Hur­ta­do re­co­no­ce a Fis­ca­lía que Chang pa­ga­ba a clien­tes con de­pó­si­tos cap­ta­dos

En su de­cla­ra­ción an­te la Fis­ca­lía de Al­ta Com­ple­ji­dad, el ex eje­cu­ti­vo del Gru­po Ar­cano ase­gu­ró: “Creo que Onix pa­ga­ba a los clien­tes con lo que se cap­ta­ba men­sual­men­te”.

Pulso - - Portada - BÁR­BA­RA SI­FÓN

—En su de­cla­ra­ción an­te la Fis­ca­lía de Al­ta Com­ple­ji­dad, el ex CEO del Gru­po Ar­cano, Jorge Hur­ta­do, di­jo que es­ti- ma­ba que en Onix Chi­le se pa­ga­ban los in­tere­ses de in­ver­sio­nes pre­vias con nue­vas cap­ta­cio­nes, re­co­no­cien­do así un es­que­ma pi­ra­midal.

—Com­pro­bar que Gru­po Ar­cano fun­cio­na­ban co­mo un es­que­ma pi­ra­midal. Esa es una de las cla­ves de la in­ves­ti­ga­ción que lle­va ade­lan­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co res­pec­to de la em­pre­sa de Alberto Chang y que se­gún se­ña­la su de­fen­sa, se de­di­ca­ba a cap­tar clien­tes pa­ra que in­vir­tie­ran en em­pre­sas in­no­va­do­ras y de al­to ries­go.

Pe­se a que los ex eje­cu­ti­vos de la fir­ma, co­man­da­dos por Jorge Hur­ta­do, Nic­co­le Sou­mas­tre y Da­vid Se­ner­man han ase­gu­ra­do que no te­nían ma­yo­res co­no­ci­mien­tos de có­mo ope­ra­ba la em-

Ti­mes de Mal­ta ase­gu­ra que la so­li­ci­tud de ex­tra­di­ción de Chang ha­ce re­cor­dar un ca­so de 1999 en que Chi­le le ne­gó la mis­ma di­li­gen­cia a la is­la.

—A me­dio­día de ayer se dio a co­no­cer que Alberto Chang te­nía he­cha la re­ser­va de un pa­sa­je de avión des­de Mia­mi a San­tia­go, el cual de­be ate­rri­zar an­tes de las 8 de la ma­ña­na de hoy y pe­se a que la in­for­ma­ción fue con­fir­ma­da por la fis­ca­lía, el abo­ga­do de­fen­sor del eje­cu­ti­vo, Car­los Castro, des­mi­tió que Chang hu­bie­se re­ser­va­do el pa­sa­je.

Asi­mis­mo, Castro ase­gu­ró que su de­fen­di­do aún es­tá en Mal­ta y que no tie­ne in­ten­cio­nes de re­gre­sar al país. Eso sí, de­bi­do a que el go­bierno de la is­la le re­vo­có la re­si­den­cia, hoy Chang se en­cuen­tra en Mal­ta co­mo tu­ris­ta, con una vi­sa que le per­mi-

¿Qué ha pa­sa­do? Uno de los eje­cu­ti­vos del Gru­po Ar­cano de­ta­lló an­te la Fis­ca­lía có­mo es­ti­ma que la em­pre­sa pa­ga­ba a los clien­tes.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? La des­crip­ción en­tre­ga­da por Jorge Hur­ta­do coin­ci­de con la de un es­que­ma pi­ra­midal y de­ja en­tre­ver que Ónix Chi­le no in­ver­tía los di­ne­ros de sus clien­tes. te es­tar unos 60 días más.

En es­te mar­co, pe­se a que se es­pe­ra­ba que ayer la Cor­te de Ape­la­cio­nes de­fi­nie­ra la so­li­ci­tud de de­ten­ción de Chang, la de­ter­mi­na­ción que­dó pa­ra es­te vier­nes, jun­to con la re­vi­sión de so­li­ci­tud de ex­tra­di­ción.

Lo an­te­rior, ya que el mi­nis­tro Car­los Ga­jar­do Gal­da­mes, en­car­ga­do de ver la cau­sa, in­for­mó que en­tre el lis­ta­do de víc­ti­mas fi­gu­ran tres per­so­nas que son pa­rien­tes por afi­ni­dad de la mi­nis­tra Glo­ria Ana Che­ve­sich, “con quien el in­frans­cri­to tie­ne un víncu­lo de es­tre­cha afi­ni­dad”.

Res­pec­to de la ex­tra­di­ción, el Ti­mes de Mal­ta se­ña­ló ayer que la so­li­ci­tud rea­li­za­da por Chi­le les ha­ce re­cor­dar un ca­so de 1999 en el que el go­bierno mal­tés so­li­ci­tó la ex­tra­di­ción de un ofi­cial de la ma­ri­na, la cual fue re­cha­za­da por las au­to­ri­da­des chi­le­nas. pre­sa, ya que era el pro­pio Chang quien de­fi­nía las in­ver­sio­nes, en su de­cla­ra­ción el 4 de abril an­te la Fis­ca­lía Lo­cal de Al­ta Com­ple­ji­dad, Hur­ta­do de­ja en­tre­ver có­mo él es­ti­ma que se pa­ga­ba a los in­ver­sio­nis­tas.

