Au­tó­no­mos.

Quie­ren dis­fru­tar de la mo­vi­li­dad, pe­ro mu­chas ve­ces la so­cie­dad o sa­lud los li­mi­ta. Con­si­de­ran­do que los ma­yo­res ca­da día ha­cen más es­fuer­zos pa­ra go­zar de su in­de­pen­den­cia, va­rias com­pa­ñías em­pie­zan a po­ner a esos ni­chos co­mo eje de sus desa­rro­llos.

Pulso - Revoluciones x minuto - - DICIEMBRE 2016-EDICIÓN-10 - por PAU­LA NU­ÑEZ LÓ­PEZ

Los vehícu­los que se ma­ne­jan so­los bus­can su ni­cho en­tre los se­nior y los ado­les­cen­tes, que quie­ren dis­fru­tar de la mo­vi­li­dad pe­ro que has­ta aho­ra no pue­den.

LA IN­DUS­TRIA ca­da vez pa­re­ce más pre­pa­ra­da pa­ra el pró­xi­mo gran avan­ce automotor: vehícu­los que se co­mu­ni­can a tra­vés de un idio­ma elec­tró­ni­co co­mún. Ba­sa­do en el ac­ce­so a in­ter­net, que per­mi­ti­rá evi­tar gran nú­me­ro de los ac­ci­den­tes.

Tal co­mo en los úl­ti­mos años el M2M (ma­chi­ne to ma­chi­ne) cre­ció de la mano del in­ter­net de las co­sas, su ho­mó­lo­go en el mun­do mo­tor es el V2V (vehi­cle to vehi­cle) que per­mi­te que los au­to­mó­vi­les ace­le­ren o fre­nen por sí so­los, con­si­de­ran­do –gra­cias a una se­rie de sen­so­res ins­ta­la­dos– dis­tan­cia, ve­lo­ci­dad, con­di­cio­nes cli­má­ti­cas, lu­ces de los se­má­fo­ros e in­clu­so res­pe­tan­do se­ña­les co­mo el dis­co pa­re. Del mis­mo mo­do, pue­de com­par­tir con sus pa­res la in­for­ma­ción acer­ca de ru­tas con trá­fi­co pa­ra evi­tar­las.

De acuer­do a ci­fras de ABI Research, se pre­vé que a 2027 cer­ca del 70% de los vehícu­los de la Unión Eu­ro­pea ten­ga ca­rac­te­rís­ti­cas in­te­li­gen­tes.

En mar­zo de es­te año, Flo­ren­ce Swan­son se con­vir­tió en la per­so­na más lon­ge­va en pa­sear en uno de los vehícu­los au­tó­no­mos desa­rro­lla­dos por Goo­gle. Con la pin­tu­ra de un gui­ta­rris­ta, la es­ta­dou­ni- den­se de 94 años ga­nó un con­cur­so de la com­pa­ñía con se­de en Moun­tain View pa­ra lle­nar de co­lor es­tos mo­de­los, cu­yo uso ya es legal en es­ta­dos co­mo Ne­va­da, Flo­ri­da, Ca­li­for­nia, Vir­gi­nia y Mi­chi­gan.

Ha vis­to pa­sar un sin­fín de au­tos por las ca­lles de Es­ta­dos Uni­dos. Sin em­bar­go se­ña­ló que “na­die ha vi­vi­do has­ta que se me­te en uno de esos au­tos”. Tras pro­bar el vehícu­lo “no po­día creer que el auto pu­die­ra ha­blar. Me sen­tí com­ple­ta­men­te se­gu­ra”. Y Goo­gle, por supuesto, es­tá tra­ba­jan­do en torno a ese sen­ti­mien­to. Con más de 43 mi­llo­nes de per­so­nas ma­yo­res de 65 años en EEUU, el mer­ca­do se­nior pa­re­ce ser un ni­cho na­tu­ral. Con ne­ce­si­da­des de mo­vi­li­dad, bus­can te­ner in­de­pen­den­cia al ha­cer las com­pras, vi­si­tar ami­gos o ir al médico. So­bre to­do si se con­si­de­ra que en torno al 79% vi­ve en su­bur­bios, se­gún des­ta­ca el es­tu­dio Aging in Pla­ce, Stuck wit­hout Op­tions. “Un auto com­ple­ta­men­te au­to­di­dac­ta tie­ne el po­ten­cial de te­ner un gran im­pac­to en per­so­nas ma­yo­res co­mo Flo­ren­ce o mi ma­dre”, di­jo John Kraf­cik, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del pro­yec­to de au­to­mó­vi­les au­tó­no­mos de Goo­gle. “La mo­vi­li­dad de­be es­tar abier­ta a mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do que no tie­nen el pri­vi­le­gio de po­seer una li­cen­cia de con­du­cir”, agre­gó.

Se pre­vé que a 2027 cer­ca del 70% de los vehícu­los de la Unión Eu­ro­pea ten­drán ca­rac­te­rís­ti­cas in­te­li­gen­tes. És­tas van des­de ace­le­rar o fre­nar por sí so­los res­pe­tan­do nor­ma­ti­va del trán­si­to has­ta la co­mu­ni­ca­ción en­tre sí.

