Su­san Se­gal y ley de cuo­tas: “Es una so­lu­ción in­ter­me­dia, pe­ro lo im­por­tan­te es que ha­ya un cam­bio cul­tu­ral”

Pulso - Especiales - - NEWS - F. GUERRERO

—En el mar­co de su par­ti­ci­pa­ción en el se­mi­na­rio “Del ries­go al éxi­to: lec­cio­nes de lí­de­res e in­no­va­do­res”, Su­san Se­gal, pre­si­den­ta y CEO de Americas So­ciety/Coun­cil of the Americas, plan­tea que las li­mi­tan­tes pa­ra la par­ti­ci­pa­ción de las mu­je­res en car­gos de al­ta res­pon­sa­bi­li­dad es cul­tu­ral, sub­ra­yan­do que un cam­bio de­pen­de tan­to de mu­je­res co­mo de hom­bres.

¿Cuál es la im­por­tan­cia de la equi­dad de gé­ne­ro en el mun­do de los ne­go­cios?

—Es na­tu­ral que las mu­je­res pue­dan lle­gar a esos pues­tos, con­ver­tir­se en CEOs de em­pre­sas. Po­ner a las mu­je­res en po­si­cio­nes de res­pon­sa­bi­li­dad tie­ne sen­ti­do eco­nó­mi­co, por­que la di­ver­si­dad da mu­chas respuestas a las or­ga­ni­za­cio­nes.

Ade­más, más o menos el 70% de las de­ci­sio­nes de com­pra son he­chas por mu­je­res, por lo tan­to no tener mu­je­res en pues­to de al­to ni­vel, en di­rec­to­rios, en pues­tos de po­lí­ti­ca, co­mo CEO, no tie­ne sen­ti­do eco­nó­mi­co.

¿Qué pue­den ha­cer las em­pre­sas pa­ra avan­zar en es­ta ma­te­ria?

—Se pue­den ha­cer va­rias co­sas. Pri­me­ro hay que re­vi­sar la cul­tu­ra de la em­pre­sa. Tie­nen que es­tar abier­tos y alen­tar a mu­je­res que tie­nen la opor­tu­ni­dad de seguir una ca­rre­ra en el lar­go pla­zo. Tam­bién hay mu­chas com­pa­ñías que tie­nen pro­gra­mas de men­to­ría. Lo que es­tá pa­san­do es que al en­trar a va­rias em­pre­sas hay una mez­cla bas­tan­te equi­ta­ti­va, de 50%-50%, en­tre hom­bres y mu­je­res, mien­tras que el 50% de las per­so­nas jó­ve­nes que se es­tán gra­duan­do en las uni­ver­si­da­des son mu­je­res. El pro­ble­ma es que en el tiem­po se van per­dien­do las mu­je­res. Por eso son im­por­tan­tes esos pro­gra­mas de men­to­ría, que ayu­den a dar di­rec­ción.

Es­tos te­mas no son só­lo de mu­je­res. Los hom­bres tam­bién tie­nen que apo­yar a las mu­je­res que quie­ren seguir ade­lan­te con su ca­rre­ra y tam­bién a que se cam­bie la cul­tu­ra de sus em­pre­sas.

¿Con­si­de­ra per­ti­nen­te las le­yes de cuo­tas?

—Hay mu­chos paí­ses es­can­di­na­vos que han in­tro­du­ci­do cuo­tas. Ese es otro ca­mino pa­ra alen­tar a las mu­je­res. A mí me pa­re­ce que es una so­lu­ción in­ter­me­dia, pe­ro en reali­dad lo más im­por­tan­te es que ha­ya un cam­bio cul­tu­ral.

EEUU es uno de los po­cos paí­ses de la OCDE donde no es obli­ga­to­rio que las em­pre­sas sub­si­dien el pre y post na­tal y Do­nald Trump se com­pro­me­tió a avan­zar en esa ma­te­ria, ¿Qué opi­na al res­pec­to?

—La ma­yo­ría de las em­pre­sas en EEUU tie­nen pre y post na­tal. Yo soy ma­dre y pa­ra mí tener pre­na­tal ha­bría si­do desas­tro­so, por­que ¿qué iba a ha­cer en un pre­na­tal en la ca­sa? Pen­sar en que va a na­cer el be­bé. Yo igual fui a la ofi­ci­na, así que me pa­re­ce que ca­da uno lo tie­ne que ver, aun­que la ma­yo­ría de las em­pre­sas lo ofre­ce. Pe­ro sí creo que se de­be ga­ran­ti­zar post na­tal por lo menos dos o tres me­ses.

Pa­ra el día de la mu­jer (hoy) hay con­vo­ca­das mu­chas ma­ni­fes­ta­cio­nes en Amé­ri­ca La­ti­na li­ga­das al mo­vi­mien­to “ni una menos” y a los de­re­chos hu­ma­nos de las mu­je­res, ¿Có­mo ve es­ta si­tua­ción?

—Una de las ra­zo­nes más im­por­tan­tes pa­ra apo­yar el em­po­de­ra­mien­to de las mu­je­res es que le da más op­cio­nes, de ma­ne­ra que tie­nen más opor­tu­ni­da­des de con­se­guir sus pro­pios in­gre­sos y con eso pue­den tener una me­jor ca­li­dad de vi­da y man­te­ner a sus hi­jos. Ese es el ca­mino.

“Po­ner a mu­je­res en po­si­cio­nes de res­pon­sa­bi­li­dad, tie­ne sen­ti­do eco­nó­mi­co. La di­ver­si­dad da mu­chas respuestas a las or­ga­ni­za­cio­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.