La Ar­gen­ti­na es­tá de vuel­ta

Es cla­ve la acep­ta­ción de los vo­tan­tes y man­te­ner los la­zos po­lí­ti­cos con la opo­si­ción y sin­di­ca­tos.

Pulso - - Trader -

SEIS me­ses atrás Ar­gen­ti­na ele­gía un nue­vo Pre­si­den­te. Lue­go de 12 años de Kirch­ne­ris­mo, Ma­cri da vuel­ta la pá­gi­na, le­van­tan­do res­tric­cio­nes (“Ce­po”), sin­ce­ran­do pre­cios y ta­ri­fas, pa­gan­do deu­da en de­fault y rea­li­zan­do la co­lo­ca­ción in­ter­na­cio­nal de deu­da más im­por­tan­te pa­ra un país emer­gen­te por más de US$ 16 mil mi­llo­nes. El op­ti­mis­mo que­dó plas­ma­do en la úl­ti­ma emi­sión de bo­nos con ta­sas de in­te­rés (cu­pón) que van del 6.25% al 7.625% pa­ra pla­zos de 3 a 30 años. La de­man­da fue de 4 ve­ces lo emi­ti­do. Pe­ro pa­ra que es­ta tran­si­ción sea exi­to­sa la eco­no­mía de­be co­men­zar a cre­cer.

Ar­gen­ti­na es­tu­vo “fue­ra del mun­do” la úl­ti­ma dé­ca­da, con emi­sión mo­ne­ta­ria, dó­lar cua­si-fi­jo y la pri­ma de ries­go cas­ti­gan­do va­lua­cio­nes de ac­ti­vos, sien­do ca­ta­lo­ga­do en 2009 co­mo país de fron­te­ra se­gún MSCI. Ren­ta fi­ja y ac­cio­nes reac­cio­na­ron po­si­ti­va­men­te an­te el cam­bio. En ren­ta fi­ja en­con­tra­mos atrac­ti­vo en deu­da do­més­ti­ca y en las pró­xi­mas emi­sio­nes en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de pro­vin­cias y em­pre­sas. Los ni­ve­les de spreads de emi­so­res ar­gen­ti­nos se en­cuen­tran con di­fe­ren­cia­les de 200 pun­tos ba­se o más res­pec­to de otros com­pa­ra­bles. A pe­sar del rally, tam­bién en ren­ta va­ria­ble hay atrac­ti­vo. De acuer­do a MSCI las com­pa­ñías co­ti­zan en 9,39 ve­ces pre­cio/uti­li­dad (es­ti­ma­da a 12 me­ses), por en­ci­ma de su pro­me­dio his­tó­ri­co de 8.44, pe­ro bas­tan­te por de­ba­jo de Amé­ri­ca La­ti­na que se si­túa en 14, e in­clu­so Bra­sil (12 ve­ces).

En tér­mi­nos de flu­jos de in­ver­sio­nes, uno de los ca­ta­li­za­do­res se­rá la re-in­clu­sión en los ín­di­ces MSCI La­tam y MSCI EM (es­pe­ra­da pa­ra 2017) y la ma­yor par­ti­ci­pa­ción en los ín­di­ces de deu­da emer­gen­te. To­da­vía es pre­ma­tu­ro cuan­ti­fi­car flu­jos pa­ra la eco­no­mía real, ne­ce­sa­rios pa­ra re­to­mar el cre­ci­mien­to. Es­pe­ra­mos in­cre­men­to en prés­ta­mos de Mul­ti­la­te­ra­les y acer­ca­mien­to al FMI con fi­na­li­dad de fi­nan­ciar pla­nes de in­fra­es­truc­tu­ra.

Se­rá re­le­van­te en es­ta tran­si­ción la si­tua­ción po­lí­ti­ca y so­cial. Da­do el im­pac­to ne­ga­ti­vo que im­pli­ca nor­ma­li­zar una eco­no­mía en caí­da, es cla­ve la acep- ta­ción de los vo­tan­tes y man­te­ner los la­zos po­lí­ti­cos con la opo­si­ción y sin­di­ca­tos. Es un desafío enor­me pa­ra Ar­gen­ti­na, con la po­si­bi­li­dad de vol­ver a un sen­de­ro de cre­ci­mien­to sos­te­ni­do y me­jo­ras so­cia­les. Mu­cho de es­to de­pen­de­rá de lo ma­du­ra que es­té la so­cie­dad pa­ra afron­tar es­tos cam­bios y la ca­pa­ci­dad de eje­cu­ción del go­bierno de con­te­ner la pre­sión so­cial y po­lí­ti­ca.

El au­tor CIO Ar­gen­ti­na, Com­pass Group.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.