Bra­sil: tras sus­pen­sión de Cun­ha, ofi­cia­lis­mo pi­de in­va­li­dar se­sión que apro­bó im­peach­ment

Dipu­tados di­je­ron que si Cun­ha no pue­de pre­si­dir la Cá­ma­ra en­ton­ces tam­po­co tu­vo le­gi­ti­mi­dad pa­ra di­ri­gir la se­sión del 17 de abril en la cual se de­ci­dió la ad­mi­si­bi­li­dad del jui­cio po­lí­ti­co.

Pulso - - Actualidad&Politica - PAULA NAMUR Y.

—A días de que el Se­na­do vo­te el im­peach­ment con­tra la Pre­si­den­ta de Bra­sil, Dil­ma Rous­seff, ayer la Cor­te Su­pre­ma de­ci­dió sus­pen­der al pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Eduar­do Cun­ha, el mis­mo que im­pul­só el jui­cio po­lí­ti­co con­tra la man­da­ta­ria, evi­den­cian­do que la cri­sis pro­vo­ca­da por el es­cán­da­lo La­va Ja­to es­tá le­jos de ter­mi­nar. Es­to pro­vo­có la in­me­dia­ta res­pues­ta del ofi­cia­lis­mo, ase­gu­ran­do que si el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra ca­re­cía de le­gi­ti­mi­dad, en­ton­ces la se­sión en que se apro­bó la ad­mi­si­bi­li­dad del im­peach­ment -que fue pre­si­di­da por él- es in­vá­li­da.

De acuer­do con la Cor­te Su­pre­ma de Bra­sil, el dipu­tado Cun­ha del PMDB se ha­bría

¿Qué pa­só? Ayer la Cor­te Su­pre­ma de­ci­dió, por una­ni­mi­dad, sus­pen­der a Eduar­do Cun­ha de su car­go de pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, por ha­ber­se va­li­do de su car­go pa­ra obs­ta­cu­li­zar las in­ves­ti­ga­cio­nes en su con­tra en el mar­co del es­cán­da­lo La­va Ja­to.

¿Cuál fue la reac­ción del ofi­cia­lis­mo? Par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas anun­cia­ron que pe­di­rán la nu­li­dad de la se­sión que pre­si­dió Cun­ha, y en la cual se de­ci­dió apro­bar la ad­mi­si­bi­li­dad del jui­cio con­tra la man­da­ta­ria. va­li­do de su car­go pa­ra “in­ti­mi­dar a par­la­men­ta­rios, tes­ti­gos” y otros “agen­tes pú­bli­cos” pa­ra obs­ta­cu­li­zar las in­ves­ti­ga­cio­nes en su con­tra en el mar­co de la red de co­rrup­ción de Pe­tro­bras, di­jo la fis­ca­lía. Por es­to, pi­die­ron la sus­pen­sión de sus fun­cio­nes en el Con­gre­so al juez Teo­ri Za­vasc­ki, quien emi­tió la or­den. Más tar­de, el pleno con­fir­mó la de­ci­sión por una­ni­mi­dad.

“In­clu­so si no hay nin­gu­na dis­po­si­ción es­pe­cí­fi­ca, con ba­se cons­ti­tu­cio­nal, res­pec­to a la sus­pen­sión, por la ju­ris­dic­ción pe­nal, del ejer­ci­cio del man­da­to par­la­men­ta­rio o la im­po­si­ción de la sus­pen­sión del Pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados cuan­do su ocu­pan­te sea pro­ce­sa­do pe­nal­men­te, co­mo en es­te ca­so, es­tá de­mos­tra­do que am­bas se apli­can con de­bi­da cla­ri­dad”, in­di­có Teo­ri al ar­gu­men­tar el mar­co le­gal de su de­ter­mi­na­ción.

La de­ci­sión pro­vo­có otra cri­sis po­lí­ti­ca en un país que su­fre una cri­sis gu­ber­na­men­tal, su­ma­da a la peor re­ce­sión en dé­ca­das. Co­mo pre­si­den­te de la Cá­ma­ra, Cun­ha era el ter­cer po­lí­ti­co más im­por­tan­te del país y se ha­bría con­ver­ti­do en el se­gun­do en la lí­nea de su­ce­sión si, co­mo se es­pe­ra, Rous­seff es sus­pen­di­da de su car­go la pró­xi­ma se­ma­na por su­pues­tas vio­la­cio­nes a la Ley de Res­pon­sa­bi­li­dad Fis­cal. Por una­ni­mi­dad, la Cor­te Su­pre­ma de­ci­dió sus­pen­der a Cun­ha de su car­go.

