Ofi­cia­lis­mo cuestiona a ex Pre­si­den­te Pi­ñe­ra

Pulso - - Actualidad&Politica -

La de­fi­ni­ción so­bre qué pos­tu­ra adop­tar an­te el pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te ge­ne­ra ten­sio­nes en el blo­que.

Alberto Es­pi­na, en­tre­gue a las di­rec­ti­vas de Chi­le Va­mos el do­cu­men­to en el que han ve­ni­do tra­ba­jan­do por seis me­ses, y que con­tie­ne al me­nos 70 me­di­das de cam­bios al ac­tual tex­to cons­ti­tu­cio­nal.

El do­cu­men­to pro­po­ne un Es­ta­do sub­si­da­rio y so­li­da­rio, y con­sa­gra, en­tre otros, el de­re­cho a la reha­bi­li­ta­ción y pro­tec­ción a las víc­ti­mas.

Tam­bién pro­po­ne me­di­das pa­ra ate­nuar el po­der del ré­gi­men pre­si­den­cial y plan­tea ini­cia­ti­vas co­mo la au­to­no­mía de ser­vi­cios pú­bli­cos, al­go que fue ce­le­bra­do ayer por el ti­mo­nel UDI, Her­nán La­rraín.

La pro­pues­ta que se en­tre­ga­rá el jueves se su­ma a las ini­cia­ti­vas im­pul­sa­das por el ex Pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra du­ran­te es­te fin de se­ma­na y an­te­rior­men­te el se­na­dor Alla­mand, que re­me­mo­ra a gran­des ras­gos el do­cu­men­to im­pul­sa­do por RN y la DC en 2012, en la pre­si­den­cia de Car­los La­rraín.

Así las co­sas, a par­tir del tex­to de la co­mi­sión y las otras ini­cia­ti­vas que fue­ron pre­sen­ta­das de for­ma pa­ra­le­la, se ini­cia­rá un pro­ce­so de dis­cu­sión en las pró­xi­mas se­ma­nas (a ni­vel de ban­ca­das, con­se­jo po­lí­ti­co del blo-

Ayer el ofi­cia­lis­mo sa­lió al pa­so de las crí­ti­cas del ex Pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra al pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te y una su­pues­ta fal­ta de ga­ran­tías del pro­ce­so. En es­te sen­ti­do, el vo­ce­ro Mar­ce­lo Díaz di­jo: “Creo que es­tá mal in­for­ma­do (Pi­ñe­ra)”, por­que “si­gue re­pi­tien­do al­gu­nas co­sas que ya que­da­ron des­vir­tua­das, co­mo, por ejem­plo, que el

que y en re­gio­nes) que ter­mi­na­rá con la re­dac­ción de una pro­pues­ta de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal que se­rá pre­sen­ta­da al Con­gre­so a fin de año, tras las mu­ni­ci­pa­les.

El tra­ba­jo pa­ra un tex­to pa­ra­le­lo no es el que ha ten­sio­na­do la in­ter­na del sec­tor, sino la par­ti­ci­pa­ción del blo­que. Más allá de Evó­po­li (que re­sol­vió no só­lo ser par­te, sino im­pul­sar un cen­te­nar de ca­bil­dos y par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te de ellos) exis­ten dos mar­ca­das pos­tu­ras: quie­nes han in­sis­ti­do en que par­ti­ci­par del pro­ce­so que lle­va ade­lan­te La Mo­ne­da es le­gi­ti- Go­bierno eli­gió a los fa­ci­li­ta­do­res y que­dó cla­ro en la co­mi­sión de Cons­ti­tu­ción del Se­na­do que no tu­vo in­je­ren­cia”. En ese sen­ti­do, Díaz afir­mó que “con el me­jor de los áni­mos, le di­go al ex Pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra que te­ne­mos to­da la dis­po­si­ción del mun­do de en­tre­gar­le to­da la in­for­ma­ción” y “si él lo es­ti­ma per­ti­nen­te, me pue-

mar­lo y que hay que man­te­ner­se al mar­gen, y los que creen que es inevi­ta­ble, y que la fis­ca­li­za­ción es una bue­na for­ma de ha­cer­se par­te de un pro­ce­so en el cual man­tie­nen mu­chas crí­ti­cas.

Es RN el par­ti­do que más evi­den­cia es­tos ro­ces. Par­la­men­ta­rios del “pi­ñe­ris­mo” , co­mo Ni­co­lás Monc­ke­berg, han co­mul­ga­do con la idea de dar un pa­so al cos­ta­do, mis­ma pos­tu­ra en la que es­tá el se­na­dor Alla­mand. En con­tra­po­si­ción, Ma­nuel Jo­sé Os­san­dón se en­cuen­tra con­vo­can­do par­la­men­ta­rios afi­nes pa­ra in­cen­ti­var la parti- do re­unir con él cuan­do quie­ra pa­ra con­tar­le exac­ta­men­te to­dos los an­te­ce­den­tes del pro­ce­so cons­ti­tu­yen­te”. La se­na­do­ra y pre­si­den­ta del PS, Isa­bel Allen­de, le ba­jó el per­fil a los cues­tio­na­mien­tos del ex man­da­ta­rio, y afir­mó que “ellos (opo­si­ción) es­tán ha­ce ra­to en una cam­pa­ña de des­ca­li­fi­car, de no par­ti­ci­par”.

ci­pa­ción, pe­se a las crí­ti­cas, y así po­der fis­ca­li­zar.

Des­de la di­rec­ti­va, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral Ma­rio Des­bor­des di­jo en una co­lum­na en “El Mu­ro” que “pa­ra va­riar nues­tra es­tra­te­gia del aves­truz fue un desas­tre” y que “una vez más, por la es­tra­te­gia de la ne­ga­ción de la reali­dad, lle­ga­mos tar­de a ese de­ba­te”. Y es que exis­te con­cien­cia de los bue­nos nú­me­ros que la nue­va Cons­ti­tu­ción tie­ne en las en­cues­tas, por lo que es con­tra­pro­du­cen­te “ir con­tra la co­rrien­te” en un pro­ce­so ya en mar­cha, más aún en año elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.