Fitch vuel­ve a ba­jar la cla­si­fi­ca­ción de ries­go de Bra­sil por pa­rá­li­sis po­lí­ti­ca

De acuer­do con la agen­cia, la con­ti­nua con­trac­ción eco­nó­mi­ca re­fle­ja el al­to ni­vel de in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca, con­fian­za de­pri­mi­da, y el de­te­rio­ro del mer­ca­do la­bo­ral.

Pulso - - Portada -

—En me­dio de la cri­sis po­lí­ti­ca que en­fren­ta Bra­sil, ayer la agen­cia de ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia Fitch Ra­tings re­cor­tó la no­ta des­de BB+ a BB con pa­no­ra­ma ne­ga­ti­vo, de­bi­do a una con­trac­ción eco­nó­mi­ca más pro­fun­da de lo an­ti­ci­pa­do, el fra­ca­so del go­bierno en es­ta­bi­li­zar el pa­no­ra­ma pa­ra las fi­nan­zas pú­bli­cas, el sos­te­ni­do es­tan­ca­mien­to le­gis­la­ti­vo y la ele- va­da in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca que es­tán da­ñan­do la con­fian­za do­més­ti­ca y per­ju­di­can­do la go­ber­na­bi­li­dad, así co­mo la efec­ti­vi­dad po­lí­ti­ca.

De acuer­do con el in­for­me en­via­do por la agen­cia, “la man­ten­ción del pa­no­ra­ma ne­ga­ti­vo re­fle­ja la con­ti­nua in­cer­ti­dum­bre que ro­dea al pro­gre­so que se pue­de rea­li­zar pa­ra me­jo­rar el pa­no­ra­ma pa­ra el cre­ci­mien­to, las fi­nan­zas pú­bli­cas y la tra­yec­to­ria de deu­da del go­bierno”.

Así, se trans­for­ma en la pri­me­ra agen­cia en re­ba­jar aún más la no­ta de Bra­sil, lue­go de qui­tar­le el pre­cia­do gra­do de in­ver­sión. Ya en fe­bre­ro Moody’s se ha­bía con­ver­ti­do en la ter­ce­ra agen­cia en de­jar a Bra­sil en te­rreno es­pe­cu­la­ti­vo, lue­go de que Stan­dard & Poor’s y Fitch la re­cor­ta­ran el año pa­sa­do, ame­na­zan­do con apli­car más re­duc­cio­nes en la no­ta.

De acuer­do con el co­mu- ni­ca­do di­fun­di­do ayer por Ficth, las pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to si­guie­ron de­bi­li­tán­do­se des­de que Fitch re­cor­tó la no­ta de Bra­sil a BB+ en di­ciem­bre del año pa­sa­do. La agen­cia aho­ra es­pe­ra que la eco­no­mía se con­trai­ga 3,8% es­te año y que crez­ca ape­nas 0,5% el pró­xi­mo año. Es­to se ubi­ca por de­ba­jo de la pro­yec­ción de di­ciem­bre, que apun­ta­ba a -2,5% y 1,2%, res­pec­ti­va­men­te.

“La con­ti­nua con­trac­ción eco­nó­mi­ca re­fle­ja el al­to ni- vel de in­cer­ti­dum­bre po­lí­ti­ca, con­fian­za de­pri­mi­da, de­te­rio­ro de los mer­ca­dos la­bo­ra­les y fuer­tes vien­tos en con­tra en el ex­te­rior de­bi­do a los ba­jos pre­cios de los com­mo­di­ties, la des­ace­le­ra­ción de Chi­na y las con­di­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to más du­ras en el ex­te­rior”, de­cla­ra Fitch. En tan­to, las pers­pec­ti­vas de me­diano pla­zo tam­bién son dé­bi­les, a me­di­da que la ta­sa de in­ver­sión ha caí­do en el país en los úl­ti­mos años, y las re­for­mas mi­cro­eco­nó­mi­cas pa­ra me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad y el en­torno em­pre­sa­rial no han te­ni­do el pro­gre­so es­pe­ra­do.

“Si bien cual­quier tran­si­ción po­lí­ti­ca du­ran­te el pro­ce­so de im­peach­ment po­dría re­pre­sen­tar una nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra pro­ce­der con el ajus­te eco­nó­mi­co y las re­for­mas, se man­tie­nen los ries­gos de im­ple­men­ta­ción”, sos­tie­ne la agen­cia. PNY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.