Go­bier­nos cor­po­ra­ti­vos y ren­ta­bi­li­dad: los de­sa­fíos cla­ve

La su­per­vi­sión ba­sa­da en ries­go y la au­to­eva­lua­ción de los di­rec­to­rios son as­pec­tos que es­ta­rán en la mi­ra en 2017.

Pulso - Especiales - - PORTADA - PAU­LA NÚÑEZ LÓPEZ

CON un al­za im­por­tan­te en la si­nies­tra­li­dad du­ran­te 2016 –y que em­pe­zó a arras­trar­se en 2013–, las ase­gu­ra­do­ras de cré­di­to ven en 2017 un año don­de las ra­mas de ga­ran­tía, fi­de­li­dad, se­gu­ros de ex­ten­sión de ga­ran­tía, se­gu­ros de cré­di­to de ven­ta a pla­zo, se­gu­ros de cré­di­to a la ex­por­ta­ción y otros se­gu­ros, se en­fren­ta­rán al desafío de man­te­ner los már­ge­nes de ga­nan­cia que bus­can.

Jun­to con me­jo­rar los niveles de ren­ta­bi­li­dad del sec­tor tras años re­la­ti­va­men­te ba­jos, los cam­bios re­gu­la­to­rios que se vie­nen pa­ra este año re­pre­sen­ta­rán un gran desafío. En 2017 se de­be re­por­tar por pri­me­ra vez a la SVS los re­sul­ta­dos de la au­to­eva­lua­ción de ries­go y sol­ven- cia (ORSA - Own Risk Sol­vency As­sess­ment), lo que es­tá ge­ne­ran­do un fuer­te tra­ba­jo de de­sa­rro­llo pa­ra las ase­gu­ra­do­ras, tan­to pa­ra im­ple­men­tar este nue­vo sis­te­ma al in­te­rior de las com­pa­ñías, co­mo pa­ra ha­cer las de­fi­ni­cio­nes es­tra­té­gi­cas ne­ce­sa­rias.

En el con­tex­to del ORSA, tam­bién se exi­ge a las ase­gu­ra­do­ras es­ta­ble­cer un sis­te­ma de de­fi­ni­ción del “ape­ti­to de ries­go”, que de­be­rá for­mar par­te del pro­ce­so de ges­tión es­tra­té­gi­ca de la com­pa­ñía. “Am­bos te­mas que son de apro­ba­ción de los di­rec­to­rios de las com­pa­ñías, deben re­por­tar­se a la SVS en sep­tiem­bre de este año y las ase­gu­ra­do­ras que aún no han co­men­za­do este pro­ce­so, se van a ver re­la­ti­va­men­te es­tre­chas pa­ra lle­var­lo a ca­bo en los me­ses que que­dan”, cuen­ta Er­nes­to Ríos, di­rec­tor de re­gu­la­ción fi­nan­cie­ra de PwC Chi­le.

Pu­bli­ca­da en mar­zo pa­sa­do, la Nor­ma de Ca­rác­ter Ge­ne­ral N°408 es otro de los as­pec­tos a te­ner en cuen­ta du­ran­te 2017. En és­ta se es­ta­ble­ce que las ase­gu­ra­do­ras de­be­rán rea­li­zar ca­da dos años una au­to­eva­lua­ción del gra­do de cum-

Los cam­bios re­gu­la­to­rios que se vie­nen pa­ra este año van re­pre­sen­tar un gran desafío pa­ra las ase­gu­ra­do­ras de cré­di­to.

“Ca­da vez se va a ir exi­gien­do más a los go­bier­nos de las com­pa­ñías y en par­ti­cu­lar a sus di­rec­to­rios”, se­ña­la Ríos.

pli­mien­to de sus es­truc­tu­ras de go­bierno cor­po­ra­ti­vo. Es­to, ade­más de in­for­mar acer­ca de as­pec­tos co­mo: si la com­pa­ñía cuen­ta con una es­tra­te­gia de ges­tión del ca­pi­tal y de ges­tión de ries­gos for­ma­li­za­da y apro­ba­da por el di­rec­to­rio o si és­te es­ta­ble­ce y su­per­vi­sa la im­ple­men­ta­ción de un sis­te­ma de in­for­ma­ción in­terno que apo­ye a la to­ma de de­ci­sio­nes del mis­mo y ayu­de a la al­ta ge­ren­cia a mo­ni­to­rear el ne­go­cio. “En mi opi­nión no tie­ne vuel­ta atrás y al con­tra­rio, ca­da vez se va a ir exi­gien­do más a los go­bier­nos de las com­pa­ñías y en par­ti­cu­lar a sus di­rec­to­rios. La NCG N°408 y el pro­ce­so de au­to­eva­lua­ción del go­bierno cor­po­ra­ti­vo del año pa­sa­do, de­jó al des­cu­bier­to bre­chas im­por­tan­tes res­pec­to de los es­tán­da­res fi­ja­dos por la SVS y obli­gó a los di­rec­to­rios a ha­cer­se car­go, com­pro­me­tién­do­se con pla­nes de ac­ción que fue­ron in­for­ma­dos a la SVS”, des­ta­ca Ríos, de PwC. El desafío pa­ra este año, en­fa­ti­zan des­de la in­dus­tria, va a es­tar en im­ple­men­tar esos pla­nes de ac­ción que van a ser mo­ni­to­rea­dos por el re­gu­la­dor.

