Bra­sil: Cá­ma­ra in­ten­ta sin éxi­to anu­lar jui­cio po­lí­ti­co, a2 días de la vo­ta­ción del Se­na­do

El Bo­ves­pa ca­yó y el real se de­pre­ció, mien­tras el Se­na­do des­co­no­ció la de­ci­sión del pre­si­den­te de la Cá­ma­ra, y ase­gu­ró que la vo­ta­ción se man­ten­drá ma­ña­na en el Se­na­do. Ana­lis­tas man­tie­nen su pos­tu­ra: Rous­seff sal­drá del go­bierno es­ta se­ma­na.

Pulso - - Actualidad&Politica - PAULA NAMUR Y. Se reali­zó en el mar­co de uno de la “Ope­ra­ción Ze­lo­tes”, uno de los ma­yo­res sis­te­mas de eva­sión fis­cal de Bra­sil.

—En Bra­sil cual­quier co­sa pue­de pa­sar. Esa es la per­cep­ción de los ana­lis­tas an­te los acon­te­ci­mien­tos po­lí­ti­cos de los úl­ti­mos me­ses. Por­que si la se­ma­na pa­sa­da el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Eduar­do Cun­ha, fue suspendido tem­po­ral­men­te del car­go por el Su­pre­mo Tri­bu­nal Fe­de­ral, pa­ra con­ti­nuar con una in­ves­ti­ga­ción en un pro­ce­so de co­rrup­ción, ayer quien lo re­em­pla­zó co­mo in­te­ri­no, Wal­dir Ma­ran­hão, de­ci­dió aco­ger la so­li­ci­tud de la de­fen­sa de la pre­si­den­ta Dil­ma Rous­seff y anu­lar el pro­ce­so en la Cá­ma­ra. Sin em­bar­go, a las po­cas ho­ras, el pre­si­den­te del Se­na­do de­ci­dió ig­no­rar su re­so­lu­ción y con­ti­nuar con el pro­ce­so tal co­mo es­ta­ba pro­nos­ti­ca­do, pa­ra vo­tar ma­ña­na en el pleno del Se­na­do.

Cer­ca del me­dio­día de ayer, el pre­si­den­te in­te­ri­no de la Cá­ma­ra anu­ló la vo­ta­ción del do­min­go 17 de abril, co­man­da­da por Eduar­do Cun­ha, quien la se­ma­na pa­sa­da fue apar­ta­do del car­go de pre­si­den­te de la Cá­ma­ra. Ma­ran­hão pi­dió vo­tar nue­va­men­te en un pla­zo má­xi­mo de cin­co se­sio­nes, alu­dien­do a erro­res de pro­ce­di­mien­to en la vo­ta­ción en que se acep­ta­ron los car­gos pa­ra en­jui­ciar a la man­da­ta­ria.

Al co­no­cer­se la no­ti­cia, la pre­si­den­ta Rous­seff, que en ese mo­men­to es­ta­ba en un ac­to en el pa­la­cio pre­si­den­cial, fue ova­cio­na­da por sus se­gui­do­res. “Fue acep­ta­da una ape­la­ción, así que el pro­ce­so ha si­do suspendido”, di­jo du­ran­te el ac­to. “No es ofi­cial y no co­noz­co las con­se­cuen­cias, así que sea­mos cau­tos”, ad­vir­tió la man­da­ta­ria.

Los mer­ca­dos reac­cio­na­ron rá­pi­da­men­te. El real se de­pre­ció 4% fren­te al dó­lar y el Bo­ves­pa ce­dió 3%, lue­go de que vol­vie­ra la in­cer­ti­dum­bre so­bre el pro­ce­so. La se­sión de ma­ña­na ha­bía al­can­za­do a sus­pen­der­se.

Las reac­cio­nes no tar­da­ron en lle­gar. El mi­nis­tro del Su­pre­mo Tri­bu­nal Fe­de­ral (STF), Gil­mar Men­des, ase­gu­ró ayer que la de­ci­sión de anu­lar la se­sión del im­peach­ment só­lo sir­ve pa­ra “ge­ne­rar tu­mul­to” en un es­ce­na­rio de “ano­ma­lía com­ple­ta” que vi­ve el país. “Bra­sil es­tá vi­vien­do una gran con­fu­sión en un cua­dro de enor­me desin­te­li­gen­cia. Ya no exis­te la po­si­bi­li­dad de ha­cer esa anu­la­ción”, di­jo du­ran­te un ac­to en Cuia­bá. “El pre­si­den­te de la Cá­ma-

