Ca­so Ar­cano: Fis­ca­lía cen­tra el fo­co en los ex eje­cu­ti­vos y eva­lúa su for­ma­li­za­ción

Fis­ca­lía ya re­vi­só las cuen­tas ban­ca­rias y bie­nes de Da­vid Se­ner­man, Jor­ge Hur­ta­do y Nic­co­le Sou­mas­tre. Eso sí, el he­cho de que la fa­mi­lia de ca­da uno tam­bién ha­ya in­ver­ti­do, es el prin­ci­pal ar­gu­men­to a fa­vor de los eje­cu­ti­vos.

Pulso - - Empresas&Mercados - BÁR­BA­RA SIFÓN ANDALAFT

—Hoy la Cor­te de Ape­la­cio­nes de­fi­ni­rá si aco­ge o no la so­li­ci­tud del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co pa­ra so­li­ci­tar la ex­tra­di­ción de Al­ber­to Chang, due­ño del Gru­po Ar­cano al go­bierno de Mal­ta, don­de se en­cuen­tra des­de co­mien­zos de mar­zo. Ade­más, de­fi­ni­rá si ac­ce­de o no a la so­li­ci­tud de pri­sión preventiva del em­pre­sa­rio.

A la es­pe­ra de lo que re­suel­van las au­to­ri­da­des de Mal­ta, el fo­co de la in­ves­ti­ga­ción es­tá en los ex eje­cu­ti­vos de las em­pre­sas re­la­cio­na­das al Gru­po, es­pe­cial­men­te Nic­co­le Sou­mas­tre, Da­vid Se­ner­man y Jor­ge Hur­ta­do.

En el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción so­bre Chang, los tres eje­cu­ti­vos ya fue­ron ci­ta­dos a de­cla­rar, tan­to en la Fis­ca­lía co­mo en la Bri­ga­da de De­li­tos Eco­nó­mi­cos ( Bri­dec) de la PDI. Pe­ro hoy, la in­ves­ti­ga­ción se en­cuen­tra un pa­so más allá y, en­tre otras co­sas, en Fis­ca­lía in­ves­ti­gan las cuen­tas ban­ca­rias de ca­da uno, ade­más de sus bie­nes, con el ob­je­ti­vo de de­ter­mi­nar si efec­ti­va­men­te tie­nen in­ver­ti­do gran par­te de su pa­tri­mo­nio co­mo han se­ña­la­do.

Pa­ra lo an­te­rior, de to­dos mo­dos, no han ne­ce­si­ta­do rea­li­zar una so­li­ci­tud ju­di­cial del le­van­ta­mien­to del se­cre­to ban­ca­rio, ya que to­dos los eje­cu­ti­vos han per­mi- ti­do la re­vi­sión de for­ma vo­lun­ta­ria de sus cuen­tas.

La idea es de­ter­mi­nar si co­rres­pon­de o no la for­ma­li­za­ción de los ex eje­cu­ti­vos por in­frac­ción a la Ley de Ban­cos, a la Ley de Va­lo­res y por es­ta­fa, mis­mos car­gos que se le impu­tan a Al­ber­to Chang.

De to­das for­mas, la par­ti­ci­pa­ción de fa­mi­lia­res y ami­gos de los tres, co­mo in­ver­sio­nis­tas en las em­pre­sas del Gru­po Ar­cano y, por tan­to, po­si­bles víc­ti­mas, si­gue sien­do la prin­ci­pal du­da res­pec­to de si co­no­cían o no que Ar­cano fun­cio­na­ba co­mo un es­que­ma pi­ra­midal, tal co­mo bus­ca com­pro­bar la fis­ca­lía.

Cer­ca­nos tan­to a Hur­ta­do co­mo al ma­tri­mo­nio Se­ner­man- Sou­mas­tre ase­gu­ran que re­cién su­pie­ron que Chang no in­ver­tía el di­ne­ro de sus clien­tes lue­go de que el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co co­men­za­ra la in­ves­ti­ga­ción y la in­for­ma­ción es­tu­vie­ra en los me­dios de prensa.

¿POR QUÉ CO­MEN­ZÓ LA IN­VES­TI­GA­CIÓN? El 15 de ju­nio de 2015 se reali­zó una de­nun­cia anó­ni­ma al call cen­ter del pro­gra­ma De­nun­cia Se­gu­ro -de la Sub­se­cre­ta­ría de Prevención del De­li­to- con­tra Al­ber­to Chang Ra­jii.

El he­cho dio ini­cio a una in­ves­ti­ga­ción por par­te de la Bri­dec, la que in­clu­so con­tó con la de­cla­ra­ción vo­lun­ta­ria de Chang, quien en fe­bre­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.