EEUU: Cre­ce re­cha­zo a Trump en­tre re­pu­bli­ca­nos. Can­di­da­to ame­na­za con sa­car a Ye­llen

El pos­tu­lan­te re­pu­bli­cano a la Ca­sa Blan­ca, Do­nald Trump, di­jo que, de ser elec­to pre­si­den­te, re­em­pla­za­ría a la pre­si­den­ta de la Fed y ba­ja­rá las ta­sas de in­te­rés.

Pulso - - Actualidad&Politica - LEO­NAR­DO RUIZ La lí­der de­mó­cra­ta de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes de Es­ta­dos Uni­dos tam­bién se re­fi­rió a Chi­le, des­ta­can­do el li­de­raz­go de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let. FRANCISCA GUE­RRE­RO G.

—Do­nald Trump, la car­ta re­pu­bli­ca­na a la Ca­sa Blan­ca que ge­ne­ra du­das en­tre otros miem­bros del par­ti­do, di­jo que, de ga­nar las elec­cio­nes, re­mo­ve­ría a la pre­si­den­ta de la Re­ser­va Fe­de­ral es­ta­dou­ni­den­se, Ja­net Ye­llen, y que no apo­ya­ba las al­zas de ta­sas, apun­tan­do a la enor­me deu­da pú­bli­ca del país, que lle­ga a unos US$19 billones (mi­llo­nes de mi­llo­nes).

Trump pun­tua­li­zó que la sa­li­da de Ye­llen se­ría bá­si­ca­men­te por­que ella no es re­pu­bli­ca­na y agre­gó que re­cor­ta­ría las ta­sas de in­te­rés en lu­gar de con­ti­nuar­las su­bien­do, que es el ca­mino que ha to­ma­do Ye­llen.

Le­gis­la­do­res, co­la­bo­ra­do­res y do­nan­tes re­pu­bli­ca­nos no es­tán con­ven­ci­dos de apo­yar a Trump y al­gu­nos di­je­ron que in­clu­so po­drían vo­tar en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 8 de no­viem­bre a fa­vor de Hi­llary Clin­ton, la pro­ba­ble can­di­da­ta del Par­ti­do De­mó­cra­ta.

El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Paul Ryan, di­jo que “no es­ta­ba pre­pa­ra­do” pa­ra apo­yar a Trump. Ryan es el fun­cio­na­rio de más al­to ran­go del par­ti­do, y fue el pri­me­ro en ex­pre­sar ayer sus du­das so­bre la can­di­da­tu­ra del mag­na­te.

Pe­ro no fue el úni­co. Bill Acht­me­yer, fun­da­dor de la con­sul­to­ra Part­he­non Group, con se­de en Bos­ton, di­jo a Reuters que era uno de los que con­si­de­ra­ba vo­tar por Clin­ton. “Si pue­de mo­ver­se ha­cia el cen­tro y pen­sar de for­ma tan crea­ti­va y re­fle­xi­va co­mo su ma­ri­do (...) Se­gún lo que sé hoy, se­ría muy di­fí­cil pa­ra mí no vo­tar por Hi­llary fren­te a lo que de­fien­de Trump”, di­jo Acht­me­yer, que ha do­na­do US$200.000 a re­pu­bli­ca­nos en la úl­ti­ma dé­ca­da.

Otro do­nan­te re­pu­bli­cano, Da­vid Beigh­tol, cu­yo lobby en Was­hing­ton re­cau­dó di­ne­ro pa­ra la cam­pa­ña del ex go­ber­na­dor de Flo­ri­da Jeb Bush, di­jo Es­to re­pre­sen­ta lo que Es­ta­dos Uni­dos se ha en­deu­da­do con bo­nos del Te­so­ro.

a Reuters que se in­cli­na­ba a vo­tar por Trump por­que no po­día res­pal­dar a Clin­ton. “Aún no he lle­ga­do a eso, pe­ro no ten­go mu­chas op­cio­nes”, di­jo Beigh­tol.

En la ma­yor par­te de los ci­clos elec­to­ra­les, los afi­lia­dos y afi­nes al par­ti­do rá­pi­da­men­te cie­rran fi­las en torno a los can­di­da­tos cuan­do se ase­gu­ran la no­mi­na­ción. Pe­ro en el ca­so de Trump, su cam­pa­ña po­co or­to­do­xa y su fal­ta de ex­pe­rien- — “Do­nald Trump no va a ga­nar”, así de ca­te­gó­ri­ca fue Nancy Pe­lo­si, la lí­der de­mó­cra­ta de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes de EEUU, que vi­si­tó ayer nues­tro país jun­to a una am­plia de­le­ga­ción del Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se pa­ra re­unir­se con la pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let.

Con­sul­ta­da por el pre­sen­te po­lí­ti­co de su país, la con­gre­sis­ta por Ca­li­for­nia no ti­tu­beó al ase­gu­rar que “el pró­xi­mo Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos va a ser una mu­jer”, cia en el Go­bierno, han de­ja­do di­vi­di­do al par­ti­do.

Trump ha pro­me­ti­do de­por­tar a in­mi­gran­tes ile­ga­les y cons­truir un mu­ro a lo largo de la fron­te­ra me­xi­ca­na. Tam­bién di­jo que prohi­bi­ría tem­po­ral­men­te a los mu­sul­ma­nes en­trar en el país pa­ra com­ba­tir el te­rro­ris­mo.