¿Qué pa­só? Ayer el pre­si­den­te in­te­ri­no de la Cá­ma­ra de Dipu­tados de Bra­sil, Wal­dir Ma­ran­hão, de­ci­dió anu­lar el jui­cio po­lí­ti­co con­tra la Pre­si­den­ta, una de­ci­sión que fue ig­no­ra­da por el Se­na­do, cu­yo pre­si­den­te de­ci­dió man­te­ner el pro­ce­so tal co­mo es­ta­ba pla­ni­fi­ca­do, es de­cir, man­te­ner la vo­ta­ción so­bre el im­peach­ment ma­ña­na en el pleno del Se­na­do.

¿Qué con­se­cuen­cias tie­ne? Co­mo con­se­cuen­cia, se es­pe­ra que la Pre­si­den­ta Rous­seff aban­do­ne el car­go de ma­ne­ra tem­po­ral es­ta se­ma­na, y lo de­je en ma­nos del ac­tual vi­ce­pre­si­den­te, Mi­chel Te­mer, quien ya es­tá pre­pa­ran­do su ga­bi­ne­te. —La po­li­cía bra­si­le­ña de­tu­vo ayer al ex mi­nis­tro de Ha­cien­da, Gui­do Man­te­ga, pa­ra in­te­rro­gar­lo en el mar­co de una in­ves­ti­ga­ción so­bre frau­de fis­cal y pa­go de so­bor­nos. Man­te­ga fue de­te­ni­do pa­ra ser in­te­rro­ga­do en Sao Pau­lo en el mar­co de la in­ves­ti­ga­ción lla­ma­da “Ope­ra­ción Ze­lo­tes”, so­bre uno de los ma­yo­res sis­te­mas de eva­sión fis­cal de Bra­sil. ra no dis­po­ne de ese po­der uni­la­te­ral y la ma­te­ria no po­dría ser ar­chi­va­da o anu­la­da por el ple­na­rio, que es so­be­rano, por­que ya es­tá en­tre­ga­da al Se­na­do”, sos­tu­vo Men­des.

Por su par­te, el pre­si­den­te suspendido de la Cá­ma­ra, Eduar­do Cun­ha, afir­mó que con la de­ci­sión del pre­si­den­te in­te­ri­no de la Cá­ma­ra de sus­pen­der el pro­ce­so de im­peach­ment, “co­mien­za a en­ten­der” los mo­ti­vos que lle­va­ron al Tri­bu­nal Fe­de­ral a sa­car­lo del car­go, de acuer­do con el dia­rio Es­ta­dão.

Sin em­bar­go, ho­ras más tar­de, el pre­si­den­te del Se­na­do, Re­nan Cal­hei­ros, de­ci­dió man­te­ner to­do tal co­mo es­ta­ba y rea­li­zar la vo­ta­ción ma­ña­na, ca­li­fi­can­do de un “jue­go con la de­mo­cra­cia” la de­ci­sión de Ma­ran­hão. “Acep­tar ese jue­go con la de­mo­cra­cia se­ría com­pro­me­ter­se con el atra­so del pro­ce­so. No le ca­be al pre­si­den­te del Se­na­do de­cir

Man­te­ga fue lle­va­do a de­cla­rar ba­jo la fór­mu­la le­gal de de­ten­ción coer­ci­ti­va, la mis­ma que uti­li­zó la Po­li­cía Fe­de­ral pa­ra in­te­rro­gar al ex pre­si­den­te Lu­la da Sil­va en mar­zo.

Los in­ves­ti­ga­do­res ana­li­zan mo­vi­mien­tos sos­pe­cho- que un pro­ce­so es jus­to o in­jus­to”, di­jo Cal­hei­ros.

Jo­sé Eduar­do Car­do­zo, abo­ga­do ge­ne­ral de la Unión -y quien re­pre­sen­ta la de­fen­sa de la man­da­ta­ria- re­co­no­ció ha­ber con­ver­sa­do con Ma­ran­hão an­tes de de­ci­dir anu­lar la vo­ta­ción de im­peach­ment.

Así, Ma­ran­hão pue­de ser so­me­ti­do al co­mi­té de éti­ca con lo cual po­dría in­clu­so ser ex­pul­sa­do de la Cá­ma­ra.