SO­LI­CI­TUD DEL GO­BIERNO. Los dipu­tados ofi­cia­lis­tas Ma­ria do Ro­sa­rio y Pau­lo Pi­men­ta, anun­cia­ron ayer que pe­di­rán al Su­pre­mo Tri­bu­nal Fe­de­ral la nu­li­dad de la se­sión de la Cá­ma­ra que apro­bó la con­ti­nui­dad del pro­ce­so de im­peach­ment de la man­da­ta­ria, que aho­ra es­tá en trá­mi­te en el Se­na­do.

Los par­la­men­ta­rios ar­gu­men­tan que el dipu­tado Cun­ha ( PMDB), re­mo­vi­do del car­go, no te­nía le­gi­ti­mi­dad pa­ra di­ri­gir la se­sión que apro­bó el jui­cio po­lí­ti­co el 17 de abril pa­sa­do.

“Si Cun­ha no pue­de pre­si­dir la Cá­ma­ra, ¿có­mo po­dría pre­si­dir la se­sión del gol­pe? La se­sión fue di­ri­gi­da por un co­rrup­to re­mo­vi­do días des­pués. El Su­pre­mo de­be acla­rar es­te te­ma. Qué bueno que el Su­pre­mo re­mo­vió a Cun­ha. Qué pe­na que no lo hi­zo

an­tes”, di­jo Ma­ria do Ro­sa­rio a los me­dios bra­si­le­ños.

De to­das ma­ne­ras, los ana­lis­tas no es­pe­ran que es­ta so­li­ci­tud se re­suel­va en fa­vor del ofi­cia­lis­mo. “Van a pe­dir lo que pue­dan pa­ra tra­tar de ver si ocu­rre un mi­la­gro, pe­ro es muy ra­ro por­que to­do es­to fue de­ter­mi­na­do por la Cor­te, en­ton­ces, cual­quier pe­di­do de sus­pen­sión o de anu­la­ción o lo que sea pue­da te­ner al­gún final fe­liz pa­ra el go­bierno”, sos­tu­vo Gus­ta­vo Se­gré, aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Pau­lis­ta y so­cio di­rec­tor de Cen­ter Group, en Sao Pau­lo.

A su jui­cio, el ob­je­ti­vo es tra­tar de lo­grar una vía le­gal pa­ra sus­pen­der el jui­cio po­lí­ti­co. “El go­bierno es­tá tra­tan­do de en­trar por to­dos los me­dios, in­clu­so los im­po­si­bles, co­mo es­te”, agre­gó Se­gré. Se­gún ex­pli­ca, la inac-

ción del go­bierno ha si­do tan gran­de, que, des­de la lle­ga­da del nue­vo mi­nis­tro de Ha­cien­da, Nelson Bar­bo­sa (quien re­em­pla­zó a Joa­quim Levy), ha en­via­do una se­rie de pro­yec­tos al Con­gre­so, sin em­bar­go, és­te no ha apro­ba­do nin­guno.

LO QUE VIE­NE. Ayer la co­mi­sión del im­peach­ment en el Se­na­do ana­li­zó la re­co­men­da­ción del re­la­tor de la co­mi­sión, An­to­nio Anas­ta­sia, de pro­se­guir con el jui­cio po­lí­ti­co. Hoy la co­mi­sión rea­li­za­rá la vo­ta­ción, y el miér­co­les es­ta se so­me­te­rá a vo­ta­ción en el pleno. Ne­ce­si­ta 41 vo­tos pa­ra apro­bar­se, al­go que, a jui­cio de ana­lis­tas, es­ta­ría ase­gu­ra­do. De pros­pe­rar, Rous­seff que­da sus­pen­di­da por 180 días, y quien asu­me es su vi­ce­pre­si­den­te, Mi­chel Te­mer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.