Chi­le y la pa­ri­dad de gé­ne­ro,

Pulso - - Portada - por Te­re­sa Oli­va

LA PA­RI­DAD de gé­ne­ro se en­cuen­tra den­tro de las diez ini­cia­ti­vas de los desafíos glo­ba­les del World Eco­no­mic Fo­rum (WEF, por su si­gla en in­glés), es­to en el en­ten­di­do de que el cre­ci­mien­to de las na­cio­nes de­pen­de, en­tre otros fac­to­res, de có­mo es­tas son ca­pa­ces de edu­car e in­te­grar sus ta­len­tos, sien­do el ta­len­to fe­me­nino la mi­tad de la fuer­za de tra­ba­jo dis­po­ni­ble a ni­vel mun­dial, y el uso efi­cien­te de es­te im­por­tan­te pool de ta­len­tos un fac­tor pa­ra el cre­ci­mien­to, la pros­pe­ri­dad y la com­pe­ti­ti­vi­dad. De acuer­do con ese or­ga­nis­mo, mien­tras la bre­cha de gé­ne­ro en par­ti­ci­pa­ción en las áreas de sa­lud y edu­ca­ción se ha ce­rra­do glo­bal­men­te, 96% y 93% res­pec­ti­va­men­te, en el ám­bi­to eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co la bre­cha so­lo lle­ga a ce­rrar­se un 60% y un 21%, res­pec­ti­va­men­te. Las ci­fras de­mues­tran que es­te asun­to so­bre la pa­ri­dad de gé­ne­ro, a ni­vel glo­bal, de­be ser re­suel­to cuan­to an­tes. Una vez más pa­re­ce que­dar de ma­ni­fies­to que, pa­ra lo­grar­lo, se re­quie­re de un es­fuer­zo con­cer­ta­do por par­te de las em­pre­sas, los go­bier­nos y, por so­bre to­do, de la sociedad ci­vil. Ejem­plos de co­la­bo­ra­ción en­tre el sec­tor pú­bli­co y pri­va­do han si­do, por ejem­plo, Tur­quía y Ja­pón. Nues­tro país ocu­pa el lu­gar 73 de un to­tal de 145 paí­ses (se­gún el úl­ti­mo re­por­te del WEF) en tér­mi­nos de pa­ri­dad de gé­ne­ro, eva­lua­da en tér­mi­nos de par­ti­ci­pa­ción eco­nó­mi­ca y opor­tu­ni­da­des, ac­ce­so edu­ca­cio­nal, sa­lud y so­bre­vi­ven­cia, y em­po­de­ra­mien­to po­lí­ti­co, sien­do la par­ti­ci­pa­ción eco­nó­mi­ca y opor­tu­ni­da­des y el em­po­de­ra­mien­to po­lí­ti­co los as­pec­tos con peo­res pun­ta­jes. A ni­vel re­gio­nal, de un to­tal de 26 paí­ses (Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be), Chi­le ocu­pa el lu­gar 16. Un tris­te si­tial, di­fí­cil de de­jar cuan­do no exis­ten po­lí­ti­cas pú­bli­cas cla­ras y avan­ces con­cre­tos que apun­ten a ese ob­je­ti­vo. Aún se es­pe­ran los re­sul­ta­dos de la re­for­ma del sis­te­ma bi­no­mi­nal que es­ta­ble­ce cuo­tas de gé­ne­ro, así co­mo la obli­ga­to­rie­dad de que las em­pre­sas in­for­men en su me­mo­ria anual el nú­me­ro de di­rec­to­res y ge­ren­tes, por gé­ne­ro, que re­por­ten a la ge­ren­cia ge­ne­ral o al directorio. To­do in­su­fi­cien­te si se tra­ta de ini­cia­ti­vas ais­la­das y no im­pul­sa­das en for­ma mi­nis­te­rial y coor­di­na­da, y don­de, la­men­ta­ble­men­te, se ha sen­ti­do la au­sen­cia del Eje­cu­ti­vo.

La au­to­ra es so­cia de KPMG.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.