El ca­so de Her­nán Bü­chi

Pulso - - Opinion -

En al­gún mo­men­to del pa­sa­do, cuan­do fue can­di­da­to, Her­nán Bü­chi re­fi­rió lí­ri­ca­men­te por te­le­vi­sión: “Cuan­do su­bí el Acon­ca­gua, la mon­ta­ña no me pre­gun­tó mi nom­bre (...) to­do lo que me pi­dió fue que hi­cie­ra mi me­jor es­fuer­zo”. En Sui­za, don­de sa­be­mos que el eco­no­mis­ta fi­ja­rá su re­si­den­cia, tam­bién ten­drá mon­ta­ñas pa­ra su­bir, y qui­zá en el fu­tu­ro, y aun­que los Al­pes no son tan al­tos co­mo el Acon­ca­gua, la mon­ta­ña le ha­ble nue­va­men­te con la mis­ma o más fuer­za y le vuel­va a pe­dir que ha­ga su me­jor es­fuer­zo, de vuel­ta en la pa­tria en la que ha ser­vi­do por tan­to tiem­po y que lo ve ale­jar­se con sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. Juan Luis Hernández Vie­ra In­ge­nie­ro ci­vil UC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.