, que con­si­de­ren los ries­gos na­tu­ra­les pe­ro tam­bién los efec­tos an­tró­pi­cos de sus co­mu­ni­da­des”, ase­gu­ra Ma­ría Isa­bel Mu­ñoz, del Cen­tro Vin­cu­lar, de la PUCV.

En la re­gión del Bio­bío, las dis­tin­tas ciu­da­des han tra­ba­jan­do con di­fe­ren­tes fo­cos. En cuan­to a ac­ce­si­bi­li­dad, Con­cep­ción es­tá avan­zan­do con pro­yec­tos em­ble­má­ti­cos, co­mo el “Parque Ecua­dor In­clu­si­vo”, prin­ci­pal pul­món ver­de de la zo­na, que es ac­ce­si­ble pa­ra to­dos. En Tal­cahuano, en tan­to, se creó un pro­yec­to ha­bi­ta­cio­nal en ma­de­ra, que apun­ta a ser un ba­rrio sus­ten­ta­ble, con la uti­li­za­ción de huer­tos ur­ba­nos, tra­ta­mien­to de aguas ser­vi­das y uso de pa­vi­men­tos ab­sor­ben­tes pa­ra los sue­los, que evi­ten inun­da­cio­nes . “Den­tro de las al­ter­na­ti­vas pa­ra afron­tar de ma­ne­ra efi­cien­te la gran de­man­da de vi­vien­das se pre­sen­ta la ma­de­ra co­mo ma­te­rial de cons­truc­ción”, des­ta­can des­de la In­ten­den­cia del Bio­bío, que es­tá desa­rro­llan­do es­te pro­yec­to en ma­de­ra en el sec­tor El Mo­rro de Tal­cahuano.

En Chi­llán, el plan em­ble­ma de la in­ten­den­cia co­rres­pon­de al plan de des­con­ta­mi­na­ción at­mos­fé­ri­ca de las co­mu­nas de Chi­llán y Chi­llán Vie­jo. Am­bas co­mu­nas de Ñu­ble fue­ron de­cla­ra­das zo­nas sa­tu­ra­das por ma­te­rial par­ti­cu­la­do res­pi­ra­ble y por ma­te­rial par­ti­cu­la­do fino res­pi­ra­ble. Por eso, el plan con­sis­te en un reacon­di­cio­na­mien­to tér­mi­co de vi­vien­das que per­mi­ta re­du­cir la de­man­da ener­gé­ti­ca por ca­le­fac­ción den­tro del ho­gar, y sus­ti­tuir los ac­tua­les sis­te­mas de ca­le­fac­ción con­ta­mi­nan­tes por sis­te­mas efi­cien­tes y con me­no­res emi­sio­nes.

En la Arau­ca­nía, los pla­nes de sus­ten­ta­bi­li­dad apun­tan a las ca­rac­te­rís­ti­cas par­ti­cu­la­res de los ha­bi­tan­tes. Así, por ejem­plo, la se­cre­ta­ría re­gio­nal mi­nis­te­rial de vi­vien­da y urbanismo es­tá tra­ba­jan­do en un plan es­pe­cial de vi­vien­das pa­ra 24 ma­chis de la re­gión, con ca­rac­te­rís­ti­cas de ac­ce­si­bi­li­dad es­pe­cia­les. Eso, ade­más del com­ba­te a la con­ta­mi­na­ción en Te­mu­co.

Des­de la In­ten­den­cia, ase­gu­ran que se es­tá in­vir­tien­do en la crea­ción de 9 par­ques en la Re­gión.

En Chi­llán, se bus­ca re­du­cir la con­ta­mi­na­ción a tra­vés de un ma­yor ais­la­mien­to tér­mi­co que evi­te el uso de fuen­tes de ca­le­fac­ción con­ta­mi­nan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.