“Lo que yo creo que en Onix Chi­le se pa­ga­ba los pa­ga­rés a los clien­tes a su ven­ci­mien­to con lo que se cap­ta­ba men­sual­men­te, con los nue­vos clien­tes o nue­vas com­pras de pa­ga­rés, yo creo que se de­jó de pa­gar los pa­ga­rés ven­ci­dos aho­ra, por­que con la in­for­ma­ción de la pren­sa y lo de AC Ca­pi­tal, no se rea­li­za­ron nue­vas ven­tas de pa­ga­rés y no han ope­ra­do las ga­ran­tías del pa­ga­ré”, se­ña­ló.

Ello es­tá en lí­nea con lo se­ña­la­do por el fis­cal Pa­blo No­ram­bue­na, de la Uni­dad de De­li­tos de Al­ta Com­ple­ji­dad de la Fis­ca­lía Cen­tro Orien­te, du­ran­te la for­ma­li­za­ción de la ma­dre de Chang, Ve­ró­ni­ca Ra­jii, cuan­do ase­gu­ró que Ar­cano só­lo in­vir­tió US$15 mi­llo­nes en em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas, por lo que la du­da es dón­de es­tán los otros US$70 mi­llo­nes.

En Ónix Chi­le, Jorge Hur­ta­do de­cla­ra ha­ber in­ver­ti­do “la ma­yor par­te de los aho­rros de mi vi­da”, que as­cien­den a $260 mi­llo­nes, se­gún cons­ta en la de­cla­ra­ción. De to­das for­mas, agre­ga, tam­bién in­vir­tió en cua­tro em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les del Gru­po Ar­cano: Okea­nos Tec­no­lo­gies, Flash Char­ge Bat­te­ries, Snap­chat y Squa­re. En és­tas, pu­so cer­ca de US$90 mil. Res­pec­to de los di­ne­ros, ase­gu­ra que aún es­tán to­dos in­ver­ti­dos y no han si­do res­ca­ta­dos.

Los pa­ga­rés a los que ha­ce alu­sión Hur­ta­do, eran la al­ter­na­ti­va de in­ver­sión pa­ra los clien­tes a tra­vés de Ónix Chi­le, don­de Chang era ge­ren­te ge­ne­ral, y de­pen­dien­do del Alberto Chang es el ge­ren­te ge­ne­ral de Ónix Ca­pi­tal.

El do­cu­men­to se en­tre­ga­ba a los em­plea­dos de la com­pa­ñía, quie­nes de­bían con­sul­tar a Nic­co­le Sou­mas­tre an­te cual­quier du­da.

—Tre­ce pá­gi­nas tie­ne el “Ma­nual de pre­ven­ción de la­va­do de ac­ti­vos y fi­nan­cia­mien­to de te­rro­ris­mo” que se en­tre­ga­ba a to­dos los em­plea­dos de Ónix Ca­pi­tal -par­te del Gru­po Ar­cano- y sus em­pre­sas sub­si­dia­rias.

“Es im­por­tan­te no ac­tuar des­de la ba­se de que un ter­ce­ro ac­túa de bue­na fe y me­nos aún si exis­te al­gún ries­go de que la com­pa­ñía se vea in­vo­lu­cra­da en in­ves­ti­ga­cio­nes, for­ma­li­za­cio­nes o jui­cio co­mo re­sul­ta­dos de que los di­ne­ros que se en­tre­guen fi­nal­men­te lle­guen a ma­nos pe­li­gro­sas”, de­ta­lla el do­cu­men­to.

Asi­mis­mo, ha­ce re­fe­ren­cia a la re­la­ción con los clien­tes, don­de se es­ta­ble­ce que “to­do em­plea­do de Ónix de­be evi­tar con­duc­tas o ac­ti­vi­da­des que cau­sen o pue­dan cau­sar da­ño o per­jui­cio a aque­llas per­so­nas que con­fían en su jui­cio pro­fe­sio­nal o ex­pe­rien­cia”.

Agre­ga que “en su con­duc­ta pro­fe­sio­nal y de ne­go­cios no de­be com­pro­me­ter­se en nin­gu­na ac­ción u omi­sión des­ho­nes­ta o de na­tu­ra­le­za frau­du­len­ta”.

De los re­gis­tros con­ta­bles de la em­pre­sa, in­di­ca que es un man­da­to ex­plí­ci­to que és­tos sean “trans­pa­ren­tes, opor­tu­nos, pre­ci­sos y cum­plan con to­das las exi­gen­cias y re­qui­si­tos le­ga­les”.

Con to­do, pe­se a que no es la en­car­ga­da de fir­mar el ma­nual, sí se de­ta­lla que an­te cual­quier con­sul­ta los em­plea­dos de­bían re­cu­rrir a Nic­co­le Sou­mas­tre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.