Sin em­bar­go, no es la úni­ca preo­cu­pa­ción li­ga­da al plano re­gu­la­to­rio. La SVS aca­ba de pu­bli­car un se-

Otro de los as­pec­tos a te­ner en cuen­ta du­ran­te 2017 es la su­per­vi­sión ba­sa­da en ries­go.

gun­do bo­rra­dor de una nor­ma que es­ta­ble­ce una se­rie de prin­ci­pios de con­duc­ta de mer­ca­do pa­ra las ase­gu­ra­do­ras y que obli­ga­rá a efec­tuar un nue­vo pro­ce­so de au­to­eva­lua­ción de su cum­pli­mien­to este año, con to­do lo que es­to con­lle­va, y que es apli­ca­ble a to­das las com­pa­ñías, in­clu­yen­do a las ase­gu­ra­do­ras de cré­di­to. “A es­ta nue­va nor­ma se de­be agre­gar otra que fue pu­bli­ca­da en bo­rra­dor el año pa­sa­do y que de­be­ría es­tar pró­xi­ma a emi­tir­se y que re­quie­re a las ase­gu­ra­do­ras una in­for­ma­ción de­ta­lla­da so­bre sus pro­gra­mas de rease­gu­ro, in­clu­yen­do el en­vío pe­rió­di­co de una se­rie de cua­dros con in­for­ma­ción, que tam­bién se es­pe­ra ge­ne­ren una im­por­tan­te car­ga de tra­ba­jo en las com­pa­ñías”, ex­pli­ca Ríos.

Ro­dri­go Salas, di­rec­tor se­nior de se­gu­ros en la cla­si­fi­ca­do­ra Fitch Ra­tings, agre­ga otro te­ma cla­ve: to­da la es­truc­tu­ra nor­ma­ti­va de su­per­vi­sión ba­sa­da en ries­go –que afec­ta trans­ver­sal­men­te a la in­dus­tria– va a obli­gar a las em­pre­sas a des­ti­nar par­te de su es­fuer­zo y su tiem­po a adap­tar­se a es­tas re­gu­la­cio­nes y nue­vos re­que­ri­mien­tos a su es­truc­tu­ra de ne­go­cio histórica. “Si bien las com­pa­ñías in­ter­na­cio­na­les en ge­ne­ral pue­den adap­tar­se a es­truc­tu­ras de go­bier­nos cor­po­ra­ti­vos o for­ma­tos con­ta­bles que ya exis­ten fue­ra, y pue­den ir adap­tán­do­se a ese mo­de­lo, tam­bién la re­gu­la­ción en lo par­ti­cu­lar en Chi­le pue­de exi­gir cier­ta car­ga ad­mi­nis­tra­ti­va o de gas­tos ope­ra­ti­vos in­cre­men­ta­les y el ma­ne­jo de eso es un desafío pa­ra la in­dus­tria. Da­do que es un seg­men­to pe­que­ño, hay vo­la­ti­li­dad en re­sul­ta­dos, y es ne­ce­sa­rio man­te­ner to­da esa es­truc­tu­ra de cos­tos lo más li­via­na po­si­ble”, en­fa­ti­za Salas.

Au­men­to en se­gu­ros in­ter­nos

Las líneas del mer­ca­do de los se­gu­ros de cré­di­to (cré­di­to in­terno y ex­por­ta­cio­nes) se han com­por­ta­do de ma­ne­ra de­sigual. “Mien­tras que el seg­men­to del mer­ca­do in­terno es­tá cre­cien­do fuer­te­men­te, y cla­ra­men­te ha ha­bi­do una re­cu­pe­ra­ción de los in­gre­sos a sep­tiem­bre, y el úl­ti­mo tri­mes­tre no de­bie­ra ser muy dis­tin­to”, se­ña­la Eduar­do Fe­rret­ti, ge­ren­te de se­gu­ros en la cla­si­fi­ca­do­ra Fe­ller Ra­te. Él se­ña­la que es­to re­fle­ja una ma­yor ne­ce­si­dad del se­gu- ro y que hay una aso­cia­ción di­rec­ta con es­ce­na­rios de ma­yor ries­go cre­di­ti­cio, por­que ge­ne­ra ma­yor ne­ce­si­dad de ase­gu­ra­mien­to”. Has­ta sep­tiem­bre de 2016 el pri­ma­je acu­mu­la­do en se­gu­ros de cré­di­to era de $41.500 mi­llo­nes, mien­tras que has­ta sep­tiem­bre de 2015 exis­tía un acu­mu­la­do de $37.400 mi­llo­nes, cre­cien­do del or­den del 11% apro­xi­ma­da­men­te. “El seg­men­to de cré­di­to a la ex­por­ta­ción es el que ha es­ta­do más dé­bil, si bien cre­ció, su au­men­to es mu­cho me­nor que el se­gu­ro in­terno que, con un al­za de $3.600 mi­llo­nes es de­cir, de 14%, li­de­ró la di­ná­mi­ca de ne­go­cios. El se­gu­ro de cré­di­to in­terno es muy re­le­van­te, al­can­zan­do un pri­ma­je de ca­si $30.000 mi­llo­nes, el 50% de los in­gre­sos del seg­men­to de ase­gu­ra­do­ras de cré­di­to y ga­ran­tía”, sos­tie­ne Fe­rret­ti. Ⓟ

A pe­sar de que sig­ni­fi­can un es­fuer­zo in­terno con­si­de­ra­ble, des­de la in­dus­tria ven con bue­nos ojos la ac­ción del re­gu­la­dor, pues se en­ca­mi­na a me­jo­rar el fun­cio­na­mien­to de las ase­gu­ra­do­ras. El es­ce­na­rio de in­cer­ti­dum­bre eco­nó­mi­co sue­le pro­vo­car un re­bo­te po­si­ti­vo pa­ra la in­dus­tria, es­pe­cial­men­te, en los se­gu­ros in­ter­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.