Por su par­te, los ex pre­si­den­tes re­pu­bli­ca­nos Geor­ge H.W. Bush y Geor­ge W. Bush no pre­vén apo­yar a nin­gún can­di­da­to en la ca­rre­ra a la Ca­sa Blan­ca es­te año, di­jo su por­ta­voz al Te­xas Tri­bu­ne.

Ayer se di­fun­dió un es­tu­dio del Cen­tro de Es­tu­dios Ame­ri­can Ac­tion Fo­rum, que di­jo que si el as­pi­ran­te re­pu­bli­cano lle­ga­ra a la pre­si­den­cia de EEUU y cum­plie­ra su pro­me­sa de de­por­tar a los in­mi­gran- en re­fe­ren­cia a Hi­llary Clin­ton, en­tu­sias­mo que re­pi­tió a la ho­ra de ha­cer ba­lan­ces de la ad­mi­nis­tra­ción de su co­rre­li­gio­na­rio Ba­rack Oba­ma.

“Su le­ga­do se­rá ha­ber es­ta­ble­ci­do un se­gu­ro ase­qui­ble, sa­car­nos de una re­ce­sión eco­nó­mi­ca, la re­duc­ción del dé­fi­cit y del des­em­pleo. Su le­ga­do es mag­ni­fi­co, e in­clu­ye la pro­tec­ción del pla­ne­ta con el acuer­do de Pa­rís”, in­di­có.

De to­das ma­ne­ras, Pe­lo­si re­co­no­ció que que­dan un sin­fín de asun­tos en los que tra­ba­jar, apun­tan­do par­ti­cu­lar­men­te a las ta­reas pen­dien­tes del Ca­pi­to­lio en ma­te­rias de se­gu­ri­dad, mi­gra­ción, re­gu­la­ción de la te­nen­cia de ar­mas, eco­no­mía, en­tre otras. “Son mu- tes in­do­cu­men­ta­dos ten­dría un im­pac­to de 2% en el PIB de la na­ción.

Se­gún las es­ta­dís­ti­cas del go­bierno, de los 11 mi­llo­nes de in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos que vi­ven en EEUU, 6,8 mi­llo­nes es­tán em­plea­dos en agri­cul­tu­ra, cons­truc­ción y ho­te­le­ría. Ex­pul­sar del país a es­tos in­mi­gran­tes irre­gu­la­res po­dría dis­mi­nuir en­tre US$ 381.500 mi­llo­nes y US$ 623.200 mi­llo­nes la pro­duc­ción del sec­tor pri­va­do, se­gún el es­tu­dio. Do­nald Trump di­jo que la sa­li­da de Ja­net Ye­llen de la pre­si­den­cia de la Re­ser­va Fe­de­ral de EEUU se de­be­ría, bá­si­ca­men­te, a que ella no es re­pu­bli­ca­na. chos los te­mas por ver, to­dos re­la­cio­na­dos con im­pul­sar la eco­no­mía, pro­te­ger a nues­tra gen­te y re­co­no­cer que so­mos una na­ción de mi­gran­tes”.

Por otra par­te, la lí­der de­mó­cra­ta so­lo tu­vo elo­gios pa­ra nues­tro país y pa­ra el li­de­raz­go de Mi­che­lle Ba­che­let. “Fe­li­ci­ta­mos a la pre­si- Trump ex­pli­có que de­be­rá ha­cer fren­te a una deu­da pú­bli­ca de US$19 billones y aler­tó de un po­si­ble de­fault. den­ta por las re­for­mas que ha con­se­gui­do. No­so­tros es­ta­mos con­ven­ci­dos de que cual­quie­ra sean los mé­ri­tos de un tra­ta­do co­mer­cial, si quie­res que be­ne­fi­cien a to­dos, tie­nes que to­mar ac­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en tu país pa­ra con­se­guir­lo”, se­ña­ló con­sul­ta­da por PUL­SO so­bre sus aná­li­sis de las re­for­mas y

el im­pac­to de és­tas en el cli­ma eco­nó­mi­co.

En La Mo­ne­da, la par­la­men­ta­ria es­ta­dou­ni­den­se tra­tó te­mas de co­la­bo­ra­ción bi­la­te­ral, en áreas co­mer­cia­les y eco­nó­mi­cas. “Fue una ex­ce­len­te reunión. Vi­ni­mos a Chi­le por el gran res­pe­to que le te­ne­mos a es­te país y a su Pre­si­den­ta. El pro­pó­si­to del via­je era ha­blar so­bre se­gu­ri­dad y le agra­de­ci­mos a la Pre­si­den­ta la co­la­bo­ra­ción que ha exis­ti­do en­tre am­bos paí­ses en la ma­te­ria. Tam­bién ha­bla­mos so­bre eco­no­mía y el TPP, te­mas de mi­gra­ción y có­mo afec­ta a es­te he­mis­fe­rio, la amis­tad en­tre nues­tros paí­ses y los éxi­tos de nues­tro tra­ta­do co­mer­cial”.

Res­pec­to al Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca, del que par­ti­ci­pan Chi­le, Es­ta­dos Uni­dos y otros 10 paí­ses de Amé­ri­ca y Asia, se­ña­ló que aho­ra so­lo que­da es­pe­rar la de­ter­mi­na­ción de los res­pec­ti­vos con­gre­sos. “Aho­ra les to­ca a los par­la­men­ta­rios leer y apren­der lo que efec­ti­va­men­te es­tá en el pro­yec­to de ley”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.