El ob­je­ti­vo de es­tos vehícu­los es que por pri­me­ra vez en la his­to­ria las per­so­nas ma­yo­res ten­gan ac­ce­so al es­ti­lo de vi­da que tu­vie­ron con an­te­rio­ri­dad, lo que con­ver­ti­ría a los ma­yo­res en el ni­cho al que po­dría apun­tar el de­sa­rro­llo de vehícu­los in­te­li­gen­tes. Y con el fin de ha­cer más sen­ci­lla el ne­xo con la po­bla­ción ma­yor, los in­ge­nie­ros en Goo­gle, es­ta­rían tra­ba­jan­do en co­man­dos de voz.

Lo mis­mo ocu­rre con el ni­cho de ado­les­cen­tes que aún no ac­ce­de a vehícu­los.

Más se­gu­ri­dad

Los prin­ci­pa­les fa­bri­can­tes es­tán tra­ba­jan­do ar­dua­men­te en los sis­te­mas que per­mi­ti­rán a los au­tos co­mu­ni­car­se con su entorno, ya sea smartp­ho­nes, ta­blets, compu­tado­res, wea­ra­bles u otros au­tos, to­do con el fin de con­se­guir una con­duc­ción más se­gu­ra. En es­ta área Vol­vo es, pro­ba­ble­men­te, uno de los fa­bri­can­tes más am­bi­cio­sos. Con un fo­co pues­to en la se­gu­ri­dad, la em­pre­sa sue­ca con­fía en el vehícu­lo co­nec­ta­do y la co­mu­ni­ca­ción V2V pa­ra que en 2020 su plan de que nin­gún con­duc­tor que va­ya en sus au­tos re­sul­te muer­to o he­ri­do gra­ve en ac­ci­den­tes en la ca­rre­te­ra sea una reali­dad. El si­guien­te pa­so es co­lo­car 1.000 au­tos en la ca­rre­te­ra que nu­tren a un ser­vi­cio en la nu­be de la fir­ma con in­for­ma­ción so­bre el es­ta­do de la ca­rre­te­ra. “Los vehícu­los au­tó­no­mos es­tán pen­sa­dos ba­jo la con­cep­ción de ciu­da­des ur­ba­nas ami­ga­bles con la mi­ra­da pues­ta en la efi­cien­cia y co­nec­ti­vi­dad di­gi­tal. Es­te ti­po de au­tos con in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial avan­za­da con­tri­bui­rá a eli­mi­nar el trá­fi­co vehi­cu­lar y ba­jar los ni­ve­les de ac­ci­den­ta­bi­li­dad, en BMW se es­tá tra­ba­jan­do en el de­sa­rro­llo de es­te ti­po tec­no­lo­gías apli­ca­das a la con­duc­ción”, cuen­ta An­drea Vei­ga, ge­ren­te de mar­ke­ting cor­po­ra­ti­vo de BMW Chi­le.

Así con­se­gui­rán, por ejemplo, que si un auto se en­cuen­tra con pa­vi­men­to res­ba­la­di­zo, au­to­má­ti­ca­men­te se en­vía un avi­so a los ser­vi­do­res, que lo re­en­vían al res­to de au­tos co­nec­ta­dos, pa­ra que pue­den es­tar pre­ve­ni­dos y to­mar las me­di­das de se­gu­ri­dad ade­cua­das. El sis­te­ma de Vol­vo tam­bién con­tem­pla que ese avi­so lle­gue a las au­to­ri­da­des pa­ra po­ner en mar­cha a sus uni­da­des de man­te­ni­mien­to o se­gu­ri­dad en la ca­rre­te­ra.

El di­rec­tor de Mer­ce­des-Benz Cars, Die­ter Zets­che, fue en­fá­ti­co en la úl­ti­ma Con­su­mer Elec­tro­nics Show (CES) de Las Ve­gas. “Tra­ba­ja­mos pa­ra una nue­va ge­ne­ra­ción de vehícu­los que fun­cio­nen co­mo acom­pa­ñan­tes di­gi­ta­les […] Es­tos au­tos apren­den tus há­bi­tos, se adap­tan a tus de­ci­sio­nes, pre­di­cen tus mo­vi­mien­tos sin sa­cri­fi­car se­gu­ri­dad ni ca­li­dad de ex­pe­rien­cia”, apun­tó.R

Los prin­ci­pa­les fa­bri­can­tes es­tán tra­ba­jan­do ar­dua­men­te en los sis­te­mas que per­mi­ti­rán a los au­tos co­mu­ni­car­se con su entorno, ya sea smartp­ho­nes, ta­blets, compu­tado­res, wea­ra­bles u otros au­tos.

Flo­ren­ce Swan­son es la per­so­na más lon­ge­va que ha

pa­sea­do en uno de los au­tó­no­mos de Goo­gle.

Al­gu­nos pro­to­ti­pos ni si­quie­ra con­tem­plan al

“con­duc­tor” fren­te al vo­lan­te.

De acuer­do a un son­deo, leer y ver pe­lí­cu­las son las ac­ti­vi­da­des que más se ha­rían en los au­tó­no­mos.

Uno de los desa­rro­llos que aca­pa­ra la aten­ción es la pro­pues­ta que ven­dría de la mano de Ap­ple.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.