Las nue­vas tec­no­lo­gías de pa­go que po­dría traer la pró­xi­ma li­ci­ta­ción del Tran­san­tia­go

La re­no­va­ción del sis­te­ma de trans­por­te de San­tia­go po­dría au­men­tar las al­ter­na­ti­vas de pa­go e in­clu­so, in­cor­po­rar a los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes.

Pulso - - Especiales - DA­NIEL FA­JAR­DO C.

—Al­go que pa­re­ce tan sim­ple como la tar­je­ta bip! po­see una gran desa­rro­llo in­for­má­ti­co por detrás. Si a es­to le su­ma­mos to­dos los sis­te­mas de re­co­lec­ción de da­tos y mo­ni­to­reo on­li­ne tan­to de bu­ses como de las lí­neas de Me­tro, que­da cla­ro que sin tec­no­lo­gía, el Tran­san­tia­go no po­dría ope­rar.

Por es­to, el 2018 se­rá un año fun­da­men­tal, no só­lo por­que se­rá la nueva li­ci­ta­ción del sis­te­ma de trans­por­te ca­pi­ta­lino (ade­más del lan­za­mien­to de las lí­neas 3 y 6 del Me­tro), sino por­que los san­tia­gui­nos po­dre­mos ser tes­ti­gos de nue­vas tec­no­lo­gías que in­cor­po­ra­rá es­te sis­te­ma de trans­por­te.

Pa­ra Jo­sé Or­lan­di­ni, ge­ren­te cor­po­ra­ti­vo de la Di­vi­sión Ser­vi­cios TI de SON­DA, ac- tual­men­te los sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos que so­por­tan el Tran­san­tia­go son to­tal­men­te cen­tra­dos en la fun­ción que cum­plen. “Pero la idea es que a fu­tu­ro, ten­gan al usua­rio al cen­tro, uni­fi­can­do la vi­sión que una per­so­na tie­ne de to­dos los sis­te­mas de trans­por­te con los que se pue­de des­pla­zar por la ciudad”, di­ce Or­lan­di­ni.

Es­to in­clui­ría va­rios ele­men­tos como el au­to­mó­vil, es­ta­cio­na­mien­tos, bi­ci­cle­tas, via­jes a pie, trans­por­te pú­bli­co y pri­va­do, car­poo­ling, ta­xis, Uber, Ca­bify y otros me­dios, in­cor­po­ran­do da­tos de trá­fi­co, pre­cios de ca­rre­te­ras ur­ba­nas e ín­di­ces de con­ta­mi­na­ción y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

Pero se­gún el Mi­nis­te­rio de Trans­por­tes, el no pa­go del pa­sa­je lle­gó al 26,8% el 2015, el más al­to des­de que se ini­ció el sis­te­ma (2007).

Por eso que una de las prin­ci­pa­les tec­no­lo­gías que ve­re­mos en los pró­xi­mos años de­be­ría ir por el uso de múl­ti­ples me­dios de pa­go. “Es cier­to que el pa­go con ce­lu­lar pue­den des­pla­zar el uso de to­do ti­po de tar­je­tas, pero cree­mos que eso de­mo­ra­rá aún al­gún tiem­po, por lo que en los pró­xi­mos años en Chi­le se se­gui­rá la ten­den­cia de in­cluir otras tar­je­tas que no son uti­li­za­das ex­clu­si­va­men­te pa­ra el pa­go de trans­por­te”, in­di­ca Or­lan­di­ni.

El eje­cu­ti­vo de Son­da se re­fie­re por ejem­plo a las tar­je­tas ban­ca­rias inalám­bri­cas (tec­no­lo­gía EMV, que ya va­rios ban­cos es­tán emi­tien­do en Chi­le), las que in­clu­yen tan­to a tar­je­tas de dé­bi­to como a tar­je­tas de cré­di­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.