Res­pues­ta del mer­ca­do. Al cie­rre de la jor­na­da, el Bo­ves­pa re­du­jo las pér­di­das ini­cia­les al ter­mi­nar ca­yen­do 1,41%. Por su par­te, el real ca­yó 0,41%. “Las pro­ba­bi­li­da­des si­guen es­tan­do muy in­cli­na­das ha­cia la op­ción de que la Pre­si­den­ta Rous­seff sea re­mo­vi­da de su car­go. No obs­tan­te, es­to sub­ra­ya el pun­to que he­mos es­ta­do plan­tean­do ha­ce un tiem­po de que es po­co pro­ba­ble que la tran­si­ción ha­cia un go­bierno más ami­ga­ble sos en el Con­se­jo Ad­mi­nis­tra­ti­vo de Re­cur­sos Fis­ca­les (CARF), or­ga­nis­mo re­la­cio­na­do al mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, que ana­li­za re­cur­sos de mul­tas de gran­des con­tri­bu­yen­tes. Se­gún la in­ves­ti­ga­ción, com­pra­ban pro­yec­tos de ley du­ran­te el man­da­to de Lu­la y ma­ni­pu­la­ban las de­ci­sio­nes del CARF. El frau­de ha­bría si­do por 19 mil mi­llo­nes de reales (US$5.300 mi­llo­nes).

Se­gún el pe­rió­di­co Fol­ha de Sao Pau­lo, no es la úni­ca acu­sa­ción que en­fren­ta el ex mi­nis­tro de Ha­cien­da. Mar­ce­lo Ode­brecht, ex pre­si­den- Los se­gu­ros con­tra el ries­go de un im­pa­go en Bra­sil (CDS) ca­ye­ron le­ve­men­te, lle­gan­do a 347,498 pun­tos. te de la cons­truc­to­ra Ode­brecht, quien es­tá de­te­ni­do des­de no­viem­bre del año pa­sa­do en el es­cán­da­lo La­va Ja­to, acu­sa a Man­te­ga de pre­sio­nar a em­pre­sa­rios pa­ra ha­cer do­na­cio­nes a la cam­pa­ña elec­to­ral de Dil­ma Rous­seff en 2014.

Es la se­gun­da con­fe­sión que vin­cu­la a Man­te­ga con su­pues­tos ac­tos de co­rrup­ción en la cam­pa­ña pre­si­den­cial. Mó­ni­ca Mou­ra, es­po­sa de Joao San­ta­na (ex je­fe de cam­pa­ña de Rous­seff y de Lu­la) lo acu­só de in­ter­me­diar en pa­gos irre­gu­la­res en la cam­pa­ña de 2014. con los mer­ca­dos ba­jo un go­bierno del vi­ce­pre­si­den­te Te­mer sea suave y que la reac­ción del go­bierno del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res sea sus­tan­cial”, es­cri­bió Neil Shea­ring, eco­no­mis­ta pa­ra mer­ca­dos emer­gen­tes en Ca­pi­tal Eco­no­mics. “No ha­ce fal­ta de­cir que los mer­ca­dos se han ate­mo­ri­za­do. Al­gu­nas de las es­pe­ran­zas del mer­ca­do de una rá­pi­da tran­si­ción que se han in­ter­na­li­za­do aho­ra pa­re­cen es­tar des­va­ne­cién­do­se”, agre­gó.

Ri­car­do Ri­bei­ro, ana­lis­ta po­lí­ti­co de la con­sul­to­ra bra­si­le­ña MCM Con­sul­to­res As­so­cia­dos, ase­gu­ra que la de­ci­sión del pre­si­den­te in­te­ri­no de la Cá­ma­ra no cam­bia­rá na­da. “La vo­ta­ción pro­gra­ma­da pa­ra el miércoles en el Se­na­do se man­tie­ne. Pue­de que exi­jan a la Cor­te Su­pre­ma pro­nun­ciar­se so­bre el he­cho. Pe­ro du­do mu­cho que la de­ci­sión de la Cor­te sea en con­tra del im­peach­ment”, di­jo a PUL­SO des­de Sao Pau­lo.

Thiago de Ara­gao, Di­rec­tor de Es­tra­te­gia de Arko Ad­vi­ce, en Bra­si­lia, coin­ci­de en es­to. “Nun­ca ha­bía pa­sa­do, no tie­ne la pre­rro­ga­ti­va. El

Mo­vi­mien­tos pro y an­ti Dil­ma se rea­li­za­ron ayer en va­rias ciu­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.